Se agota el pescado

El pasado 9 de mayo España agotó su propio pescado. Es decir, si España solo se abasteciera del pescado que la flota española captura en aguas europeas, ya habríamos agotado nuestro cupo. No somos capaces ni de abastecernos medio año con los recursos propios comunitarios; no digamos ya con los caladeros nacionales. Somos ’pescado dependientes’, dependemos del pescado de otras zonas del planeta para mantener nuestros niveles de consumo.

España es el tercer país europeo que consume más pescado, unos 42 kg por persona y año, el doble que la media europea, justo detrás de Portugal que se sitúa en primera posición con 54 kilos y de Lituania con 44 kilos. Debido a este consumo elevado, tres de cada cinco pescados que consumimos provienen de aguas extranjeras.

Esta ’pescado dependencia’ causa impactos sociales y económicos en países que necesitan estos recursos para alimentarse mucho más que la UE. Más del 50 % de las importaciones de pescado y mariscos a la UE provienen de países poco desarrollados, un 38 % en el caso de España. Para solucionar esta situación habría que mejorar nuestros caladeros para incrementar la autosuficiencia, y aumentar la conciencia del consumidor para asegurarnos de que sólo nos proveemos de productos provenientes de fuentes sostenibles y responsables. La piscicultura es otra opción, pero hay que evitar la intensiva, que alimenta a los peces con pienso procedente de harinas de pescado de esos caladeros lejanos, y promover la extensiva y aquella que reduce las fuentes de alimentación artificial y recicla los nutrientes, y ya hay experiencias interesantes en nuestra provincia. Las aguas de la UE son mares potencialmente ricos y productivos, capaces de ofrecer suministros de pescado de forma estable en el tiempo, así como empleo y numerosos beneficios para las poblaciones costeras y para la ciudadanía en general. Pero la sobrepesca, el incumplimiento de las recomendaciones científicas y de las normativas, y la mala gestión pesquera han contribuido a reducir el suministro de pescado y marisco en aguas europeas.

Ecologistas en Acción ha publicado la guía de consumo responsable Sin mala espina con amplia información sobre las especies comerciales y consejos para un consumo responsable.

Por Juan Clavero.




Visitantes conectados: 512