Alegaciones al anteproyecto de la Ley de Agricultura y Ganadería

Ecologistas en Acción de Andalucía presentó el martes 12 de diciembre alegaciones al anteproyecto de Ley de Agricultura y Ganadería. Contienen propuestas para solucionar demandas y problemas ambientales detectados por Ecologistas en Acción.

Creemos que esta ley supone una oportunidad para desarrollar un modelo agrícola sostenible a largo plazo basado en la bioeconomía, que mantenga e, incluso aumente, la rentabilidad de los proyectos agrícolas en el corto plazo. Para ello es fundamental que desde la Administración, se invierta en divulgación, formación, transferencia de innovación y conocimientos, para que desde el sector se perciba que los impactos negativos que causa la empresa agrícola en el medio ambiente, son consecuencia de una mala gestión empresarial de recursos y costes que pueden ser optimizados, con repercusión en toda la sociedad.

Las soluciones planteadas necesitan la incorporación a la economía productiva de las innovaciones tecnológicas para solucionar gran parte de los problemas ambientales y sociales de la agricultura, la ganadería y la apicultura.

La ganadería extensiva y en especial la apicultura son las grandes olvidadas en este anteproyecto de ley, a pesar de su importancia productiva y su gran papel como reguladores del medio. El papel de la ganadería se aborda en el proyecto de manera transversal, pero no se ponen medios para solucionar los problemas específicos que tiene esta actividad tan importante.

La apicultura, ni siquiera se menciona en el anteproyecto, a pesar del papel fundamental que juega en el medio ambiente como polinizadores, y que se enfrenta en todo el mundo a la grave amenaza conocida como “El colapso de las colmenas”. Importantes pensadores de principios del siglo XX como Albert Einstein y Rudolf Steiner, ya dijeron que sin las abejas, la vida sobre la tierra podría desaparecer. La magnitud del problema, por tanto es tan amplia como el cambio climático.

En las alegaciones presentadas hemos propuesto que se incluya un capítulo específico para la apicultura en donde se planteen soluciones a la grave situación en que se encuentran. Pedimos que la administración prohíba, al menos, aquellos plaguicidas de los que se tiene constancia que debilita a las colmenas, y que dejen de aplicarse tratamientos aéreos con este tipo de plaguicidas u otros generalistas.

La regulación ambiental en la agricultura no debe verse como una etiqueta verde de lujo limitada al entorno de los espacios naturales y zonas vulnerables a la contaminación por nitratos o erosión. Así es como se han planteado los incentivos a la agricultura ecológica, que se han visto reducidos en algunos cultivos como el cereal y el almendro, muy importantes en el altiplano granadino y la comarca de Los Vélez.

Esperamos que la tractorada de protesta que tuvo lugar el 12 de este mes en Cullar (Granada), sirva para que la administración rectifique esta situación y amplié los fondos para incentivar y mantener la agricultura ecológica y haga un reparto equitativo de los mismos en los diferentes cultivos de Andalucía.




Visitantes conectados: 464