Mala gestión y vertidos ilegales en la Planta de Tratamiento de Residuos de Almagro

Ecologistas en Acción ha dirigido al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Ciudad Real escrito de denuncia por hechos muy graves que atentan contra el medio ambiente en la Planta de Tratamiento de Residuos de Almagro.

En el escrito de denuncia que se acompaña de abundante material documental y gráfico, la asociación pone en conocimiento del Seprona que recientemente se han realizado vertidos de residuos líquidos no autorizados en el nuevo vaso de vertido de la planta de Almagro, así como la mala gestión de los residuos que llegan a la planta.

En concreto los residuos líquidos vertidos provienen de la limpieza de fosas sépticas y de instalaciones industriales, tal y como se puede comprobar en las fotos que acompañan la denuncia, y que muestran como camiones cuba proceden al vertido directo de esos líquidos en el vaso del vertedero.

El vertido de residuos líquidos en vertederos está expresamente prohibido por el artículo 5.3 del Real Decreto 1481/2001 por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero, extremo que recoge la autorización ambiental integrada de la planta emitida en 2010 por la Junta de Comunidades no admitiéndose “residuos de carácter líquido o fangos y lodos que presenten una humedad superior al 40% en peso” (punto 4.6 Condiciones generales para el tratamiento de residuos no peligrosos, pág. 42.361, Diario Oficial Castilla-La Mancha de 17/09/2010).

Camión cuba haciendo vertidos ilegales en el centro de tratamiento de Almagro

Además, si esos líquidos provinieran de instalaciones industriales pudieran ser residuos peligrosos, incumpliéndose las condiciones de entrada de residuos en la planta, dado que en términos generales, y salvando ciertas excepciones, los residuos peligrosos nunca pueden depositarse en un vertedero de residuos no peligrosos, tal y como además lo establece la propia autorización ambiental integrada.

Ecologistas en Acción sospecha que estas actuaciones no son puntuales, sino que más bien obedecen a una forma de proceder sistemática en la mala gestión de la planta, donde no sólo se admitirían vertidos indebidos, sino que además no se daría el trato adecuado a los residuos domiciliarios que entran. Así lo delataría el hecho de que después de 8 años de que la instalación recibiera la primera autorización ambiental integrada el vaso de vertido inicial se colmatara antes de tiempo y hubiera que construir y autorizar un nuevo vaso de vertido. Eso se debió a la ausencia de tratamiento alguno de los residuos domiciliarios entrantes en la planta de residuos y al vertido en bruto de los mismos, sin recibir ningún tipo de tratamiento previo.

Según la documentación de que dispone Ecologistas en Acción y que ha sido trasladada al Seprona, el vertido de residuos con ausencia de tratamiento previo ya fue objeto de un expediente sancionador por la autoridad ambiental de Castilla-La Mancha y quedan acreditados por informes de Inspección Ambiental de fecha 13 de noviembre de 2014. Una inspección posterior, de marzo de 2015, señala que aparentemente se han solucionado los motivos de la sanción, sin embargo, observaciones visuales de la planta y del vertedero demuestran que no ha sido hasta este verano cuando la planta de tratamiento ha comenzado a funcionar parcialmente de forma correcta, aunque como se ha observado continuando con algunos vertidos directos de residuos que no han recibido tratamiento previo.

Por todo ello, Ecologistas en Acción pide que se investigue si hay delito ambiental en los hechos denunciados, pero sobre todo que se compruebe que los residuos que entran en la planta reciben en su totalidad un tratamiento previo a su vertido y que cesen los vertidos de líquidos residuales y en especial de los posibles residuos industriales peligrosos.




Visitantes conectados: 512