Ecomarcha 2017

Todas las versiones de este artículo: [Castellano] [Português]

  Sumario  

 Bicidiario

Sábado 29 de julio. En Lisboa

La entrada a la capital portuguesa ha sido emocionante. A nuestro pelotón y gracias a la organización de Quercus, se han sumado cerca de treinta ciclistas lusas con quienes hemos recorrido 7 km dentro de la ciudad. Queríamos hacernos visibles y no ha sido difícil;)

En la Plaza del Comercio hemos hecho todo el despliegue de carteles, comunicados y canciones que nos han acompañado durante estos quince días. Ha sido una fiesta reivindicativa en toda regla, que ha finalizado en el consulado de España a donde hemos acudido para pedir el cierre de las centrales nucleares y para reivindicar un río Tajo vivo.

Por la tarde y la noche ya solo nos ha quedado celebrar. Hemos llegado hasta aquí con mucha alegría, después de recorrer cerca de 550 kilómetros llenos de placer y con muchas ganas de seguir luchando por un mundo más justo y sostenible. ¡Hasta el año que viene!"

Concentración en el consulado de España
Plaza do Comercio
Lectura manifiesto frente al Tajo
Rueda de prensa final de la Ecomarcha
Sábado 29 de julio. La Ecomarcha 2017 finaliza en Lisboa

· El pasado sábado 22 de julio llegó a Lisboa la Ecomarcha 2017, la ruta ciclista organizada por Ecologistas en Acción que este año contaba con el apoyo de la organización ecologista portuguesa Quercus.

· En la jornada de clausura, más de 100 personas se concentraron delante del consulado español para pedir el cierre de las centrales nucleares y para reivindicar un río Tajo vivo.

La Ecomarcha 2017 ha finalizado después de recorrer 550 km desde que salió de Navalmoral de la Mata (Extremadura) el pasado 23 de julio. Durante 15 días, un pelotón de más de 100 personas han seguido la cuenca media del río Tajo bajo el lema ’Vive el Tajo: por un río vivo y sin nucleares’. El objetivo de esta iniciativa ha sido conocer uno de los territorios más bonitos que une a los países vecinos, visibilizar y denunciar las problemáticas ambientales y sociales que sufre esta zona, así como fomentar la bicicleta como una forma de viajar sostenible y placentera.

A su llegada a Portugal, la ruta ciclista de Ecologistas en Acción se ha concentrado delante del consulado español para exigir el cierre de las centrales nucleares y para reivindicar un río Tajo vivo. Javier Andaluz, portavoz de Ecologistas en Acción, ha declarado que "volvemos al consulado de España en Lisboa para pedir el cierre de Almaraz y todas las demás centrales porque queremos un Tajo vivo sin contaminación térmica, ni radiactiva, ni tóxica. No podemos seguir desoyendo la voluntad del pueblo portugués que hace varias décadas defendió vivir sin nucleares".

La salud del río Tajo y sus afluentes ha sido otro de los temas centrales de esta edición de la Ecomarcha que también ha estado presente en las demandas hechas al consulado español en Lisboa el pasado sábado. La ruta ciclista ha constatado el mal estado de este río y ha pedido que se tomen medidas para que mejore la vegetación y fauna de la zona.

Raúl Urquiaga, portavoz de Ecologistas en Acción, ha afirmado que "desde Talavera de la Reina (Toledo) y en todo su paso por Extremadura, el Tajo no es más que una concatenación de grandes embalses que han acabado con la función ambiental del río. La gestión de estas presas responde a los intereses de las compañías hidroeléctricas, por encima de las funciones ambientales y sociales".

Pero el cierre de Almaraz, la degradación del río Tajo y los efectos de los embalses no han sido los únicos intereses de esta ruta ciclista. En cada una de las etapas se han realizado acciones reivindicativas y de denuncia sobre otros aspectos concretos en los que Ecologistas en Acción trabaja y que afectan a la región extremeña y portuguesa: la defensa del Parque Nacional de Monfragüe, la dehesa, sus riquezas y peligros, la campaña Salvemos el Suelo/People 4 Soil, la reivindicación del tren regional y convencional, la denuncia de especies invasoras en el río, la contaminación de ozono troposférico, el problema de los monocultivos y cultivos transgénicos.

Por séptimo año consecutivo, Ecologistas en Acción ha organizado esta iniciativa también para promover el uso de la bicicleta. Como explica Félix Jiménez, coordinador de la Ecomarcha 2017, "con esta experiencia promovemos una filosofía de viajar que tiene mucho que ver con la promoción y el disfrute de la bicicleta, la cooperación, la sostenibilidad, el cuidado del entorno, el conocimiento cercano de los lugares que visitamos".

El día a día de la Ecomarcha, así como las diferentes actividades que se han realizado, pueden consultarse en la página web de Ecologistas en Acción, donde se ha dispuesto un bicidiario con información y fotos de toda la ruta: www.ecologistasenaccion.org/ecomarcha

Viernes 28 de julio. Llaneando por cultivos de tomate

Hoy hemos recorrido la etapa más larga de toda la ruta. 55 kilómetros de travesía en llano, recorriendo campos de regadío donde el monocultivo es el protagonista absoluto. En particular el tomate pera, que en esta zona es cosechado con grandes cosechadoras y a gran escala. No es casualidad el olor a salsa de tomate haya impregnado el aire de todo el recorrido.

Durante las horas de calor, nada como bajarse de la bicicleta y buscar una sombra donde poder descansar. Y como ha hecho mucho calor, nos lo hemos tomado con calma y hemos hecho varias paradas;)

En una de estas paradas hemos aprovechado para hacer nuestra última asamblea, la de evaluación. ¿El resumen? Que es un privilegio haber venido a una ruta en bicicleta donde el grupo ha estado cohesionado, ha participado y ha colaborado. Una ruta donde, además de pedalear, también hemos conocido zonas rurales españolas y lusas muy interesantes pero con problemáticas ambientales muy fuertes. Un viaje donde nos hemos acercado a la población de muchos de estos municipios, hemos comido bien, nos hemos reído, hemos cantado, y hemos hecho alianzas con nuestros compañeros ecologistas portugueses con los que tenemos mucho trabajo conjunto por hacer.

Hoy a la cama temprano, que mañana es el último y el gran día.



Jueves 27 de julio: Monocultivos y transgénicos en nuestro camino
Madrugón para encarar la penúltima etapa de esta Ecomarcha. Antes de salir, hemos querido rendir un homenaje a Juanjo, compañero ciclista que murió atropellado por un camión el pasado 11 de julio cuando circulaba por un carril-bici de Madrid. También era un compañero de la PAH Madrid comprometido y querido.

Con la lectura de una carta y un minuto de silencio hemos recordado a Juanjo y a tantas otras personas que han perdido la vida mientras montaban en bicicleta. Se nos dice que las bicicletas son peligrosas, pero lo peligroso son las ciudades y carreteras que no garantizan la seguridad de ciclistas ni de personas que se desplazan a pie. Como afirma este texto, No mata la bici, mata la ciudad que no frena a los coches.

Después de este homenaje, hemos tomado rumbo a Almerim. Nos hemos metido en el tramo bajo de la Vega del Tajo. Se trata de un valle extenso y abierto, con muchos cultivos de regadío, la mayoría de los cuales son monocultivos y semillas de tomate y maíz de grandes empresas que poseen el monopolio. Algunos de ellos, son incluso transgénicos.

No es casualidad que la charla de la tarde -impartida por responsables de Ecologistas en Acción y de Quercus- haya sido precisamente sobre este tema, monocultivos y transgénicos. En la UE sólo puede cultivarse un tipo de transgénico, el maíz MON810 y el Estado español es el único que lo sigue cultivando a gran escala, a pesar de que una mayoría de Estados europeos lo han prohibido en sus suelos. Como ocurre en Portugal también aquí el tema de los transgénicos es preocupante. Después de quince años, los efectos de los cultivos transgénicos siguen sin evaluarse adecuadamente, y ni siquiera han cumplido con la promesa de aumentar la producción. Por si no fuera poco, tras las recientes fusiones, el mercado de semillas transgénicas y de agroquímicos está concentrado en manos de unas pocas empresas.

Por todo esto, debemos apostar por un sistema alimentario que ponga en valor la diversidad biológica y cultural, y garantice la soberanía alimentaria de la población, para conseguir una producción justa, saludable y sostenible.




Miércoles 26 de julio ¡Un buen chapuzón!
Hoy, por fin, hemos encontrado un "río vivo". O al menos un río no demasiado contaminado.

Se trata del Zêzere, uno de los principales afluentes de la cuenca del Tajo en Portugal. Con 214 km es el segundo mayor río exclusivamente portugués. Así que nos hemos bañado en sus aguas frías y limpias que, lamentablemente algo sí se están ensuciando por la existencia de tres presas. Pero bueno, no vamos a lamentarnos: día de ruta fácil, llaneando y de bajada, baños fresquitos y cervezas a la sombra. ¿Qué más se puede pedir?

Por cierto, que desde la Ecomarcha nos hemos sumado a la acción de campaña People4Soil: selfis de nuestros pies para pedir la firma de la ICE Salva El Suelo Porque sin suelos no hay vida y porque en la solución está bajo nuestros pies. Si quieres participar con tu selfi y con tu firma, pincha aquí.


Martes 25 de julio. Parada en Pego contra las centrales térmicas
De camino a Abrantes, nos hemos parado en Pego, para conocer su central térmica. Esta central tiene dos calderas de 314 Mw cada una y quema principalmente carbón de importación. Coge agua directamente del río Tajo y la vierte después a unos 6º por encima de la temperatura que tiene el tajo en el punto de vertido, lo cual altera y degrada el ecosistema.

Al igual que otras centrales nucleares térmicas del conjunto de la península Ibérica, la central de Pego recibió en 2009 subvenciones para los filtros de desnitrificación y desulfuración en unas energías termoeléctricas que tienen un impacto elevado. De hecho, el carbón es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero (GEI) en la producción eléctrica dentro del conjunto de la UE.

Al llegar a nuestro destino nos hemos podido echar una buena siesta y pasear. Desde Abrantes la vista es espectacular y hoy nos tocaba ver una estampa impactante: la central térmica en medio del entorno, compartiendo foto a lo lejos con otro incendio, esperemos que apagado mientras escribimos estas líneas.

Para terminar el día, hoy hemos tenido serenata. Será por la llegada de un buen grupo de gente joven al pelotón, o porque el fresquito de la tarde nos ha animado, o que la gente portuguesa nos contagia su alegría, pero el caso es que las canciones han ido sucediendo una tras otra, hasta altas horas de la madrugada. Mañana sufriremos el despertar.



Lunes 24 de julio. Sobre incendios y ríos sucios
Etapa tranquila y ligera desde Nisa hasta Gaviâo. Hemos pedaleado por un tramo de camino y otro de carretera donde, para nuestra sorpresa, nos hemos cruzado con no pocos camiones cargando madera de eucalipto. Y es que el eucalipto, según nos han contado en la charla sobre incendios este mismo día por la tarde, es un árbol que arde con mucha facilidad y que se ha introducido en todo el territorio para la fabricación de papel, desplazando al bosque autóctono. Si os interesa este tema podéis echar un ojo a esta noticia de hace unos años. Diferente contexto, pero mismo problema.

La ruta hoy ha sido sencilla. Pero no ha sido un día bueno para el medioambiente. En Gaviâo nos hemos acercado a una paya fluvial a orillas del Tajo que, aunque tenía una zona de baño, sus aguas estaban sucias, estancadas y no invitaba mucho al chapoteo. Para rematar, mientras el pelotón recibíamos más tarde la charla informativa sobre cómo se generan los incendios y cómo pueden prevenirse y solucionarse, a nuestras espaldas hemos asistido a las nubes de humo generadas por un incendio activo en el Alentejo. Las fotos hablan por sí mismas.



Domingo 23 de julio. Llegamos a Portugal
Última etapa antes de cruzar a tierras lusas. Hemos comenzado en Cedillo donde, de nuevo, hemos protestado por la nefasta gestión de su presa y por la incomunicación que supone para los pueblos de alrededor. A Iberdrola le hemos dicho, entre otras cosas, que la el embalse debe abrirse todos los días de la semana y que se necesita una buena gestión del mismo.

A la llegada a Portugal nuestras compañeras y compañeros de Quercus nos han recibido en Nisa donde hemos empezado a hacer nuestros pinitos en portugués. “¿Nuclear? Nao, obrigada” o “É urgente fechar Almaraz”;)

Además de una excursión por Ródao, hemos hecho una visita a las minas de uranio a cielo abierto en Nisa. Esta minería que -debido al polvo radiactivo- tiene un imapcto severo en la salud de las personas, los animales y las plantas, es un problema que nuestros vecinos portugueses comparten con algunas zonas de nuestro país. En la provincia de Salamanca, sin ir más lejos, Ecologistas en Acción se ha sumado a la lucha vecinal para impedir que se lleve a cabo un plan de minas de uranio en Retortillo.




Sábado 22 de julio. Ruta rompepiernas hasta Cedillo
Se dice que una ruta es ’rompepiernas’ no porque las subidas sean especialmente largas, ni con una pendiente paticularmente difícil, sino cuando el camino se caracteriza por subidas y bajadas, cuestas para arriba, cuestas para abajo. Y sí, estas etapas tienen cierta dificultad, pero qué duda cabe que también son muy divertidas. Más aún si el entorno es tan bonito como el que nos hemos encontrado en el tramo entre Carbajo y Cedillo. Por el camino hemos ido esparciendo las semillas bombas que hicimos el día anterior, especialmente en las zonas con poca vegetación para que la naturaleza haga su trabajo y florezcan nuevas plantas.

Al terminar la ruta y llegar a Cedillo, dado que teníamos las piernas cansadas, no nos ha quedado más remedio que echar la tarde en la piscina municipal, no sin antes estirar, hacer yoga o estiramientos diversos para poder mantenernos en forma.

Hemos cerrado el día con una asamblea, ya que hoy ha habido mucho intercambio de gente. Despedida de personas que se va después de una semana de pedaleo y binvenida de muchas otras que llega para sumarse al tramo portugués. Así que ha venido muy bien el momento de puesta al día, intercambio de información, acuerdos de funcionamiento y otras cuestiones logísticas.





Viernes 21 de julio. Pedaladas para salvar el suelo
La etapa de hoy ha sido de lo más completa. Aunque nuestro destino inicial iba a ser el pueblo de Membrío, hemos tenido que cambiarlo a Carbajo. ¿La causa? Que Agustín Gilete, alcalde de Membrío, a última hora nos ha negado poder utilizar el polideportivo municipal para dormir ahí. Ni las formas ni el contenido de sus explicaciones nos han convencido, así que ni cortas ni perezosas nos hemos acercado hasta las puertas del Ayuntamiento de Membrío para denunciar lo que consideramos es un mal trato y una falta de apoyo encubierta a la Ecomarcha y a Ecologistas en Acción. Se puede leer el comunicado aquí.

La tarde sí la hemos dedicado a las actividades programadas. Dentro de la campaña Salva el Suelo/People4Soil de la que Ecologistas en Acción participa junto otras organizaciones, hemos realizado un taller de ’semillas-bomba’. A lo largo del trayecto hasta Carbajo hemos recolectado semillas de arbustos y árboles autóctonos. Y ya en el taller, hemos elaborado unas bolas de semillas junto con arcilla, materia orgánica, algo de paja. Las hemos dejado secar para poder propagarlas al día siguiente. Este método no requiere de ningún trabajo o labor previa sobre el suelo, sino que se deja que la naturaleza actúe y las semillas germinen en el momento en el que tienen condiciones ambientales óptimas.

Y así hemos pasado la tarde: con las manos en el barro, grandes y pequeños hemos aprendido la importancia de todas las partes en la germinación de las semillas. Además, hemos hablado sobre el suelo, un bien indispensable para la vida que merece ser cuidado y protegido. Hemos debatido sobre qué es lo que ocurre cuando nos quedamos sin suelo fértil debido a todas sus amenazas (extracciones mineras, deforestación, erosión, contaminación, sellado, agricultura y ganadería intensiva, etc) y hemos conocido la Iniciativa Ciudadana Europea People4Soil con la que se están recogiendo firmas para pedir a la Comisión Europea una directiva marco que proteja los suelos en Europa. Si quieres participar en esta iniciativa con tu firma, estan sencillo como pinchar en este enlace.






Jueves 20 de julio. Sobre puentes romanos y ríos vivos
La Ecomarcha es disfrutar de la bici, de la naturaleza y también de los sitios que visitamos. Para muestra, un botón: el amanecer en Garrovillas es difícil de olvidar. Y el paseo por Alcántara, un municipio con puentes romanos, calles, edificios empedrados y monumentos impresionantes también han hecho las delicias de un pelotón curioso.

De un pueblo a otro hemos pedaleado por un tramo de camino natural del Tajo, un placer para la bicicleta. Pero el camino de piedras también tiene dificultades. Si no, que se lo digan al coordinador de la Ecomarcha y al guía de esta etapa que han pinchado los dos en medio de la ruta. Menos mal que el pelotón, a estas alturas, ya se sabe autoorganizar y ha llegado sin mayor problema y en tiempo récord a destino.

En Alcántara, además de disfrutar del lugar, hemos aprovechado para seguir denunciando la mala gestión de los embalses y ríos, con una acción en su puente romano, una impresionante construcción de seis arcos, 194 metros de longitud, 8 de ancho y 61 de altura máxima.

Para terminar la jornada, hemos asistido a una exposición sobre el ozono troposférico, un gas que se dispara con las altas temperaturas y se desplaza por el aire. Extremadura tiene picos muy altos de contaminación por ozono debido a que se desplaza de otras grandes ciudades grandes cercanas: llega desde Madrid (cuando el aire sopla del interior) o desde Lisboa (cuando sopla desde la costa). ¿Más información sobre este problema? Pincha aquí.





Miércoles 19 de julio. De Cañaveral a Garrovillas a lo largo del Tajo
Con marcha tranquila y con el calor dándonos una pequeña tregua, hemos llegado a Garrovillas, uno de los muchos pueblos que ha sufrido la degradación del río Tajo. En esta localidad sus habitantes han podido ver cómo con la construcción de la presa de Alcántara las aguas anegaron tierras y transformaron un río muy ligado a las economías locales. El agua del embalse separó pueblos, y relaciones sociales y económicas que no volverán a darse.

Hemos dedicado la jornada a visitar las zonas inundadas por el embalse (Puente de Alconétar y Torre Floritos), a comprobar cómo han afectado al río las obras del AVE y las infraestructuras de transporte que atraviesan el embalse, así como a recibir información sobre la situación general del río Tajo. ¿Quieres saber más sobre la degradación y el maltrato de este río y sus afluentes? Puedes leer aquí nuestro comunicado.

Martes 18 de julio. Bicicletas, trenes y bicicletas en los trenes
En la Ecomarcha amamos la bicicleta. Y también amamos el tren. Pero desgraciadamente, desde hace décadas, el ferrocarril convencional ha padecido un tremendo recorte de financiación lo que ha generado un fuerte declive y disminución de la frecuencia y calidad de sus servicios y de sus infraestructuras. Esto provoca que cada vez sean menos las personas que lo usan, lo que se utiliza como argumento para reducir servicios o incluso cerrar líneas completas. Además, la política de Renfe ha hecho que viajar con la bicicleta en tren se haya convertido casi en una misión imposible, empujando a las personas ciclistas a hacer sus desplazamientos largos en coche, al contrario de lo que ocurre en la mayor parte de países de nuestro alrededor.

Por eso hemos querido dedicar la etapa de hoy a la defensa del tren regional frente al AVE. Y también a la reivindicación de poder meter las bicicletas en los trenes regionales. Para poder viajar bien, de manera tranquila y más respetuosa con el medio ambiente.

Hemos empezado el día estirando, que nos esperaban unos 30 kilómetros por delante. Y pedalada tras pedalada hemos llegado a Casas de Millán, donde hemos aguardado al tren regional que hacía la línea Madrid-Badajoz. Despliegue de pancartas y a coro: ’Tren sí, AVE no’, ’Bicis al tren’ y ’Queremos tren en el Oeste’.

Cuando ha llegado el tren, nuestra acción denuncia consistía en intentar subir más de tres bicicletas -el límite permitido- en un tren que, por cierto, iba medio vacío. Pero no ha podido ser, a lo que el revisor nos ha argumentado muy amablemente: “lo mejor es que pongáis una reclamación”. Tomamos nota.

Y por si alguien se está preguntando ¿por qué de nuestra reivindicación? o ¿cuál es el principal motivo de este pésimo servicio ferroviario?, aquí una respuesta: casi toda la inversión se ha canalizado hacia el tren de alta velocidad, una infraestructura tremendamente costosa en términos económicos y ambientales. El AVE, además, origina graves problemas en los lugares por los que pasa, pues crea barreras entre un lado y otro del territorio, mientras que dificulta el transporte en esas zonas, puesto que solo tiene paradas en las grandes ciudades y la puesta en marcha de las líneas de alta velocidad precede siempre al cierre del resto de servicios. Se trata de un tren elitista, que solo pueden pagar personas con rentas elevadas, pero que mantenemos con fondos públicos entre todas y todos, mientras dejamos morir al ferrocarril convencional, el que da servicio a nuestros pueblos.

De vuelta a la bici hemos continuado la ruta hasta nuestro destino, Cañaveral, donde ya sí, todo el munudo a la piscina a refrescarse y a descansar.

Lunes 17 de julio. A través de las encinas de Serradilla
Día tranquilo por estos lares. Hemos amanecido temprano en Monfragüe para ponernos en marcha antes de que salga el sol, disfrutando del fresco en este Parque Nacional que impresiona. Unos 25 kilómetros de pedaleo (algo suave tocaba hoy) y hemos llegado a Serradilla, donde hemos montado el campamento.

La jornada se ha centrado en la defensa de la dehesa, un ecosistema único en el mundo que solo se encuentra en la península Ibérica y en Italia, y que se caracteriza por la presencia de robles, encinas y alcornoques. En los últimos años la dehesa se ha visto afectada por la seca, una enfermedad que se cuela por las raíces de los árboles a través del subsuelo y va secando lo que encuentra.

En nuestro lugar de descanso (el polideportivo del municipio) hemos escuchado una charla sobre este ecosistema y cómo se está viendo amenazado por su mala gestión y por el cambio climático, con el que se espera que la enfermedad de la seca tenga mayor incidencia.

Con el atardecer, manos a la obra: nos hemos puesto a preparar las pancartas de la acción del día siguiente, que no pinta tan descansado...

Domingo 16 de julio. Monfragüe: de perros, gallos, y ciervos
Después de un concierto de perros y gallos que nos ha amenizado la primera noche en el municipio de Serrejón, el pelotón nos hemos despertado con legañas en los ojos pero con muchas ganas de esta segunda etapa rumbo al Parque Nacional de Monfragüe. Con un calor de justicia pero en un entorno privilegiado, de camino hemos hecho una parada en la ruta para denunciar el bajo caudal de los ríos Tajo y Tiétar y contra la navegación en Monfragüe, porque "queremos ríos vivos, con agua para la vida."

En el Parque Nacional de Monfragüe hemos realizado una visita por su centro de interpretación. ¿Qué decir de este lugar donde se encuentra la más extensa y mejor conservada mancha de monte mediterráneo a nivel mundial, rodeada de sierras pobladas con encinares, bosque y matorral mediterráneo y salpicada de roquedos y arroyos?. Un lugar que alberga una rica y variada vida vegetal y animal donde ríos y embalses riegan sus áreas ribereñas.

En esta etapa hemos podido descubrir este paraíso natural. Monfragüe cuenta con una de las mayores y mejor conservada extensión de monte mediterráneo del mundo. Entre las sierras bravas de los valles del Tajo y el Tiétar hay un sinfín de roquedos, encinares, bosque y matorral mediterráneo además de arroyos que conforman un paisaje típicamente ibérico que hace posible la existencia de tan variada fauna y flora. En las vías que hemos recorrido habitan especies como las cigüeñas negras, buitres, búho real, alimoches y águilas imperiales, entre otras muchas aves que anidan en árboles y acantilados.

Así que como se puede ver, ha sido un día de disfrutar de la naturaleza en estado puro. Pero también de pedir a las administraciones que tomen medidas ante actividades y situaciones que nos siguen preocupando, como la aprobación de la ruta en barco por Monfragüe, el peligro en el que se encuentran algunas especies, el aumento del turismo, la despoblación de la zona o la actividad cinegética que todavía se desarrolla en la zona pese a estar prohibida la caza en los parques nacionales. ¿Quieres saber más? Aquí puedes leer nuestro comunicado.

Para terminar la etapa, durante la cena, hemos tenido la visita de unos cervatillos curiosos con este pelotón de bicicletas. Quién sabe si esta noche se sumen a otro concierto animal.

Sábado 15 de julio. Arrancamos con Almaraz
Amanecemos en Navalmoral. Nervios y emoción. Somos casi 100 personas en nuestras bicicletas, acompañadas por la furgoneta que cada año nos hace de soporte técnico y apoyo logístico. Muchas caras conocidas, otras nuevas. De todas las edades, desde los cinco hasta los sesenta y tantos años. Primera parada: Almaraz, como no podía ser de otra manera.

En las inmediaciones de la central nuclear hemos realizado una concentración para pedir la no renovación de su permiso de explotación, que caduca en 2020. Con esta acción que ha sido ha sido organizada junto con el Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA), del que Ecologistas en Acción forma parte, también hemos pedido la paralización del Almacén Temporal Individualizado (ATI) cuya única razón de ser es prolongar durante 20 años más los beneficios de sus empresas propietarias (Iberdrola, Gas Natural y Endesa).

¿Que por qué nos oponemos a su renovación? Paca Blanco, portavoz de Ecologistas en Acción, es bastante clara al respecto: "que esta central nuclear alcance los 60 años supone un riesgo inaceptable dado el deterioro de las condiciones de seguridad con su envejecimiento y con el incremento de los residuos radiactivos". Además, estas pretensiones de alargamiento de una central con la seguridad ya degradada supone uno de los graves problemas que tiene en la actualidad el río Tajo, y es "el mayor peligro para propagar la radiactividad que pueda liberarse de la central llegando incluso a afectar a Portugal".

Tras la concentración en Almaraz hemos seguido pedaleando hasta Serrejón donde hemos pasado la primera noche. Pero antes, tarde de piscina, charla informativa y ajedrez. Tan a gusto;)




Visitantes conectados: 761