La Guardia Civil impide el paso al litoral de Nueva Umbría

Un equipo de voluntarios de Ecologistas en Acción que intentaba evaluar los daños causado por el vertido de petróleo de CEPSA en la zona de inicio de la Flecha del Rompido ha comprobado con gran asombro que efectivos de la Guardia Civil impedían su paso a la zona.

Varios grupos de Ecologistas en Acción que visitan desde ayer los lugares con mayores posibilidades de verse afectados por la llegada de chapapote, denuncian la política oscurantista que está marcando las circunstancias de este vertido. Desde un inicio, las explicaciones de CEPSA han sido confusas tanto sobre las causas del vertido como sobre su magnitud e importancia. Los intentos de la administración gubernativa por minusvalorar y difuminar las dimensiones de las manchas de petróleo, que están terminando por abarcar varios kilómetros, y pueden terminar generando problemas a los ecosistemas marinos, afectando a peces, crustaceos y moluscos, culminan ahora con estas órdenes de no dejar pasar a los ecologistas a la zona más afectada, por lo que mucho nos tememos que se esté intentando ocultar el alcance real de los daños producidos al medio ambiente en esta parte del litoral onubense.

Ecologistas en Acción exige una total transparencia en las informaciones sobre el vertido, la identificación de los daños ambientales que haya producido, así como la exigencia de responsabilidades a CEPSA, que une esta agresión ambiental a las que ya contaba en su historial con vertidos en otros lugares como Campo de Gibraltar y Canarias.




Visitantes conectados: 363