Apoyan la acción de la Coordinadora Doñana Lives

Ecologistas en Acción apoya el acto de concentración ciudadana que la Coordinadora ha convocado el próximo sábado día 12 de noviembre, a las 12h., frente a las puertas de la sede de la empresa multinacional en Sevilla (Avda. de la Buhaira). La organización ecologista invita a participar a sus miembros y se suma así al llamamiento que la Coordinadora Doñana Lives ha realizado a la ciudadanía para manifestar públicamente la falta de sensibilidad y respeto de la empresa Gas Natural Fenosa hacia el pueblo andaluz y hacia Doñana con la puesta en marcha y el desarrollo del proyecto de almacén de gas de importación inyectado, denominado Marismas Occidental.

Ecologistas en Acción considera que Doñana no es una isla y sus ecosistemas y su subsuelo están conectados en todo el territorio, de modo que es inseparable a la hora de evaluar los impactos de los proyectos. Además de ello y de las incontables figuras de protección que avalan su excepcionalidad, los ecologistas subrayan que es necesaria la gobernanza de la población, que debe participar en la gestión y custodia del territorio como derecho y responsabilidad para su supervivencia y sostenibilidad.

Ecologistas en Acción informa de que la autorización estatal concedida al proyecto bajo el paraguas de su reconocimiento de utilidad pública, está pendiente de la resolución del recurso de alzada en contra de la misma interpuesto por esta organización ecologista, fundamentado en la falta de certezas científicas sobre los riesgos sísmicos y sobre el acuífero que conlleva tanto la exploración como el aprovechamiento del subsuelo de Doñana como almacén de gas.

La organización ecologista recuerda además a la Administración Central y a la Autonómica, a la Administración Local y a los Órganos de Participación que es su obligación luchar por la preservación de Doñana como Patrimonio de la Humanidad y santuario de la vida salvaje. Además, en el marco de la lucha contra el cambio climático y la sustitución de los combustibles fósiles y energía sucia por energía limpia y renovable, deben oponerse al proyecto de almacén de gas inyectado de Gas Natural Fenosa, y comenzar a realizar las actuaciones oportunas para que la citada empresa desista. Y ello en un marco de silencio de la multinacional, que hasta ahora, continúa avanzando rápidamente en los trabajos, con la única intervención pública de advertir a la Junta de Andalucía de la reclamación de más de 320 millones de euros por daños patrimoniales en caso de paralizar su proyecto de almacén de gas en Doñana.




Visitantes conectados: 934