Piden la modificación del proyecto, por riesgo de inundaciones

Verdemar-Ecologistas en Acción ha alertado del alto riesgo de inundaciones en la barriada de Guadarranque, en San Roque, a causa de la barrera antinarcotráfico instalada en la desembocadura del río, por lo que hemos reclamado a la Administración central una modificación del proyecto que aporte soluciones más sostenibles medio ambientalmente y que eviten males mayores a la población.

Durante el último temporal se registraron más de 140 litros por metro cuadrado, coincidiendo la subida de la marea con el momento en el que las lluvias eran más torrenciales. Además, las ramas y la suciedad que arrastran los ríos en estas situaciones, acabaron provocando un tapón a la altura de la barrera antinarcos.

En este contexto, por suerte, el pantano del Guadarranque no estaba lleno, pues en caso de haber aliviado agua por las lluvias se habría provocado una inundación en dicha barriada con total seguridad, pues, debido al atasco, en lugar de desembocar el río por su cauce natural lo habría hecho atravesando la calle Redes, que es la calle principal de dicha barriada.

Incidimos en que, afortunadamente, en esta ocasión no ha llegado a ocurrir, pero la temporada de lluvias está apenas comenzando y sí podrían producirse inundaciones cuando el pantano se encuentre a mayor capacidad y tenga que desaguar.

En opinión del colectivo ecologista, el Gobierno ha procedido a instalar la barrera contra el narcotráfico demasiado apresuradamente y sin consultar con los vecinos de la zona, quienes ya venían reclamando que se desarenara la desembocadura para evitar atascos e inundaciones debido a las erosiones antrópicas provocadas por los rellenos para equipamientos industriales.

El control del narcotráfico se podría haber hecho de otras maneras que no fueran tan perniciosas para la población y para el medio ambiente, insistimos en que la barrera genera un tapón que va a modificar la desembocadura del río, y ello porque se han saltado a la torera todos los trámites ambientales con las prisas.

Los vecinos de esta barriada están recogiendo firmas y es Verdemar-Ecologistas en Acción, quien se ha comprometido con ellos a tramitar las quejas que correspondan ante la Administración.

Finalmente, insistimos en que la barriada se ha salvado en esta ocasión, porque el pantano no ha tenido que aliviar agua, si bien ha alertado de que existe riesgo real de que se produzcan inundaciones con las próximas lluvias.




Visitantes conectados: 700