ONG internacionales apoyan a las comunidades afectadas por la incineración de residuos en cementeras

En una declaración coordinada por Zero Waste Europe, 55 ONG de todo el mundo han expresado su apoyo a los grupos comunitarios afectados por la incineración de residuos en cementeras, incidiendo en que el uso de residuos como combustible en las cementeras tiene consecuencias graves para el medio ambiente, la economía y la salud pública y que debería acabarse con esta práctica de inmediato.

La declaración subraya que la producción de cemento es uno de los procesos industriales más intensivos en energía y que es uno de los que más contribuyen al cambio climático, pero los esfuerzos para reducir esas emisiones se han centrado en el uso de los llamados “combustibles alternativos” que resultan ser indefectiblemente distintos tipos de residuos (residuos sólidos municipales, residuos peligrosos, residuos industriales, etc.), con repercusiones negativas muy importantes en forma de contaminación atmosférica, agotamiento de recursos y cambio climático.

Mariel Vilella, Director gerente de Zero Waste Europe, que ha coordinado la declaración, incide en el hecho de que: “si se centrara la actuación en los niveles superiores de la jerarquía de los residuos, dando prioridad a la prevención, reutilización y reciclado de residuos, y siguiendo los principios de una estrategia de residuos cero, las posibilidades de repercutir positivamente sobre el cambio climático serían mucho mayores.”

La declaración forma parte de los resultados del 7º Encuentro Estatal de la alianza española contra la incineración en cementeras que ha tenido lugar en Alcalá de Guadaira (Sevilla) del 11 al 13 de noviembre.

Este encuentro ha sido un éxito, con la participación de representantes de 50 municipios y 14 grupos procedentes de toda España, de Méjico y a escala europea. Lo ha organizado la Plataforma contra la incineración de residuos en Los Alcores, el grupo de coordinación local que se opone a la quema de residuos en la cementera de Portland Valderribas. El encuentro ha contado con la participación de múltiples expertos en salud medioambiental, gestión de residuos y estrategias de residuos cero (ver el programa completo aquí).

El domingo 13, se convocó una marcha de 300 personas bajo el lema “No a la incineración, sí al reciclado” que discurrió por las calles del barrio donde se sitúa la cementera.

“La reunión ha sido una excelente oportunidad de compartir experiencias, analizar la puesta en práctica de la incineración en las cementeras, su marco legal actual, examinar las políticas para luchar contra este proceso y desarrollar la coordinación entre grupos en este ámbito de actuación. Además se han tratado distintas alternativas de gestión de residuos”, según han declarado los representantes de Alwadi-ira-Ecologistas en Acción.

En conclusión, el movimiento social contrario a la incineración de residuos en cementeras va en aumento; es un movimiento que demanda alternativas de residuos cero para la protección del medio ambiente, la salud pública y las economías locales

Declaración

Declaración de la sociedad civil frente a la incineración de residuos en cementeras

Los abajo firmantes creemos que los residuos son un recurso que debe ser tratado ante todo de acuerdo con el principio jerarquía de residuos, dando prioridad a los niveles superiores para la prevención de residuos, la reutilización, el reciclado, el rediseño. En vista del aumento del uso de residuos como combustible para la producción de cemento y las graves consecuencias que ello tiene sobre las comunidades locales en todo el mundo, afirmamos que la quema de residuos en cementeras no es una solución al cambio climático y la gestión de residuos, sino un lavado de cara verde de la industria del cemento que debe finalizar inmediatamente.

La producción de cemento es uno de los procesos industriales más intensivos energéticamente y con mayor contribución al cambio climático, consumiendo grandes cantidades de energía. Los datos de 2006 muestran que la industria del cemento contribuyó con alrededor del 8% de las emisiones antropogénicas de CO2, o el 6% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. En los últimos años, los esfuerzos para reducir estas emisiones se han centrado en el uso de los llamados “combustibles alternativos”, que son, invariablemente, distintos tipos de residuos (municipales, peligrosos, industriales, etc).

Por otra parte, informes del sector indican que las cementeras han estado quemando materiales de biomasa mezclados con residuos que no son biomasa, tales como pesticidas o lodos de depuradoras que contienen metales pesados. Al usarlo juntos bajo la misma etiqueta de ‘biomasa’, las plantas de cemento estan maquillando de verde el uso de residuos peligrosos como combustible. Además, las cementeras incluso usan neumáticos usados y coches fragmentados como “combustibles parcialmente de biomasa”, lo cual resulta falso ya que son en su mayoría plásticos hechos a partir de combustibles fósiles.

Mediante el uso de residuos como estos sustitutos de los combustibles fósiles, la industria del cemento está tratando de maquillar de verde sus tecnologías, las cuáles han sido denunciadas como un peligro para la salud pública y hacen poco para reducir el impacto ambiental de la industria del cemento.

La premisa ambiental de la quema de residuos se basa en el argumento incorrecto de que las emisiones de la fracción orgánica de los residuos son ‘neutrales’ en cuanto a emisiones de carbono, y éstas por lo tanto no necesitan ser contadas. Esta afirmación ha sido efectivamente refutada por el Comité Científico de la Agencia Europea del Medio Ambiente que definió ésta metodología como ‘un grave error metodológico”, así como el propio informe de Basura Cero Europa, que hace hincapié en que” todos los gases de efecto invernadero … “contribuyen al calentamiento global, independientemente de su origen”.

Los hornos de cemento, que no tienen forma de filtrar las emisiones gaseosas de sustancias peligrosas, entre otras los metales pesados volátiles (mercurio, talio, cadmio, etc.) son los segundos mayores emisores de mercurio en general. El impacto que tiene este tipo de contaminación en las comunidades de los alrededores ha sido bien documentado en los estudios científicos independientes que vinculan la incineración de residuos con una mayor morbilidad y mortalidad incluyendo incrementos en las tasas de cáncer, enfermedades respiratorias y aborto involuntario.

Se ha demostrado que existe un potencial para reducir las emisiones de efecto invernadero mucho mayor centrándose en los niveles más altos de la jerarquía de residuos y del tratamiento de los residuos como recurso valioso, es decir, gestionado de una manera consistente con los niveles prevención, reutilización, reciclaje y rediseño, siguiendo los principios de una estrategia de basura cero.

En lugar de quemar neumáticos, debemos reclamar los recursos para que sean reutilizados en otros usos. Asimismo, los residuos biológicos deben ser tratados de acuerdo con la jerarquía de residuos orgánicos, utilizarlo prioritariamente para elaborar compost o en su defecto, digestión anaeróbica.

La quema de los residuos en los hornos de cemento para el maquillaje verde de la industria es una laguna en la agenda medioambiental global, y es vital que esta opción se descarte. Hacemos un llamamiento para que la quema de residuos sea excluida de las definiciones de energía renovable, y los métodos de contabilidad para las emisiones de gases de efecto invernadero se actualicen a este efecto. Las subvenciones que han estado apoyando los hornos de cemento para quemar los residuos deben ser revocadas inmediatamente. Debemos en primer lugar recuperar los recursos en los flujos de residuos, siguiendo el principio de la jerarquía de residuos de acuerdo con la legislación de la UE.
cement-sign-on-logos

Firmantes:

  • Alliance for Zero Waste Indonesia
  • Alliance for Zero Waste, Indonesia
  • Alwadi-ira-Ecologistas en Acción de Alcalá de Guadaira, Spain
  • AMAR Environment Defense Association
  • Amigos de la Tierra, Spain
  • APROMAC Environment Protection Association
  • Asociacion de vecinos de Pallejà, Catalunya
  • BaliFokus Foundation, Indonesia
  • CESTA Amigos de la Tierra, Salvador
  • Centre d’Ecologia i Projectes Alternatius-Ecologistes de Catalunya
  • CHASE, Cork Harbour Alliance for a Safe Environment, Ireland
  • Citizens for a Safe Environment (CSE) Foundation of Toronto (Canada) Inc.
  • COLLECTIF 3R (Réduire, Réutiliser, Recycler), France
  • Consumers’ Association of Penang, Malaysia
  • Durham Environment Watch, US
  • Earthlife Africa Cape Town, South Africa
  • Eco-Cycle International, US
  • Ecological Recycling Society, Greece
  • Ecologistas en Acción, Spain
  • Ecowaste Coalition, Philippines
  • Ekologi brez meja / Zero Waste Slovenija
  • Environmental associatino Za Zemiata (Bulgaria)
  • Equo Sevilla, Spain
  • Friends of the Earth Europe
  • FUNAM – Fundación para la Defensa del Medio Ambiente, Argentina
  • Fundacion Basura
  • Greenaction for Health and Environmental Justice, US
  • Greenpeace Spain
  • groundWork, South Africa
  • HCWH Europe
  • Instituto Polis, Brasil
  • JA!Jusica Ambiental/FOE Mozambique
  • Let’s do it Macedonia
  • Mother Earth Foundation, Philippines
  • Moviment Contra la Incineració a Uniland, Catalunya
  • No Macrovertedero, Sí Residuo Cero, Spain
  • ODESC, Brasil
  • Paul Connett, PhD, American Environmental Health Studies Project Inc (AEHSP), US
  • Plataforma Cívica per la Salut i el Medi Ambient, Catalunya
  • Plataforma No Macrovertedero, Sí Residuo 0
  • Platraforma contra la Incineración de residuos en la cementera de los Alcores
  • Red de Accion por los Derechos Ambientales (RADA)
  • Texas Campaign for the Environment & TCE Fund, US
  • TOXISPHERA Environmental Health Association
  • UK Without Incineration Network, UK
  • Zelena akcija / Friends of the Earth Croatia
  • Zero Waste in Africa, South Africa
  • Zero Waste 4 Zero Burning
  • Zero Waste Italy
  • Zero Waste Montenegro
  • Zero Waste Romania
  • Zero Zabor Ingurumen Beserako Elkartea, Basque Country
  • ZWNW



Visitantes conectados: 624