Se anuncia la demolición del Edificio Genoveses

En nota de prensa remitida el viernes 11 de noviembre, el Ministerio de Medio Ambiente, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Níjar han anunciado la inminente demolición del inmueble conocido como “Edificio de Genoveses”, en el Parque Natural Cabo de Gata, apareciendo las tres administraciones ante la opinión pública como las artífices de la restauración de la legalidad urbanística, no siendo así exactamente, sino todo lo contrario.

La historia del edificio se remonta a 1983, cuando el Ayuntamiento de Níjar concedió licencia de obras para construir este inmueble en zona no urbanizable e invadiendo las servidumbres de tránsito y de protección establecidas por la Ley de Costas.

La Asociación de Vecinos “Mar y Sol” de San José, presidida por Dña. Josefina Huertas, consiguió paralizar las obras y que el Tribunal Supremo declarase ilegal la licencia de obras.

Los propietarios del inmueble, extrañas empresas radicadas en Gibraltar, demandaron al Ayuntamiento de Níjar para que les indemnizara por las obras realizadas en base a una licencia municipal. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía condenó al Ayuntamiento de Níjar a indemnizar a los “gibraltareños”. Dado que la multimillonaria indemnización la deberían de abonar de su patrimonio personal los concejales que habían votado a favor de la licencia ilegal, el Ayuntamiento de Níjar recurrió al subterfugio, no exento de responsabilidad penal, de comprar a los “gibraltareños”, con dinero público, por 75 millones de pesetas, este edificio ilegal, en ruinas.

La Ley de Costas contempla que la única forma de legalizar la parte del edificio que no invade la servidumbre de tránsito es que la Administración Central, la Autonómica y la Municipal declaren el inmueble de Interés Público. Para ello, el Ayuntamiento de Níjar creó la Fundación Ayuntamiento-Universidad con la pretenciosa intención de impartir los cursos de verano de la Sorbona. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 puso fin a estas veleidades municipales: “Un edificio de apartamentos con piscina que invade las servidumbres de costas no puede ser declarado de interés público”.

Otro de los desesperados intentos del Ayuntamiento de Níjar para legalizar el edificio fue cortado de raíz por Dña. Josefina Huertas que se declaró en huelga de hambre. Dña. Josefina Huertas depuso su actitud gracias a la intervención de Dña. Cristina Narbona, ahora Ministra de Medio Ambiente, quien prometió a Dña. Josefina Huertas que este edificio jamás sería legalizado.

Nada más tomar posesión de su cargo como Ministra de Medio Ambiente Dña. Cristina Narbona, Ecologistas en Acción le remitió una carta recordándole la promesa dada a Dña. Josefina Huertas y pidiéndole que procediese a la demolición del edifico de Genoveses y del Hotel del Algarrobico.

A la vista de que la Sra. Ministra no respondió a nuestra carta, Ecologistas en Acción presentó un recurso Contencioso Administrativo que se está tramitando por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 pidiendo la demolición del edificio de Genoveses. El recurso ya está visto para sentencia y, “casualmente”, días antes de que el Juzgado publique la sentencia, las tres administraciones, han decidido demoler el edifico con 22 años de retraso. Esperamos que la decisión de demoler el Hotel del Algarrobico tan ilegal e ilegalizable como el Edifico de Genoveses no se demore tantos años.

Ecologistas en Acción se opone a esta operación de maquillaje puesta en marcha por el Ministerio de Medio Ambiente y la Consejería de Medio Ambiente que viene a socorrer al Ayuntamiento de Níjar ante una más de sus operaciones ilegales, y exigimos que además de demoler el edificio se restaure el terreno, cubriendo dichos gastos los que son responsables de la licencia ilegal que en su día se concedió.




Visitantes conectados: 459