Contaminación por la descarga de graneles en el Puerto de Alicante

  Sumario  

 Castellano

  • Ecologistas en Acción apoya las movilizaciones convocadas por vecinos y Ampas contra la contaminación causada por la carga-descarga y almacenamiento de graneles a la intemperie en el Puerto de Alicante.
  • La autorización de emisiones otorgada por la Dirección territorial de medio ambiente a la Autoridad portuaria es complaciente con la misma, además de contradictoria, contiene numerosas deficiencias y no solucionará el grave problema de contaminación existente.
  • Es necesario que esa actividad tenga la preceptiva licencia ambiental otorgada por el ayuntamiento de Alicante.

La descarga de graneles en el Puerto de Alicante ha sido una actividad histórica con emisiones importantes de material particulado. Las principales mercancías que se trasiegan están relacionadas con la industria del cemento y de la construcción: coque de petróleo, clínker y cemento, yeso, grava y piedras machacadas, arcillas, y con la de fertilizantes (abonos minerales y químicos). La fábrica de cemento de Cemex en Alicante es una de las usuarias preferentes de las instalaciones, teniendo en cuenta que la principal parte de la producción de clínker y cemento en los últimos años se exporta vía marítima y que el coque que se importa es el principal combustible utilizado para su fabricación.

La situación de la calidad del aire en Alicante en 2015 ha superado los valores guía recomendados por la Organización Mundial de la Salud para las partículas en suspensión (20 microgramos/m3), puesta de manifiesto en el Informe sobre Calidad del Aire en España elaborado por Ecologistas en Acción. La estación de Rabassa ha superado durante 2016 el Valor Límite Diario en 8 días, y la estación de El Pla lo ha rebasado en 3 días, con una media anual de 21 µg/m3, por encima de los valores guía de la OMS. La estación más próxima al Puerto, Florida Babel, no mide PM10. Existe un Plan de Mejora de la Calidad del Aire en la comarca de l’Alacantí de obligado cumplimiento, dado que en años pasados se superaron los valores normativos de la contaminación.

Los impactos ambientales y sobre la salud de los residentes cercanos al Puerto (existen viviendas a menos de 500 m de la actividad de carga-descarga y almacenamiento) han sido denunciados por los vecinos desde hace muchos años, sin consecuencias, pues la actividad no ha cesado ni ha sido corregida sustancialmente.

La Autoridad Portuaria niega la existencia de la contaminación y se niega a solicitar la necesaria Licencia Ambiental exigida por la Ley 6/2014 de prevención y calidad ambiental, sin la cual la actividad de carga y descarga sería ilegal y debería cesar. Además la Conselleria de Medio Ambiente no ha exigido hasta hace poco la obtención de la preceptiva autorización de emisiones exigida por la Ley 34/2007 de calidad del aire y protección del ambiente atmosférico.

El 21 de noviembre de 2016 la Dirección Territorial de Alicante de la Conselleria de Medio Ambiente otorgó a la Autoridad Portuaria esa autorización de emisiones que contiene numerosas contradicciones e insuficiencias:

  • Exige como condición que la actividad de “almacenamiento y manipulación de materiales pulverulento entrantes en el complejo” se realice en naves cerradas y en depresión, pero abre la puerta a que esa condición no se ejecute si no se superan 35 veces al año el valor límite diario o el valor límite anual. Establece la posibilidad de una “revisión” de la autorización si se dan esas circunstancias, vaciando del contenido sustancial la condición inicial.
  • Establece unos llamados “valores límite de emisión”, que en realidad son valores límite de inmisión en cuatro puntos de la instalación, ya que no existen focos puntuales canalizados.
  • Establece valores límite tan solo para las partículas PM10 (50 microgramos/m3 para el valor límite diario y 40 microgramos/m3 para el valor límite anual), que son los de la normativa vigente, cuando los valores guía recomendados por la OMS son mucho más restrictivos (20 microgramos/m3 para el valor límite anual). El Plan de Mejora de la Calidad del Aire por contra establece como objetivo el valor de 30 microgramos/m3. Sin embargo, la autorización no establece valor límite alguno para las partículas más pequeñas PM2,5, que son las más nocivas para la salud humana, a pesar de que la autorización establece la obligación de medirlas en los cuatro medidores a instalar por la Autoridad Portuaria. A este respecto hay que anotar que el Puerto de Alicante ya tiene un medidor de PM10, que durante 2016 (a falta del mes de diciembre) acumula 12 superaciones del Valor Límite Diario y una media de 29 µg/m3, superior al valor recomendado por la OMS.
  • No establece valores límite para las partículas sedimentables, que son muy importantes en la contaminación difusa industrial.
  • A pesar de que prohíbe la carga y descarga de residuos la autorización no impone condiciones al contenido y composición de los graneles a cargar o descargar. En concreto el clínker y cemento fabricado en la fábrica de Cemex en Alicante contiene sustancias peligrosas y cancerígenas (como el Cromo VI), ya que en el proceso de fabricación se utilizan un numeroso abanico de residuos (procedentes de la fracción rechazo de los residuos urbanos, harinas cárnicas, lodos de depuradora, neumáticos, etc).
  • No establece condiciones en el almacenamiento de graneles que sean las Mejores Tecnologías Disponibles, en la línea del documento de referencia BREF de la Comisión Europea “Emmissions from storage” de 2006.

Por todas esas razones Ecologistas en Acción apoya las movilizaciones convocadas por las Asociaciones de Vecinos y AMPAS de los colegios cercanos, y la Marea Blanca, con la celebración de una gran manifestación en Alicante el próximo día 27 de enero de 2017. La autorización de emisiones emitida por Medio Ambiente deber ser revisada, sin “puertas traseras” que permitan su desnaturalización. El Ayuntamiento debe exigir asimismo la solicitud de la Licencia Ambiental a la Autoridad Portuaria, con la condición del almacenamiento y manipulación de graneles en naves cerradas y en depresión, sin cuya existencia la actividad debería cesar de inmediato.




Visitantes conectados: 320