No al ATI de la nuclear de Cofrentes

  Sumario  

 Castellano

Ecologistes en Acció del País Valencià ha enviado al Ministerio de Medio Ambiente el escrito “Sugerencias al Documento de Inicio del proyecto de construcción de una ATI en la central nuclear de Cofrentes (Valencia)” explicando algunas de sus razones de oposición al Almacén Temporal Individualizado que Iberdrola quiere construir en Cofrentes para el combustible consumido de la central .

Sugerencias al ATI de Cofrentes

Ecologistes en Acció del País Valencià ha hecho público una comunicación “Sugerencias al Documento de Inicio del proyecto de construcción de una ATI en la central nuclear de Cofrentes (Valencia)” que ha sido enviado al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente ante la solicitud de Iberdrola de construir un Almacén Individualizado Temporal para el combustible gastado de la central .

Para Ecologistes en Acció el ministerio (la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del MAPAMA) debe incluir la evaluación de los impactos radiológicos del almacenamiento en la preceptiva Evaluación de Impacto Ambiental del ATI.

Según Ecologistes en Acció excluir los impactos radiológicos del propuesto Almacén Temporal Individualizado para la central nuclear de Cofrentes, como pretende Iberdrola, es contrario a la legislación e impide que la ciudadanía pueda disponer de la información pública completa y correcta como resulta recomendada por el Convenio de Aarhus.

También recuerdan desde Ecologistes en Acció que la administración autonómica tiene que pronunciarse sobre el proyecto de Iberdrola, a través de la evaluación de la afección a los espacios incluidos en la Red Natura 2000, como son los terrenos de la actual central nuclear, y la ampliación de las instalaciones que significaría el ATI.

Con todo para la federación ecologista lo más sustancial es la carencia de motivación técnica que justifique las pretensiones de Iberdrola para construir el ATI en Cofrentes, por lo que denuncia que la preferencia por el ATI está relacionada con prolongar el funcionamiento de Cofrentes hasta 2031 y más, mucho más allá del año 2024 en que finaliza la vida útil para el que la central fue diseñada, porque de está manera la central se conviertiría en una fuente de super-beneficios tanto para la propia Iberdrola como para las grandes empresas del sector.

Ecologistes ya ha explicado que no es aceptable la prolongación del uso de las centrales nucleares, que ello significa en el caso de Cofrentes y de la insuficiente capacidad de su piscina, una improvisación añadida a un diseño deficiente, y que alargar la vida útil de un mecanismo peligroso es una enorme imprudencia, inadmisible en el caso de una central nuclear.

Ecologistes en Acció también argumenta muy detalladamente porqué la ampliación de las instalaciones de la nuclear en Cofrentes que significaría la construcción del ATI entraña un elevado riesgo de inundación de las mismas, como ocurrió en octubre 1982 (coincidiendo con la pantanada de Tous), riesgo cada vez más probable para la federación ecologista por los efectos del cambio climático en las precipitaciones habituales en la región valenciana y en la zona mediterránea en general, como las sufridas recientemente.




Visitantes conectados: 146