El ATC está muerto pero se resisten a enterrarlo

Cinco años después, para la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca [1] el proyecto del cementerio nuclear está triplemente bloqueado. A esto hay que añadir que los terrenos no son adecuados. Además, ha dejado de tener utilidad, pues las centrales nucleares han optado por los almacenes individuales (ATI) junto a sus reactores.

El 30 de diciembre de 2011, el Consejo de Ministros designaba para albergar el ATC al cuarto candidato en puntuación: Villar de Cañas y sin realizar una evaluación previa de los terrenos. Cinco años después, el proyecto sigue sin arrancar, sin ningunos de las numerosas autorizaciones y con la ciudadanía cada vez más opuesta.

Los bloqueos administrativos al proyecto son tres: la protección de la zona a través de la figura denominada ZEPA; la paralización de la declaración de impacto ambiental (DIA) en el Ministerio de Agricultura Pesca Alimentación y Medio Ambiente; y la anulación del plan de ordenación municipal (POM) de Villar de Cañas.

Además, todas las centrales nucleares (excepto Vandellós II) tienen un ATI o están tramitando su construcción. Esto quiere decir que el ATC ha dejado de tener utilidad.

Pero el gobierno es incapaz de asumir la realidad y suspender definitivamente el proyecto. “Este gobierno ha dejado de tener interés por gestionar los residuos nucleares y solo ve en el proyecto del ATC una oportunidad para hacerse con el control de las importantes sumas de dinero público que lleva aparejado” ha declarado María Andrés (ganadera y portavoz de la plataforma) “Mientras pueda seguir adjudicando contratos, este gobiernos no dará el portazo al ATC” ha terminado Andrés.

El pleno del CSN sigue adelante con el ATC

Parece que cuatro de los cinco consejeros del pleno del CSN, no quieren asumir que los terrenos no son adecuados y se sigue evaluando el proyecto del ATC. Por eso, la Plataforma le envía esta mañana un estudio que demuestra que los terrenos no son seguros para albergar el almacén nuclear.

El lobby proATC difunde falsedades

Por su parte, un número reducido de personas a los que les perjudica la paralización del proyecto del ATC, compuesto por el alcalde de Villar de Cañas, dos empresarios y la abogada que han contratado, ha recurrido la declaración de la ampliación de la ZEPA de El Hito. Hasta aquí, la Plataforma poco tiene que decir. Pero lo que sí quiere denunciar es que se pretendan defender intereses legítimos mediante la difusión de falsedades, como que los residuos nucleares se están enviando a Francia o que los agricultores de la comarca se oponen a la declaración de la ZEPA.




Visitantes conectados: 302