Remunicipalización de la EDAR Las Galeras

La Plataforma "Apemsa no se vende" pide que se remunicipalice la EDAR Las Galeras y se garantice su correcta gestión.

Aqualia-FCC pretende que el Ayuntamiento apruebe una nueva prórroga ilegal sin concurso público.

Proposición deshonesta de Aqualia FCC

El próximo 1 de enero de 2017 finaliza la prórroga de la concesión para la gestión de la EDAR Las Galeras y el alcantarillado a favor de Aqualia-FFCC en base a una prórroga ilegal por seis años aprobada por el Consejo de Administración de Apemsa el 13 de diciembre de 2010. Esta prórroga, por un montante de 32 millones de €, se formalizó en contrato suscrito el 1 de enero de 2011 por el ex Consejero-delegado Daniel Pérez Lorenzo y el representante de Aqualia Lucas Díaz Gázquez. Ahora la empresa Aqualia-FCC pretende una nueva prórroga de tres años, sin concurso público, sobre la prórroga ilegal de seis años, lo que puede ser una nueva ilegalidad que sería denunciada ante los tribunales por la Plataforma "Apemsa No se vende".

Hay que recordar que Aqualia-FCC ha venido gestionando la EDAR Las Galeras desde 1991, y que nunca ha conseguido que funcione correctamente la EDAR, según han demostrado la auditoría del Tribunal de Cuentas, los expedientes sancionadores incoados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAOT) y sendas sentencias judiciales. Lo que no es comprensible es que se hayan seguido prorrogando las concesiones a una empresa que se ha mostrado incapaz de depurar correctamente las aguas residuales, y que ha venido falseando de forma sistemática los resultados de las analíticas para encubrir su propia incapacidad técnica y de gestión. Además, Aqualia-FF ha llevado a costes de tratamientos a niveles muy superiores a los de las EDARs de nuestro entorno, superando los 0,4 €/m3.

También hay que recordar que, tras la denuncia de la Plataforma, la Fiscalía presentó denuncia en el Juzgado de El Puerto contra los varios miembros del Consejo de Administración de Apemsa por entender que se podrían haber cometido un delito de prevaricación y malversación de caudales públicos. El Juzgado de Instrucción nº 5 de El Puerto imputó a los consejeros que aprobaron esta prórroga ilegal: el ex alcalde Enrique Moresco (PP), los consejeros Carlos Montero (PP) y Jose Manuel Cauqui (PA), el Consejero-delegado Daniel Pérez Lorenzo (PP) y el Director-gerente Juan Campos-Guereta. La Fiscalía también ha denunciado por los mismos delitos al ex actual Alcalde y también Diputado en el Congreso Alfonso Candón, que aún no ha sido citado por estar aforado, pero que en 2010 sólo era concejal.

La trama acordada entre el PP y Aqualia-FCC para prorrogar las concesiones se hizo en base al subterfugio de que Aqualia-FCC adelantaría la financiación de las obras del tanque de tormentas, que le fueron adjudicadas por un coste de 5.472.000 €, también sin concurso público. Pero lo cierto es que, como ya advirtió la Plataforma, estas obras se han financiado con cargo al canon autonómico que hemos pagado en el recibo todos los portuenses, aunque Aqualia-FCC ¡ha cobrado intereses a APEMSA por esa inversión!

Ahora Aqualia-FCC realiza una nueva proposición deshonesta al Equipo de gobierno del Ayuntamiento, solicitando una nueva prórroga directa de tres años, comprometiéndose a cambio a realizar diversas inversiones en la EDAR (ahora sí reconocen sus deficiencias), que se adjudicarían a esta empresa sin concurso público.

La propuesta –que se adjunta- está suscrita por el director de la Zona III de Aqualia-FCC Lucas Díaz Gázquez, el mismo que firmó el contrato ilegal de prórroga, y va dirigido al director-gerente de Apemsa, también directivo de Aqualia-FCC. En esta propuesta, que es un cúmulo de despropósitos, Díaz Gázquez asegura de nuevo que ellos han financiado el tanque de tormenta, y se compromete a invertir 300.000 € para mejorar la EDAR, la mitad de lo que Aqualia-FCC cobró el año pasado de APEMSA en concepto de Know-how, sin haber acreditado ninguna aportación tecnológica. ¿Por qué no ha mejorado la EDAR con ese dinero?. La Plataforma está segura que el Equipo de gobierno no caerá en esta trampa y en esta incitación a la prevaricación.

Es el momento de remunicipalizar la EDAR y el alcantarillado para conseguir una eficiente gestión que, seguro, será más barata que las concesiones a Aqualia, pues, además de su beneficio empresarial, se ha ahorrado el coste de hacer funcionar correctamente la depuradora, tener un laboratorio homologado y fiable, y no invertir el Know-how que está detrayendo de los ingreso de APEMSA.

A partir del 1 de enero de 2017 la EDAR puede volver a ser gestionada por APEMSA, que sigue teniendo mayoría municipal, eliminando así la principal fuente de poder de Aqualia en Apemsa. El siguiente paso debe ser recuperar la gestión nombrando un director-gerente del Ayuntamiento, para terminar por recuperar la titularidad municipal al 100% de Apemsa.




Visitantes conectados: 428