Denuncian obras ilegales en la salina San José

El restaurante Aponiente pretende ocupar una zona de esta salina.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ha paralizado las obras sin autorización que comenzaron la semana pasada en la salina de San José, en la zona colindante con el Molino de Mareas en el que está ubicado el restaurante Aponiente.

En defensa del carácter público de esta salina y en contra de su privatización total o parcial.

Miembros de Ecologistas en Acción comprobaron cómo se habían depositado varias sacas con grava de mármol y que varios trabajadores estaban realizando trabajos en un camino de la salina, lo que pusieron en conocimiento de la dirección del Parque Natural Bahía de Cádiz, espacio protegido al que pertenece esta salina.

No es la primera vez que se realizan obras ilegales en esta salina por parte de Mar Cristal Marilum S.L., empresa propietaria de Aponiente: apertura de una puerta trasera en el edificio protegido, instalación de puente levadizo y una plataforma, desmonte de vegetación… Ahora esta empresa ha solicitado una autorización de ocupación de 300 m2 para adecuar un camino e instalar una pérgola, que serían de uso privativo. La justificación para solicitar la ocupación de esta zona de Dominio Público Marítimo-Terrestre es “ofrecer una breve experiencia en el medio natural de la marisma salinera a clientes y usuarios del Laboratorio de Investigación Gastronómica y a los escolares y ciudadanos que hacen uso del Programa de Uso Público del Molino de Mareas, en el que se explica la importancia del medio circundante, la riqueza del D.P.M.T. y la biodiversidad existente”.

Esta justificación es una mera escusa para apropiarse de una zona de esta salina pública como terraza de los clientes del “Laboratorio de Investigación Gastronómicas”, ya que para realizar actividades con escolares no hace falta este camino y “pérgola”, como lo atestigua los talleres escolares que viene impartiendo Ecologistas en Acción sin necesidad de infraestructuras de ningún tipo. Más aún, el cerramiento de esta zona dificultaría a los usuarios de la salina acceder libremente al entorno del Caño del Molino y del Molino de Mareas. Además, en la concesión del molino de mareas se incluyó la obligación de adecuar una sala para actividades, que ahora se pretende instalar en terrenos de la salina.

Pero lo que en ningún caso es admisible es que cuando está en trámite y en periodo de información pública esta solicitud de ocupación, la empresa inicie las obras sin siquiera esperar la resolución de su solicitud, que al parecer dan por hecha.

Ecologistas en Acción ya ha presentado alegaciones contra esta solicitud de ocupación por las siguientes razones:

· No está justificadas, ya que lo que está autorizado en el Molino de Mareas es un laboratorio gastronómico, y los investigadores de este laboratorio pueden recorrer y realizar actividades en la salina como cualquier otro ciudadano.

· Las actividades escolares se pueden organizar perfectamente con la infraestructura existente en la salina, sin necesidad de permisos de ocupación privativos ni adecuación de pasarelas ni pérgolas.

· No se puede primar con concesiones en una salina pública a una empresa que viene vulnerando la legalidad con obras sin autorización ni concesión, intentando aplicar la política de hechos consumados.

· La Junta Rectora del parque natural aprobó la convocatoria de un concurso público entre entidades sin ánimo de lucro para la gestión de la salina, garantizando siempre su plena disponibilidad de uso para toda la ciudadanía, acuerdo que choca con esta solicitud de uso privativo de terrenos de la salina.

Por último, mostramos nuestra sorpresa porque tenga que ser Ecologistas en Acción de nuevo la que advierta a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la realización de obras ilegales en la salina de San José, cuando esta Consejería tiene contratada a la asociación Salarte para divulgar los valores de esta salina, entidad que tiene su sede social precisamente en el mismo Molino de Mareas, y por tanto debe ser conocedora de las obras ilegales que se realizan en su entorno.




Visitantes conectados: 507