La mina de La Zarza puede provocar un desastre ambiental

La rotura del tapón que cerraba el paso a las aguas contaminadas contenidas en la corta minera de La Zarza está provocando el vertido de cientos de miles de metros cúbicos de aguas ácidas con sedimentos y metales pesados a la cuenca del río Odiel. El vertido desembocará en la ría de Huelva, generando un grave riesgo para los ecosistemas protegidos de las Marismas del Odiel y de la zona costera cercana.

Ecologistas en Acción considera demostrada la existencia de graves negligencias en el sellado y mantenimiento inadecuado de la corta, lo que ha ido provocando unas primeras filtraciones en días pasados, que han culminado con la ruptura del tapón de cierre de y el vertido continuo de las aguas contaminadas allí contenidas que se pueden calcular en miles de millones de litros.

Numerosas cortas y balsas mineras permanecen abandonadas en el Andévalo onubense en condiciones precarias, sin que la Junta de Andalucía haya tomado las medidas de protección y sellado necesarias a pesar de los antecedentes del desastre de Aznalcóllar, del que recientemente se han cumplido casi 20 años. No se han planteado planes de recuperación de la calidad de ríos como el Oraque, Olivargas y el propio Odiel, de los que solo se han acordado de contabilizar sus teóricos caudales para justificar planes de regadío, trasvases y obras faraónicas como las de la presa de Alcolea. La nula intención de sellar debidamente las balsas e instalaciones mineras, la apertura en condiciones precarias de algunas minas y la intención manifestada irresponsablemente de más aperturas, generan situaciones de desastre ambiental como el que ha sucedido en La Zarza, con graves riesgos de afecciones ambientales y sociales aguas abajo. Por otra parte, demuestran la irresponsabilidad de quienes prometen trasvases basados en aguas contaminadas, sujetas a riesgos de vertidos como el que ahora ha sucedido.

Ecologistas en Acción denunciará ante la Consejería de Medio Ambiente el vertido de la corta de La Zarza y estudiará la exigencia de responsabilidades penales contra la empresa Nueva Tharsis, titular de la instalación, así como contra los responsables de la vigilancia y mantenimiento de la corta en la propia administración ambiental y de minas de la Junta de Andalucía.




Visitantes conectados: 720