Voto contrario a la ampliación del CTR con la construcción de un nuevo vertedero

El Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León aprobará mañana, en Valladolid, la construcción de un segundo vertedero en el CTR de San Justo de la Vega.

El representante de las organizaciones no gubernamentales de defensa del medio ambiente y miembro de Ecologistas en Acción, votará en contra por los siguientes motivos:

  1. Se va a autorizar la ampliación del vertedero sin que se haya notificado el trámite de audiencia a todos los interesados, limitando la participación real y efectiva de personas interesadas: particulares, organizaciones, juntas vecinales y ayuntamientos.
  2. En el Plan Integral de Residuos de Castilla y León la ampliación del CTR ni se planifica ni se presupuesta. Solo en las conclusiones se constata veladamente la necesidad de ampliar el vertedero de León, pero esa necesidad no se traslada el Programa de Medidas. Estamos ante un proyecto que no está contemplado en el plan autonómico de gestión y que por lo tanto incumple lo previsto en el RD de vertederos.
  3. Se han ignorado los episodios de contaminación del arroyo del valle de la Calzada, (receptor de las aguas residuales del CTR y vertedero asociado) que han sido denunciados públicamente y en las alegaciones presentadas. Y se ha mantenido el mismo sistema de tratamiento de aguas residuales en la autorización de vertido.
  4. En muchas de las alegaciones presentadas se denuncia que la actividad que viene realizando el CTR y que se prolongará con la presente autorización durante 13 años, incumple la legislación de residuos, la legislación de vertederos, y la planificación estatal de residuos, (PEMAR 2016-2022). Básicamente porque se elimina en el vertedero un alto porcentaje (un 70% según datos del promotor), del total de los residuos domiciliarios y comerciales que llegan al CTR: materia orgánica, papel/cartón, plásticos, vidrio, metales, madera, textil, cerámica, etc., y que tienen salidas prioritarias mediante la reutilización, el reciclaje y el compostaje.

A pesar de ello, estas alegaciones se han desestimado con el argumento de que no constituyen propiamente alegaciones a la ampliación del vertedero sino al modelo de gestión de los residuos y que por lo tanto no afectan al proyecto que se va a autorizar. Pensamos que el modelo de gestión debería condicionar las instalaciones y no viceversa.

En la respuesta dada a las alegaciones se asegura que “el diseño del vertedero no está afectado por los objetivos de reutilización ni reciclado” pero se admite que estos objetivos “afectarán a la vida útil de la infraestructura”, y lo harán, desde luego, acortándola como ya ha sucedido con el primer vaso de rechazos de San Román de la Vega. ¿Hasta cuándo piensan seguir despilfarrando el dinero público acortando, a sabiendas, la vida útil de infraestructuras que no se utilizan de forma adecuada?

Ecologistas en Acción seguirá denunciando la actual política de residuos que promueven la Junta de CyL y Gersul, una política inaceptable por sus impactos ambientales y por la enorme cantidad de recursos materiales y económicos que, en vez de servir al bien común y al interés general, se ponen a disposición de las grandes empresas que gestionan los residuos. Y seguirá exigiendo que se gestionen los residuos de acuerdo con el principio de jerarquía y con los objetivos de reciclaje y compostaje que marcan las leyes.




Visitantes conectados: 460