Piden colaboración de pescadores para denunciar el mal estado del río

ASDEN-Ecologistas en Acción de Soria anima a los pescadores a comprobar, denunciar y publicitar los vertidos y mala salud del río Duero en el primer el día de pesca de la trucha.

La presencia de floculaciones de materia orgánica y microorganismos es escandalosa y frecuente en la zona del Soto Playa, por no decir normal. Pero además afecta a otros muchos tramos de río, como son el embalse de Los Rábanos, o el azud de Almarail donde desde hace un mes se observan espumas o materia orgánica en superficie, e incluso en Almazán donde las aguas discurren con un color oscuro desde hace unas semanas.

Siendo el día 1 de abril, la apertura de la pesca de la trucha común, ASDEN-Ecologistas en Acción hace un llamamiento a todos los pescadores para que hagan llegar a las autoridades (CH Duero y JCyL) testimonios del estado de conservación de los ríos Sorianos, y muy especialmente si observan hechos que pueden corresponder con infracciones, o supuestos incumplimientos de autorizaciones de vertidos. Algo que deben hacer de forma oficial (personal e individualmente, como colectivamente a través de asociaciones de pescadores o organizaciones ecologistas) con objeto de tener derecho a recibir respuesta y en su caso ser parte interesada. Por supuesto es interesante el hacer público ese testimonio con objeto de que el resto de la sociedad sea conocedora y consciente del mal estado del agua y de los ríos, y en su caso de los perniciosos perjuicios económicos para la sociedad y para la salud individual y colectiva. Claro está que las especies piscícolas y su hábitat, y sobre todo la trucha, se están viendo afectados negativamente por este mal estado de conservación.

Muy especialmente se debe prestar atención a los vertidos de las depuradores de aguas residuales (EDAR), como es el caso de la de Soria que en ciertos instantes emite vertidos presuntamente con alta carga contaminante y que no son detectados por las administraciones, o la de Garray. Otro ejemplo es la EDAR de Vinuesa cuyo vertido ofrece un color que no se corresponde con el esperable de una instalación con eliminación de nitrógeno y fósforo, que finalmente llega al embalse de la Cuerda del Pozo que según la CHDuero está mejorando su calidad.

Salvo excepciones los flóculos observados, en opinión de los ecologistas, no son el problema o causa del mal estado, sino que son los síntomas, la expresión o el indicador de que el río está enfermo desde hace tiempo. Los flóculos del Sotoplaya seguramente tengan su origen en Garray y en Soria, como muy bien sabe la CHDuero que ha omitido sus obligaciones durante años. Ahora bien, tales flóculos también han aparecido en el embalse de los Rabanos y en el azud de Almarail.

En todo caso su origen o causa todavía no ha sido explicada por la Confederación Hidrográfica del Duero (CH Duero), y por tal razón ASDEN-Ecologistas en Acción de Soria se ha dirigido a la misma para que lo investigue y haga público como medida de concienciación y divulgación, y en su caso para que adopte las medidas necesarias para conseguir el buen estado de conservación de acuerdo a lo establecido por la Directiva Marco del Agua y el Plan Hidrológico del Duero.

Tampoco hay que olvidar a la Junta de CyL (JCYL) tiene importantes competencias porque los ríos son el hábitat de fauna piscícola y acuática (algunas protegidas), y además el Duero forma parte de la Red Natura 2000 con la figura de “LIC Riberas del Duero” (Código ES4170083) que por cierto ya tiene una Plan de gestión y conservación. Además la Junta de CyL tiene las competencias en el control de las autorizaciones ambientales, cuyo incumplimiento siempre queda impune; quedando supeditados los intereses empresariales a los de pescadores y resto de ciudadanos que pagamos con nuestros impuestos la depuración de aguas residuales y la limpieza de ríos.




Visitantes conectados: 508