Una explotación intensiva de porcino amenaza el desarrollo turístico de Torrejoncillo del Rey

Desde 2015 este pequeño pueblo de la alcarria conquense ha apostado por poner en valor una mina romana de Lapis Specularis y otros recursos culturales y naturales.

De construirse la explotación intensiva de porcino, a solo 200 m de la mina, daría al traste con las expectativas de un futuro sostenible para Torrejoncillo del Rey. Por ello, se ha iniciado una recogida de firmas en Change.org

Para Ecologistas en Acción, este proyecto es uno más de muchos (se cuentan por decenas) que se están implantándose en toda la provincia de Cuenca y que apuestan por un modelo intensivo e industrial de producción ganadera, insostenible, con alto impacto ambiental e incompatible con los usos tradicionales, incluida la ganadería extensiva y con el turismo rural.

Desde hace unos años la historia le ha brindado una oportunidad al Torrejoncillo del Rey para su desarrollo. La recuperación de una antigua mina romana de Lapis Specularis, el vidrio que empleaban los romanos, está situando a Torrejoncillo en el mapa del turismo cultural. Desde su apertura en julio de 2015 ya ha recibido cerca de 6.000 visitas. Para la recuperación del yacimiento se han invertido cerca de 400.000€ de fondos públicos en su mayor parte procedentes de la Comunidad Europea para la lucha contra la despoblación.

Pero este resquicio de esperanza se puede convertir en espejismo (nunca mejor dicho) si sale adelante el proyecto de una explotación porcina de 2.000 cerdos de engorde con una balsa con capacidad para 3 millones de litros de purín a escasos 200 m de la cavidad. La generación de olores, el impacto visual y las molestias por moscas restaría todo el atractivo con que actualmente goza el yacimiento. Por no hablar del impacto sobre el suelo y las aguas subterráneas del purín.

El proyecto está ahora en fase de información pública. Para Ecologistas en Acción, el ayuntamiento de Torrejoncillo del Rey, debería entender que este proyecto va en contra del interés general del municipio y ocasionaría graves consecuencias sobre el desarrollo sostenible en el pueblo.

Pero este no es el único caso de explotación intensiva de porcino. Vecinos de Cañete y Fuentes, también se han puesto en contacto con Ecologistas en Acción preocupados por la proliferación de estas instalaciones de ganadería industrial.

Ecologistas en Acción se reunirá con el director provincial de Agricultura, para transmitirle la preocupación de muchos ciudadanos. Para la asociación ecologista, es un grave error, cambiar el modelo ganadero existente desde hace siglos en nuestra provincia (la ganadería extensiva) que ha demostrado su sostenibilidad, por otro industrial, intensivo y negativo para la tierra. Estas auténticas industrias de producción cárnica, son negativas para el bienestar de los animales que no ven la luz del sol, están teledirigidas por grandes grupos empresariales y apenas crean de empleo. Por ello, en la reunión se solicitará la retirada de las subvenciones a este tipo de ganadería por parte de la Consejería de Agricultura y que, a cambio, apoye la ganadería extensiva.




Visitantes conectados: 233