Dejen de autorizar los tratamientos aéreos para la mosca del olivo

Los tratamientos aéreos realizados en Sierra Norte de Cádiz muestran la incoherencia y falta de sensibilidad ambiental de la administración, anclada en un modelo agrícola productivista de resultados a corto plazo.

Ecologistas en Acción insta a la Consejería de Agricultura a que deje de autorizar los tratamientos aéreos y que inicie un programa para la puesta en marcha de medidas alternativas.

La Administración andaluza, por un lado disfraza de verde los Planes de Desarrollo Rural en Andalucía por exigencia de la Administración Europea con medidas para fomento de la biodiversidad, protección de las aves y Gestión Integrada Forestal, y por otro autoriza tratamientos aéreos en olivar y zonas forestales con productos muy peligrosos para las abejas.

Un ejemplo de esta doble moral se aprecia en los tratamientos aéreos contra la mosca del olivo que se han realizado a finales de septiembre en los municipios de la Sierra de Cádiz. Se envió un aviso sobre las fumigaciones que iban a comenzar el pasado 26 de septiembre en los municipio de Algodonales, Zahara de la Sierra y Olvera, continuando por el resto de municipios de la sierra de Cádiz y Pruna “si procede”.

Mientras en otros países europeos se teme por las abejas dado que como polinizadores son determinantes de la supervivencia de la agricultura, en España se las diezma mediante tratamientos aéreos que se autorizan como única alternativa y con una mentalidad productivista que busca resultados a corto plazo.

La ineficacia del método de tratamiento aéreo y de la aplicación de la Gestión Integrada de Plagas tiene un efecto devastador sobre la biodiversidad y su cara más visible es la elevada mortandad de polinizadores y abejas, ya que las derivas de los tratamientos aéreos son elevadas aunque se realice los tratamientos por bandas; los productos que se utilizan tienen una persistencia de varias semanas y actúan por contacto e ingestión.

Los tratamientos aéreos realizados en el olivar en la Sierra Norte de Cádiz y en la Sierra de Segura, pone de manifiesto la falta de rigor en la implantación de la Gestión Integrada de Plagas que viene recogida en el Real Decreto 1311/2012. No se promueve la puesta en marcha de programas alternativos y técnicamente viables. Un ejemplo sería el reparto de trampas para trampeo masivo, tal y como se realiza, por ejemplo, en la Comunidad Valenciana.

Desde Ecologistas En Acción consideramos que la única manera de restablecer la biodiversidad de aves, polinizadores y entomofauna en zonas agrícolas, es mediante la generalización de métodos biológicos para el control de plagas.

Las medidas para reducir la incidencia de determinadas plagas en fincas de olivar que no requieren un asesoramiento, se han limitado a recomendaciones que quedan escritas en las Guías de Gestión Integradas de plagas y que no están accesibles para la mayoría de los agricultores que no usan internet como medio de consulta.

Estas medidas no se llevaran a cabo de manera generalizada mientras que se autoricen los tratamientos aéreos ya que no se establece como requisito la implementación previa de estrategias y medidas alternativas como son:

- Que se modifique la estrategia de control de la plaga, que está basada en el modelo Dacus, mediante el cual se determina el momento de abordar la plaga, cuando el nivel de población de mosca se encuentra en crecimiento exponencial y ya es demasiado tarde para un control efectivo de la población mediante métodos alternativos a los tratamientos aéreos. Que se -Adoptar una estrategia de gestión de la plaga, que incida sobre la población de mosca del olivo en aquellos momentos del ciclo biológico donde los efectivos son más reducidos.

- Trampeo masivo mediante trampas tipo “Olipe” u otras que sean eficaces, colocadas en el inicio de primavera.

- Establecimiento de reservorios de biodiversidad.

- Creación de zonas de reservas de la abundante fauna auxiliar que depreda o parasita a la mosca del olivo en sus distintas fases.

- Medidas para disminuir la población de mosca del olivo de verano, mediante el uso de hongos entomopatógenos aplicados al suelo en el invierno.

- Utilización de métodos biológicos con insecticidas como caolín, Beauveria Bassiana.




Visitantes conectados: 291