Empeora el episodio de contaminación del aire por ozono troposférico en Valladolid

Con la ola de calor que viene sufriendo la mayor parte del país en los últimos días, el intenso tráfico motorizado que soportan la ciudad de Valladolid y su entorno y las emisiones contaminantes de algunas industrias de la periferia urbana están provocando que se disparen los niveles de ozono troposférico en el aire, en toda la aglomeración.

En el día de ayer, cinco de las seis estaciones que miden este contaminante en el municipio (todas menos Puente del Poniente) han superado el objetivo establecido por la normativa para proteger la salud humana, cuando el martes fueron dos las estaciones que superaron dicho límite (Renault y Sur), lo que motivó la activación municipal ese día del Plan de Acción en Situaciones de Alerta por Contaminación del aire Urbano, en su nivel preventivo (Situación 1).

El valor objetivo para la protección de la salud humana está establecido por la normativa en 120 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, medidos en periodos de 8 horas, y no deberá superarse más de 25 días al año. El Plan de Acción municipal establece que en caso de rebasarse dicho límite legal tres días consecutivos, deben adoptarse las medidas previstas en su Situación 2, que incluyen la restricción del tráfico en el centro urbano.

De mantenerse como es probable el incumplimiento del límite legal durante el día de hoy, se encadenarán los tres días requeridos y el Ayuntamiento deberá pasar a la Situación 2 del Plan de Acción, lo que conllevará mañana viernes además de la difusión de información a la población, el cierre al tráfico del casco histórico y el refuerzo del transporte público y el sistema municipal de préstamo de bicicletas (Vallabici), entre otras medidas.

Ante la persistencia de las altas temperaturas, Ecologistas en Acción considera plenamente justificada la adopción de las medidas de urgencia previstas en el Plan de Acción para evitar que el episodio de contaminación se prolongue a lo largo del fin de semana, y también reclama a la Junta de Castilla y León la simultánea limitación del funcionamiento de la central térmica de Iberdrola al norte de la ciudad y de las industrias emisoras de hidrocarburos volátiles del sur, específicamente Renault, corresponsables de los altos niveles de ozono.

El ozono troposférico es el contaminante que presenta en Valladolid una mayor extensión y afección a la población y a la vegetación, con unos niveles al alza. Esto se debe al incremento de las temperaturas medias y de las situaciones meteorológicas extremas (olas de calor) durante la primavera y el verano, como resultado del cambio climático.

Por inhalación, provoca un incremento del riesgo de enfermedades respiratorias agudas y reducción de la función pulmonar, así como el agravamiento de patologías cardiovasculares. La OMS estima en 1.800 los fallecimientos prematuros anuales en España producidos como consecuencia de la exposición a niveles de ozono como los registrados estos días.

Es esencial por ello difundir la advertencia municipal a las personas más sensibles a la contaminación atmosférica, tales como niños y niñas, personas mayores, mujeres gestantes o personas con problemas respiratorios o cardiovasculares, de que se protejan evitando en las horas centrales del día y a la caída de la tarde cualquier esfuerzo físico y el ejercicio al aire libre, como única manera de evitar los efectos nocivos del ozono en su salud.

Durante esta semana, Ecologistas en Acción tiene instalada una exposición informativa sobre la contaminación por ozono troposférico en el Centro Cívico «José María Luelmo», en Parque Alameda, con la colaboración del Ayuntamiento de Valladolid. La próxima semana, esta exposición podrá visitarse en el Centro Cívico de La Victoria y después en el Centro Cívico “Delicias”.




Visitantes conectados: 130