Cruentas masacres de fauna cinegética

Cuando ya nada parecía que pudiera llegar a sorprendernos en el terreno del maltrato que como “seres racionales” le propinamos ordinariamente a nuestro planeta y a los seres vivos que lo habitan, una vez más, la inquina del hombre por la vida ha vuelto a dejarnos boquiabiertos. Esta vez la alarma ha saltado en el municipio de Robledo del Mazo, ubicado en los límites de la toledana comarca de La Jara

Y es que, por comunicado de un colaborador de nuestra organización en dicha comarca, hemos tenido conocimiento de que en un cercado propiedad del Ayuntamiento de Robledo del Mazo, la asociación canina “SEFCA”, se dedica a la suelta de animales pertenecientes a especies cinegéticas como el Jabalí con la única, cruel y por supuesto ilegal intención de que el indefenso animal (que se encontraba acorralado en un cercón artificial a 1 km. de Robledo en la carretera hacia Las Hunfrías) sea masacrado por perros de presa (Alanos y similares) a los que - entendemos - se intenta adiestrar en la práctica de métodos agresivos e ilegales de defensa y ataque.

No se trata por tanto de una práctica que tenga nada que ver con la actividad venatoria que se viene practicando normalmente en los Montes de Toledo, sino de una simple práctica arraigada en la aberrante, primitiva e ilegal “afición” por las peleas de perros, gallos, o entre animales de diferente especie; costumbre que, afortunadamente, ya ha sido prácticamente desterrada de nuestra sociedad por ilegal y salvaje.

En principio estas masacres son ilegales según el Reglamento y la Ley de Caza de Castilla La Mancha y la propia Ley Regional de Conservación de la Naturaleza; pero lo más inquietante es que la actividad en sí se esté desarrollando en un cercado cuya titularidad recae directamente sobre el Ayuntamiento de Robledo del Mazo. Si nos resulta deplorable que ciertos sectores “particulares” de nuestra sociedad permanezcan anclados en los fondos más inmundos del acervo cultural más cruel, desistimos de calificar (por miedo a rebasar el límite de lo cortés) la sensación que nos produce el que estos hechos se produzcan con la relativa colaboración y confiamos que también desconocimiento (y no connivencia), de los poderes “públicos” representados en la corporación municipal de esta localidad.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de la Guardia Civil y de la Delegación Provincial de Medio Ambiente. Por el momento se desconocen detalles más concretos. A la espera de las averiguaciones hacia las que pudiera conducir la investigación de estas presuntas prácticas ilegales, Ecologistas en Acción se reserva la intención de proceder a la denuncia formal (aunque la denuncia verbal es igualmente válida) y por escrito de los hechos con la finalidad de que sean depuradas todas las responsabilidades en las que la citada asociación y el propio ayuntamiento de Robledo del Mazo pudieran haber incurrido.

La jabalina que sufrió el maltrato por parte de estos desaprensivos quedó en estado de salud tan lamentable que, por irrecuperable, ha debido ser eutanasiada por parte de agentes medioambientales de la Delegación Provincial de Medio Ambiente de Toledo. Desde Ecologistas en Acción se quiere aprovechar la ocasión para felicitar, tanto a la propia Delegación Provincial de Medio Ambiente en Toledo como al SEPRONA y cuartel de La Nava de Ricomalillo (Guardia Civil) por su rápida intervención en los hechos.




Visitantes conectados: 250