Alegaciones contra urbanización de la Finca El Chapatal

AL AYUNTAMIENTO DE CASTELLAR DE LA FRONTERA

1º Que el pasado día 15 de octubre del 2005 se publicó en el BOP de Cádiz anuncio del contenido del acuerdo plenario de 30 de agosto del 2005, en el que se aprobó el llamado Acuerdo Marco de Colaboración entre el Ayuntamiento de Castellar de la Frontera y la empresa Arenal 2000.

2º Que dentro del plazo establecido, al respecto, por el artículo 30 de la LOUA, de información pública, y en uso del derecho que del mismo se deriva, por medio del presente escrito, formulo las alegaciones que a continuación se exponen.

ALEGACIONES

Primera .- Hace, en sus antecedentes, el llamado Acuerdo Marco de Colaboración objeto de las alegaciones, ( en adelante AMC ), una documentada exposición de grandes principios articuladores, tanto de la vertebración territorial del Estado, y su consecuente reparto de competencias, como de aquellos que orientan el desarrollo ponderado de la economía, que pretende conciliar con el respeto a los también principios orientadores del respeto al medio ambiente. Termina el preámbulo afirmando, que las fincas objeto de modificación urbanística, pues de ello se trata, no presentan valores especiales que deban ser preservados del proceso urbanizador, a salvo de lo que en su momento observe la pertinente información medio-ambiental.

Pocas veces se puede dar un mayor contrasentido, entre lo expuesto en el noble papel, y la realidad de las fincas que se pretenden urbanizar .

Las mismas constituyen una continuación natural del Parque de Los Alcornocales, sin que exista diferencia sustancial entre los elementos determinantes de la protección del Parque y de las fincas a urbanizar, que constituyen una prolongación del mismo y una línea de defensa contra alteraciones de aquel.

Basta una observación meticulosa de las fincas que se pretende urbanizar para concluir que ello no es posible , sin alterar gravemente , no solo las mismas , sino de provocar un profundo desequilibrio que puede afectar de forma importante al propio Parque de Los Alcornocales .No caben aquí ambigüedades , no existe aquí desarrollo sostenible , se trata , de llevarse a efecto , de un grave atentado contra la preservación de entornos naturales que no admiten intervenciones urbanísticas , sin gravísimo riesgo de alteración de los mismos.

Las bellas palabras, las vacuas intenciones proteccionistas de las que se engalana el AMC no bastan, ni mucho menos, para ocultar la gravedad de lo que se pretende: El Ayuntamiento de Castellar de la Frontera se embarca en una operación urbanística, que más allá, de las pretendidas ventajas de orden desarrollista: creación de puestos de trabajo, impulso general del municipio, apertura de actividades turísticas, etc, constituye sobre todo un gravísimo atentado contra el entorno, contra la propia naturaleza del municipio, sino el más general de toda una zona del sur de la península, ya de por si fuertemente amenazada por factores de orden general, como la desertización, la pérdida de bio-masa, el calentamiento, la pérdida de diversidad biológica.

Segunda .- En su estipulación primera el AMC obliga a los firmantes a llevar a cabo cuantas actuaciones sean precisas para la modificación pretendida: La alteración de la calificación urbanística de las fincas objetos del mismo , y ello conforme , se dice :”al destino y proyecto presentado , en su día , por Arenal 2000 “ .En tal contexto , sigue diciendo la estipulación primera , las partes desarrollarán proyectos , memorias , etc , conducentes a tal fin. En definitiva se sitúa al alegante en un “ contexto “ no conocido , dado que el “ destino y proyecto “ que en su momento presentó la empresa Arenal 2000 , no constituyen parte , no obstante del AMC , y no son conocidos por los posibles interesados , que en este caso , en virtud de disposición legal , Puede ser cualquier ciudadano, en su nombre o en el asociaciones o instituciones dedicadas a la protección ambiental.

La falta de conocimiento con la suficiente concreción del mencionado “destino y proyecto” de Arenal 2000, constituye una imposibilidad material de una verdadera información pública, y debe provocar la nulidad de pleno derecho del AMC, en la medida, que en última instancia afecta, al propio derecho a la defensa proclamado en el artículo 24 de nuestra Constitución.

El Ayuntamiento de Castellar de la Frontera pretende “cumplir” con el trámite de información pública, a que obliga la ley, con una mera apariencia, es decir publicando el anuncio, pero sin determinar, con el detalle imprescindible, el contenido exacto de la que realmente se aprueba, en el pleno de 30 de Agosto de 2005, en la medida, en la que remite a un “destino y proyecto” que quedan fuera del propio AMC. Ello se llama en derecho fraude de ley.

Tercera.- En la estipulación sexta las partes acuerdan el desistimiento mutuo en las acciones judiciales preexistentes, renunciando así, el Ayuntamiento de Castellar de la Frontera a una serie, se dice, de “reivindicaciones y litigios, fundados, básicamente en el derecho de reversión”. Incurre aquí, de nuevo, el AMC en una falta de documentación para los interesados, que hace inútil la información pública que se pretende, con el anuncio del 15 de Octubre de 2005, en el BOP de Cádiz. No puede saber, en efecto, el posible alegante, cuales son realmente los dichos derechos a los que se alude, ni el estado real de los procedimientos judiciales, no es posible, ni por aproximación, saber a que renuncia concretamente el Ayuntamiento de Castellar de la Frontera, cuando desiste de las acciones emprendidas. ¿Las emprendió temerariamente, y sin base legal alguna para ello?, ¿Tiene el Ayuntamiento de Castellar de la Frontera, por el contrario, fundado derecho sobre las fincas objeto del AMC? Y si ello fuese así, ¿Cómo justificar la renuncia a tales derechos?.

Sea como fuere el AMC incurre aquí en otro motivo de nulidad de pleno derecho, en la medida en la que la información ofrecida oculta manifiestamente elementos imprescindibles para el cabal estudio de lo que se pretende, y sus consecuencias para el conjunto de los ciudadanos.

LA FINCA “EL CHAPATAL”.

Es imprescindible que El Chapatal forme parte del Corredor Verde Guadalquitón -Los Alcornocales, ya que es el punto de unión con este último por su valor ambiental y social.

El pleno del Ayuntamiento de Castellar, aprobó por unanimidad, en una Sesión Extraordinaria el apoyo a este Corredor Verde. El mismo fue refrendándolo posteriormente con la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana. La finca El Chapatal (850 Has) quedaba como zona forestal de Especial Protección por su valor ecológico y cumpliría la misión de pasillo para conectar el Corredor Verde, procedente de San Roque, con Los Alcornocales.

Valores ecológicos. Flora y Fauna.

Si se modifican estos terrenos boscosos se eliminarán un conjunto de flora característico de la zona, no por ello menos importante que el resto .

Respecto a la fauna , y al realizar movimientos en el terreno, los animales que allí habitan no tendrían mas remedio que migrar, debido a que los terrenos se reducirán, se producirían impactos, ...

Las peculiares características de la zona, en su mayor parte monte Mediterráneo, su indudable riqueza vegetal, en la que destacan cuatro formaciones de gran valor ecológico (el Alcornoque, el Acebuche y el Lentisco, el "Bosque de Laurel" con Adelfas y Rododendros según el suelo y la zona del litoral), así como una tierra rica y la existencia de "endemismos únicos en la península" hacen que este área de la Comunidad Andaluza constituya un patrimonio natural con unos valores que lo sitúan a la cabeza de las regiones de Europa.

Arropada por esta valiosa vegetación, se conserva una numerosa y diversa fauna, con 144 especies de aves divisadas y estudiadas sobre el terreno. Es bien conocido que junto con las especies que habitan aquí, el Estrecho de Gibraltar es la zona que utilizan las aves migratorias como paso entre los dos continentes. El Águila Real ha sido vista en estos parajes en numerosas ocasiones, pero no se sabe con exactitud su zona de nidificación.

Últimamente se ha podido comprobar que el Apus Caffer (Vencejo Culiblanco Cafre) utiliza esta zona para nidificar

También se registran importantes especies de anfibios y reptiles, entre los que destacan en zonas de monte más aisladas, el Galápago Leproso y la Salamanquesa Costera

Actualmente el Monte Mediterráneo, como El Chapatal, tiene una rentabilidad financiera escasa, siendo por el contrario altamente rentable en beneficios sociales, culturales y ambientales para el conjunto de la sociedad, lo que exige la intervención de las Administraciones Públicas para salvaguardar el interés mediante un uso sostenible que, considerando la peculiaridades de cada región, establezcan modelos de gestión y figuras de protección de estos ecosistemas Mediterráneos, permitiendo así la consecución de los máximos beneficios (turismo rural, educación medioambiental, etc...,) compatibles con el mantenimiento de la biodiversidad y su conservación para las generaciones

Los vertebrados identificados en este ecosistema tan singular y biodiverso.

El presente catálogo, desde la finca de El Chapatal hasta la línea del ferrocarril Algeciras - Bobadilla y la carretera comarcal que entroncaría de pleno derecho en el Parque Natural de Los Alcornocales.

Las especies relacionadas a continuación han sido detectadas realizando algún tipo de actividad vital: comedero, cazadero, dormidero, nidificación, etc. Hemos descartado aquellas especies que no sean vertebradas y todas las que únicamente hemos localizado o identificado sobrevolando ocasionalmente este paraje (buitre, búho real, alimoche, cigüeña negra,...).

MAMÍFEROS

QUIRÓPTEROS - Myotis, Rhinolophus,... (Sin determinar).

MICRORROEDORES - Suncus, Arvicola, Apodemus,... (Sin determinar).

ERIZO MORUNO - Erinaceus europaeus.

CONEJO COMÚN - Oryctolagus cuniculus.

ZORRO COMÚN - Vulpes vulpes.

COMADREJA - Mustela nivalis.

MELONCILLO - Herpestes ichneumon.

GINETA - Genetta genetta.

NUTRIA - Lutra lutra.

AVES
GARCILLA BUEYERA - Bubulcus ibis.

GARCETA COMÚN - Egretta garzetta.

GARZA REAL - Ardea cinerea.

CIGÜEÑA COMÚN - Ciconia ciconia.

ÁNADE REAL - Anas platyrhynchos.

MILANO NEGRO - Milvus migrans.

ÁGUILA CULEBRERA - Circaetus gallicus.

GAVILÁN - Accipiter nisus.

RATONERO - Buteo buteo.

ÁGUILA CALZADA - Hieraetus pennatus.

CERNÍCALO VULGAR - Falco tinnunculus.

POLLA DE AGUA - Gallinula chloropus.

PALOMA TORCAZ - Colomba palumbus.

TÓRTOLA - Streptopelia turtur.

CUCO - Cuculus canorus.

AUTILLO - Otus scops.

VENCEJO COMÚN - Apus apus.

VENCEJO PÁLIDO - Apus pallidus.

MARTÍN PESCAADOR - Alcedo atthis.

ABEJARUCO - Merops apiaster.

ABUBILLA - Upupa epops.

COGUJADA COMÚN - Galerida cristata.

AVIÓN ROQUERO - Hirundo rupetris.

GOLONDRINA COMÚN - Hirundo rustica.

GOLONDRINA DÁURICA - Hirundo daurica.

AVIÓN COMÚN - Delichon urbica.

BISBITA COMÚN - Anthus pratensis.

LAVANDERA BOYERA - Motacilla flava.

LAVANDERA CASCADEÑA - Motacilla cinerea.

LAVANDERA BLANCA - Motacilla alba.

CHOCHÍN - Troglodytes troglodytes.

PETIRROJO - Erithacus rubecula.

RUISEÑOR COMÚN - Luscinia megarhynchos.

COLIRROJO TIZÓN - Phoenicurus ochruros.

TARABILLA COMÚN - Saxicola torquata.

COLLALBA RUBIA - Oenanthe hispanica.

MIRLO COMÚN - Turdus merula.

ZORZAL COMÚN - Turdus philomelos.

RUISEÑOR BASTARDO - Cettia cetti.

BUITRÓN - Cisticola juncidis.

ZARCERO PÁLIDO - Hippolais pallida.

ZARCERO COMÚN - Hipolais polyglotta.

CURRUCA CABECINEGRA - Sylvia melanocephala.

CURRUCA ZARCERA - Sylvia communis.

CURRUCA CAPIROTADA - Sylvia atricapilla.

MOSQUITERO COMÚN - Phylloscopus collybita.

PAPAMOSCAS GRIS - Muscicapa striata.

HERRERILLO COMÚN - Parus caeruleus.

CARBONERO COMÚN - Parus major.

AGATEADOR COMÚN - Certhia brachydactyla.

OROPÉNDOLA - Oriolus oriolus.

ALCAUDÓN COMÚN - Lanius senator.

ARRENDAJO - Garrulus glandarius.

ESTORNINO NEGRO - Sturnus unicolor.

GORRIÓN COMÚN - Passer domesticus.

PINZÓN VULGAR - Fringilla coelebs.

VERDECILLO - Serinus serinus.

VERDERÓN - Carduelis chloris.

JILGUERO - Carduelis carduelis.

LÚGANO - Carduelis spinus.

PARDILLO COMÚN - Acanthis cannabina.

TRIGUERO - Emberiza calandra.

ESCRIBANO SOTEÑO - Emberiza cirlus.

ANFIBIOS

SALAMANDRA - Salamandra salamandra.

GALLIPATO - Pleurodeles waltl.

TRITÓN JASPEADO - Triturus marmoratus.

SAPILLO PINTIJO - Discoglossus jeanneae.

SAPO DE ESPUELAS - Pelobates cultripes.

SAPILLO MOTEADO - Pelodytes punctatus.

SAPO COMÚN - Bufo bufo.

RANITA MERIDIONAL - Hyla meridionalis.

RANA COMÚN - Rana perezi.

REPTILES

ESLIZÓN TRIDÁCTILO - Chalcides striatus.

GALÁPAGO LEPROSO - Mauremys caspica.

LAGARTIJA COLILARGA - Psammodromus algirus.

LAGARTO OCELADO - Lacerta lepida.

LAGARTIJA IBÉRICA - Podarcis hispanica.

CULEBRA DE HERRADURA - Coluber hippocrepis.

CULEBRA BASTARDA - Malpolon monspessulanus.

CULEBRA DE ESCALERA - Elaphe scalaris.

CULEBRA VIPERINA - Natrix maura.

BIBLIOGRAFÍA

- ALMORAIMA. Instituto de Estudios Campogibraltareños. Nº 11-15-19. Algeciras: 1993-95-97.

- ANFIBIOS Y REPTILES DEL CAMPO DE GIBRALTAR. Emberley Moreno, Sánchez Tundidor # Inédito. 1999.

- ANFIBIOS Y REPTILES DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ. Blanco Villero & col. Cádiz. 1995.

- ANILLAMIENTO CIENTÍFICO DE AVES EN EL CAMPO DE GIBRALTAR. 1983-1993. G.O.E.S. Milvus nº 5. La Línea C. 1995.

- AVES DEL PARQUE NATURAL SIERRA DE GRAZALEMA. Barros Cardona, Ríos Esteban. Cádiz 1999.

- CLAVE PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS CRÁNEOS DE LOS MAMÍFEROS TERRESTRES DE ANDALUCÍA. Antúnez, Blasco, García, Vargas. Universidad de Málaga 1979.

- ESTUDIO DEL IMPACTO MEDIOAMBIENTAL EN EL RÍO HOZGARGANTA (MA - CA). V.V.A.A. # En imprenta #. 1998.

- GUÍA DE LAS RAPACES IBÉRICAS. Morillo, Del Junco. Madrid. 1984.

- PRECATÁLOGO DE VERTEBRADOS DE LA ALISEDA DE “EL SOTO” DE CASTELLAR F. Emberley Moreno, Antúnez Carretero. #Inédito # 1999.

VERTEBRADOS IBÉRICOS. Gallego Castejón, López Sánchez. Sevilla. 1983.

ENCARGADOS DE ESTE ESTUDIO:

Agustín Antúnez Corrales. Doctor en CC. Biológicas. Zoólogo Univ. Málaga.

Enrique Emberley Moreno. Profesor de CC. Naturales. San Martín del Tesorillo.

Flora Amenazada.

- Armeria macrophylla , especie vulnerable .

- Armeria hirta , especie “rara”.

- Xolantha echiodes , especie “vulnerable “.

- Fumana juniperina , especie “vulnerable “.

- Frankenia boissieri , especie “rara”.

- Biscutella lyrata , especie “ vulnerable “.

- Sucowia balearica , especie “vulnerable “.

- Pistorinia brevifolia , especie “rara “.

- Ononis leucotricha , especie “en peligro de extinción “.

- Stauracanthus genistoides , especie “ rara “.

- Genista tridens , especie “ vulnerable “.

- Mercurialis elliptica , especie “rara”.

- Sideritis arborescens , especie “ vulnerable “.

- Hymenostemma pseudoanthemis , especie “ vulnerable “.

- Bromus macrantherus , especie “ vulnerable “.

- Allium pruinatum , especie “ vulnerable “.

- Narcissus gaditanus , especie “ rara”.

- Narcissus viridiflorus, especie “vulnerable “.

Bibliografía: Flora Amenazada del Litoral Gaditano, Iñigo Sánchez García.

Normativas.

- Según la Ley 8 /2003 de 28 de octubre de la flora y la fauna silvestres ,en las disposiciones generales , Artículo 3 , fines de la Ley :” Proteger el hábitat propio de las especies silvestres frente a las actuaciones que supongan una amenaza para su conservación o recuperación “.

Título I.Capítulo I.Artículo 7 , c)” Destruir , recoger , talar o arrancar , en parte o en su totalidad , especimenes naturales de la flora silvestre , así como destruir sus hábitats”.

- Real Decreto 1997/1995 , por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres.

- Directiva 79/409/CEE , de conservación de las aves silvestres

Conexión Corredor Verde Guadiaro -Guadalquitón.

En la poblaciones de San Roque y Castellar de la Frontera se sitúa esta área de considerable interés naturalístico para nuestra región, debido tanto a las características de biodiversidad que encierra, como a que constituye “el último reducto de litoral Mediterráneo Occidental que aún se encuentra virgen” pudiéndose afirmar que siguiendo la costa hasta Almería (Cabo de Gata), no hay un enclave que lo iguale.

Se trata del pasillo verde estuario del río Guadiaro-playa de Guadalquitón con el Parque de los Alcornocales, que engloba a las fincas Guadalquitón, Borondo, Dientes, Alcaidesa, Sierra Carbonera, Pinar del Rey, Sierra del Arca, Mojones Blancos, parte de la Sierra Almenara, río Hozgarganta, río Guadiaro y Estuario del río Guadiaro en el término municipal de San Roque y El Chapatal en el término de Castellar de la Frontera, que linda con el Parque Natural de los Alcornocales.

El Corredor Verde es una ambición naturalista de hace ya tiempo, y se viene insistiendo en su creación desde distintos foros, siendo los principales objetivos del mismo:

- La conexión del Parque Natural de los Alcornocales con uno de los últimos reductos de costa virgen de litoral Mediterráneo.

- La conexión práctica de un desarrollo sostenible entre un área profundamente industrializada, un área virgen y una urbanizada (Sotogrande,...)

- La conservación de un monte mediterráneo con una riqueza florística y faunística inigualable.

Los corredores ecológicos juegan un papel de vital importancia para la tan necesaria conservación de la biodiversidad y la conexión de zonas biogeográficas.

Las particulares características de la zona, en su mayor parte monte Mediterráneo, su indudable riqueza vegetal, en la que destacan cuatro formaciones de gran valor ecológico (el alcornoque, el acebuche, el lentisco, el bosque de laurel con adelfas y rododendros según el suelo y la zona del litoral, así como un tierra rica y la existencia de endemismos únicos en la península hacen que esta área de la Comunidad Andaluza constituya un patrimonio natural con unos valores que lo sitúan a la cabeza de las regiones de Europa.

Arropada por esta valiosa vegetación, se conserva una numerosa y diversa fauna con 144 especies de aves divisadas y estudiadas sobre el terreno. Es bien conocido que junto con las especies que habitan aquí, el Estrecho de Gibraltar es la zona que utilizan las aves migratorias como paso entre los dos continentes. El águila real ha sido vista en estos parajes en numerosas ocasiones, pero no se sabe con exactitud su zona de nidificación.

Se ha podido comprobar que el Apus Caffer (Vencejo Culiblanco Cafre) utiliza esta zona para nidificar.

Esta destacada diversidad de aves de presa diurnas y nocturnas, conviven con un no menos diverso número de anfibios y reptiles, entre los que destacan el Camaleón en zonas de monte más aisladas, el Galápago Leproso y la Salamanquesa Costera. Es, sin embargo, el rasgo de la fauna del lugar, la existencia de grandes herbívoros (Ciervos, Muflones, Jabalíes...), así como una parte de los medianos y pequeños predadores del bosque y matorral Mediterráneo, tal es el caso de los Tejones, Meloncillos, Jinetas, Zorros que pueblan el lugar.

Pero este monte Mediterráneo también está fuertemente ligado a la historia y a la cultura andaluza, prueba de ello son los numerosos vestigios encontrados aquí, consistentes en restos arqueológicos procedentes del Pleno Bronce, procedentes del siglo II al siglo IV d.C., del siglo V al siglo IV a.C. En áreas concretas de este Corredor Ecológico se han localizado ciudades romanas, factorías de salazones de gran extensión, necrópolis, destacando igualmente la ciudad de Barbésula en Guadiaro y numerosas pinturas rupestres en la Sierra del Arca (Cueva de la Horadada).

Actualmente el Monte Mediterráneo tiene una rentabilidad financiera escasa, siendo por el contrario altamente rentable en beneficios sociales, culturales y ambientales para el conjunto de la sociedad, lo que exige la intervención de las administraciones Públicas para salvaguardar el interés mediante un uso sostenible que, considerando la peculiaridades de cada región, establezcan modelos de gestión y figuras de protección en estos ecosistemas Mediterráneos, permitiendo así la consecución de los máximos beneficios (turismo rural, educación medioambiental,...) compatibles con el mantenimiento de la biodiversidad y su conservación para las gestiones venideras.

Viendo por encima las características de las fincas a conservar, no podemos sino convencernos de la necesidad de su protección y conectarlas mediante un CORREDOR VERDE al Parque de Los Alcornocales por Castellar de la Frontera.

Estas fincas a conservar son:

Guadalquitón, Borondo, Dientes Bajo y Alto, La Alcaidesa, Pinar del Rey, Sierra del Arca, Sierra Carbonera y Alcaidesa hacia el Parque de los Alcornocales por la finca del Chapatal y Los Chaparrales. La otra subida se haría desde el Estuario del río Guadiaro, parte de la Sierra Almenara, aledaños del Hozgaranta hacia Castellar por la finca de la Almoraima. Es indispensable salvaguardar y proteger una finca denominada Mojones Blancos de unas 50 has. Esta sería la conexión de estos dos corredores, uno desde la playa de Guadalquitón y otro desde el Estuario del Río Guadiaro.

1. La finca de Guadalquitón, tiene aproximadamente unas 500 has, y es uno de los últimos reductos de monte Mediterráneo que prácticamente alcanza el nivel del mar. Podemos encontrar alcornoques, algarrobos, acebuches, coscoja, acompañándolos existe un importante sotobosque con una amplia variedad. Esta finca forestal, ha sido durante los 15 últimos años victima de numerosas extracciones ilegales de áridos, lo que ha puesto en peligro no sólo la flora y fauna asociadas a las dunas, sino los restos arqueológicos de gran importancia, procedentes del Broce Pleno y del siglo II d.C.

2. Borondo está situada junto a Guadalquitón, con una superficie de 323 Has, es, igualmente, uno de los escasos lugares de la provincia donde aún se conservan bosques costeros de carácter residual, destacando Acebuches, Pinos Piñoneros y Alcornoques.

Posee un altísimo valor ecológico y arqueológico dentro del término municipal de San Roque. Declarada zona no urbanizable especialmente protegida en el Plan del Medio Físico de la Provincia de Cádiz, goza igualmente de la protección de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía al albergar en sus suelos restos arqueológicos de los siglos II al IV d.C. Sus zonas dunares.

con alcornoques y monte bajo mediterráneo que se adentran casi en el mar, han sido esquilmadas durante años y, actualmente, es victima de una especulación urbanística debido a su situación geográfica.

3. Dientes alto y Bajo tiene una característica similar a las fincas anteriores, constituye una unión entre las fincas de Borondo y Guadalquitón con la finca de la Alcaidesa, y de estas con la Sierra del Arca, Sierra Carbonera y El Pinar del Rey. Tienen una superficie aproximada de unas 200 Has, cuyos terrenos están atravesados por diversos afluente del Borondo.

4. La Alcaidesa, ubicada al norte del término municipal de San Roque, conecta con la finca Mojones Blancos a la Sierra Almenara y delimitando al norte con Castellar de la Frontera, y el arroyo Guadalquitón, al este con Dientes Alto y Bajo y arroyo de Dientes, al Sur con la Sierra del Arca , Carbonera y el Pinar del Rey. Tiene una extensión de unas 1.300 Has, finca propiedad de la Junta de Andalucía, posee una riqueza ecológica sin parangón.

Los acebuches, alcornoques y pinos piñoneros conforman las formaciones vegetales más valiosas y mejor conservadas. A estos se les une una serie de arbustos que aquí llegan a tener un porte arbóreo.

Unas 50 Has, de suelo arenoso han sido repobladas de Pinos Piñoneros. En las zonas más húmedas acompañan a los quejigos y algarrobos, destacando una valiosa vegetación rupícola en los tajos y lajas que se desarrollan en las orillas de los arroyos dominadas por los fresnos.

5. El arroyo más importante es el arroyo Los Palanceros, seguido por el arroyo por el arroyo Alhaja que desemboca en el arroyo de La Madrevieja, un afluente del río Guadarranque. A parte de la abundancia de rapaces en el lugar (Azor, Ratoneros, Águilas Perdiceras y Culebreras, Milanos Negros y Águilas Calzadas...) una de las grandes peculiaridades de La Alcaidesa es la abundancia de grandes herbívoros ( ciervos, muflones, jabalís, ...), así como una buena parte de los medianos predadores del bosque y matorral mediterráneo (zorros, meloncillos, tejones, jinetas,...). A pesar del espesor de sus masas arbóreas, esta finca sufre un progresivo deterioro, sobre todo de los alcornoques y un altísimo riesgo de incendios, así como la aparición de furtivismo en plan masivo.

6. El Pinar del Rey está situado en el centro de la comarca del Campo de Gibraltar, es un monte de Utilidad Pública de 335 Has. Está dotado de las características propias que lo convierte en un verdadero paraíso forestal. Como su nombre indica, este extenso pinar fue plantado en el año 1800 por cuenta de la Marina Española, al objeto de proveer de madera a las construcciones navales de la época. Tras la catástrofe de Trafalgar y la fase de decadencia en la que entró la marina, la tala y aprovechamiento de estos pinares se hizo innecesaria.

Hoy en día sus suelos dan asiento a las especies forestales típicas del bosque Mediterráneo, junto a arroyos y fuentes, podemos encontrar Acebuches, Alisos, Quejigos, Chopos...Entre los arbustos destacan las Aulagas, Carrascas, Herguen, Zaugazo, Helechos, Esparto, Jara, y en el arroyo Alhaja, que lo bordea por el sur y en dirección noreste-sureste, Juncos, Aneas, Zarzales...

Entre su fauna encontramos animales como Conejos, Tejones, Jinetas, Meloncillos, Perdices, Tórtolas, Palomos Torcaces, Aves de Presa diurnos y Nocturnos...Este enclave, junto con el estuario del Río Guadiaro, son los dos lugares perfectos para la instalación de “Los centros de Interpretación del Corredor Verde Guadiaro-Guadalquitón con el Parque de los Alcornocales.”

7. La Sierra del Arca con una superficie de unas 200 Has, es un monte bajo Mediterráneo en su mayoría con algunos alcornoques y pinos piñoneros donde, debido al poco trasiego humano del que aún disfruta, se encuentra una importante flora endémica. Nacen en la misma sierra el arroyo del Colmenar, el arroyo de la Caracolera y el de La Doctora, estando bordeada, además, por el arroyo Borondo.

En esta zona existen, además, importantes cuevas con pinturas rupestres, tal es el caso, por ejemplo, de la cueva de la Horadada. Linda con las fincas Dientes Alto y La Alcaidesa.

8. La Sierra Almenara hasta el río Guadiaro y Hozgarganta constituye la unión entre las fincas La Alcaidesa, Mojones Blancos y El Estuario del río Guadiaro. Es decir, es uno de los puntos de enlace entre el mar Mediterráneo y el Parque Natural de Los Alcornocales. La finca Mojones Blancos de unas 50 Has es fundamental su protección, para no cortar esta subida desde el Estuario del Guadiaro.

Esta zona se localiza al norte del municipio de San Roque, próxima a su límite con la provincia de Málaga (municipio de Casares). Está formada de una composición forestal en el cual el extracto arbóreo predominante es el Acebuchal y Alcornocal, con algunas repoblaciones de Pino Piñonero. Nos encontramos en un territorio con importante nivel de movimiento, inmersos entre sierras, colinas, lomas y valles.

Esta sierra conecta con el río Hozgarganta y el Guadiaro hasta llegar su desembocadura, única zona húmeda que posee el litoral mediterráneo occidental gaditano. En el Estuario del río Guadiaro se encuentra una de las rutas mas importantes de aves migratorias y, precisamente, en este aspecto es donde radica una de las principales causas que justifican su conservación. De hecho, el número de especies que utilizan este lugar de un modo o de otro, representan el 60% aproximado de las especies que se han registrado en el Campo de Gibraltar. Su fauna acuática característica la componen la Águilas Pescadoras, La Gambusia, La anguila...Existen indicios e incluso se han divisado nutrias.

La gestión de este territorio se debe hacer de una manera integral, dándole una garantía jurídica al espacio y una normativa que permita establecer las pautas de funcionamiento idóneas para ello. La progresiva deforestación y pérdida de biodiversidad que padece la población de San Roque con las nuevas construcciones exige la protección de estos enclaves.

Las administraciones competentes, tanto locales como autonómicas, con la Consejería de Medio Ambiente a la cabeza no pueden, bajo ningún concepto, dar la espalda a este enclave único en Europa, el cual reviste una gran importancia para el contexto del patrimonio natural andaluz.

El Chapatal. Características similares a la del PN Alcornocales.

En el Parque Natural de los Alcornocales se agrupa un complejo de sierras donde se desarrolla, en excelente estado de conservación, el mayor alcornocal de la Península Ibérica y uno de los más importantes del mundo. Este árbol de carácter mediterráneo, con aspecto generalmente desnudo por la entresaca del corcho, es uno de los elementos más representativos de nuestros bosques y ha alcanzado esta situación privilegiada gracias al aprovechamiento racional de este recurso, explotado desde tiempos inmemoriales.

El atractivo natural de este Parque no finaliza aquí, ya que acoge unos bosques galerías excepcionales, capaces de transportarnos a regiones subtropicales ausentes en la actualidad del continente europeo, al estar formados por especies típicas de estos ambientes que han encontrado en este lugar un refugio adecuado para desarrollarse. Se localizan en los denominados «canutos», valles profundos y estrechos excavados por los ríos.

En su mayoría están colonizadas por alcornoques, en ocasiones mezclados con acebuches, quejigos, robles melojos... dependiendo de las condiciones de humedad y tipo de sustrato. El alcornoque es un árbol típico de la cuenca mediterránea que ha adquirido adaptaciones singulares para sobrevivir en este clima. Posee raíces profundas para captar agua con mayor facilidad y las hojas tienen una cutícula dura que impide el exceso de transpiración y por tanto la pérdida de agua a través de la superficie. Por último, la corteza de corcho actúa como capa protectora contra el fuego, pues en la región mediterránea existe un fuerte riesgo de incendio durante la época estival.

El matorral que coloniza las laderas es generalmente el resultado de la degradación del bosque originario, constituido por quejigos y robles. Sin embargo en ocasiones se desarrolla sobre superficies azotadas por el viento o bien sobre suelos muy pobres donde el bosque no puede prosperar. Está constituido por lentiscos, jaras, brezos, cantuesos, torviscos y majuelos, entre otros especies típicas del clima mediterráneo.

Estas sierras presentan gran riqueza en rapaces contabilizando hasta un total de 18 especies. Las mejor adaptadas a este tipo de bosque son las águilas calzadas, culebreras y ratoneras, azores, gavilanes y cárabos. En las lajas y tajos de la sierra se localizan rapaces rupícolas como el buitre común, el alimoche, el águila perdicera, el búho real, halcones peregrinos y cernícalos.

Los canutos suponen auténticos bosques subtropicales, hoy día desaparecidos del continente europeo salvo en Turquía y España. Estos valles excavados por los cauces fluviales están formados por laurel, rododendro, avellanillo, durillo, aliso, acompañados por acebo, y ejemplares de helechos poco comunes en nuestros bosques. La fauna que habita en estos arroyos está compuesta por mirlos acuáticos, martín pescador, aviones zapadores...

Las monterías suponen uno de los principales recursos económicos del espacio. Entre las piezas de caza se halla el corzo que encuentra en estas tierras su distribución más meridional, y que debido al aislamiento del resto de las poblaciones peninsulares ha evolucionado hacia un ciclo anual diferente al del resto de España, perdiendo las cuernas a finales de septiembre por lo que tiene un período cinegético especial. El ciervo ha sido reintroducido recientemente, así como el gamo y la cabra montés que aunque no habitaban estos parajes, han sido introducidos para las grandes monterías.

La extracción del corcho es un recurso ancestral, que aún hoy se realiza de forma muy similar. El período de descorche debe coincidir con la máxima actividad vegetativa para que el árbol se recupere lo más pronto posible. Es llevado a cabo por cuadrillas que viven en el monte mientras dura la operación. Obreros especializados realizan la «pela» y van apilando las «panas» que serán trasladadas mediante caballería para más tarde pesarlas y clasificarlas. Junto a este recurso se realiza la cría de cerdo en montanera, cabras, vacas y ganadería brava.

Bibliografía .www.juntadeandalucía.es

Por todo lo expuesto

AL AYUNTAMIENTO DE CASTELLAR DE LA FRONTERA

Solicito: Tenga por presentado, en tiempo y forma, este escrito, y por formuladas las alegaciones que contiene contra el Acuerdo de Pleno de 30 de agosto de 2005, en el que se aprobó el Acuerdo Marco de Colaboración con la empresa Arenal 2000, y cuya exposición al público se llevó a efecto, por anuncio en el BOP de Cádiz de 15 de octubre de 2005, la admita a trámite y en mérito a su contenido, la estime, dejando sin efecto, el mencionado Acuerdo Marco, declarando su nulidad de pleno derecho.

Fdo. D. Alfonso Sierra Jiménez

Castellar a 5 de Noviembre de 2005




Visitantes conectados: 409