Interpuesto contencioso contra el proyecto de Embalse de Almudévar

Ecologistas en Acción interpuso el pasado 15 de junio de 2017 en Madrid un recurso en la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional contra el procedimiento administrativo relacionado con el embalse de Almudévar.

En particular, Ecologistas en Acción va a llevar a los tribunales la Resolución de la Dirección General del Agua de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de fecha 14 de marzo de 2017 por la que se aprueba el expediente de Información Pública y el Proyecto 06/15 de Construcción del Embalse de Almudévar, regulación de Riegos del Alto Aragón TM Almudévar (Huesca).

Además, el recurso se ha interpuesto también contra la Resolución de 12 de noviembre de 2012, de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, por la que se formula declaración de impacto ambiental del proyecto Regulación de la cuenca del río Cinca para completar los riegos del Alto Aragón, embalse de Almudévar.

Ecologistas en Acción considera que existen diversas irregularidades graves tanto de tipo administrativo como de tipo técnico tanto en el proyecto del embalse de Almudévar como en su proceso de tramitación, que exigen una intervención judicial para dilucidar la existencia de motivos suficientes para la desestimación del proyecto y también para la futura delimitación de posibles responsabilidades administrativas y penales en las irregularidades detectadas.

El embalse de Almudévar se ha proyectado como un embalse de regulación para Riegos del Alto Aragón, con 170 hectómetros de capacidad y situado entre las localidades de Almudévar, Tardienta y Vicién. Inundaría 1152 hectáreas de tierras de cultivo en ecosistema estepario y se llenaría desde el Canal de Monegros con aguas procedentes mayoritariamente del río Gállego, aunque también podría recibir aguas del río Cinca.

Está presupuestado en unos 100 millones de euros que probablemente se verán cuantiosamente aumentados con las tradicionales modificaciones de proyecto, que está a cargo de SACYR y de otras empresas constructoras que han sido relacionadas con casos de corrupción. El embalse de Almudévar es una obra vinculada al proyecto del embalse de Biscarrués en el río Gállego, que cuenta con importantes impactos ambientales y socioeconómicos.

Ambos embalses pretenden aumentar la garantía de suministro del sistema regable de Riegos del Alto Aragón, pero este aumento de la garantía de suministro no está bien calculado en el proyecto constructivo, de manera que no existe una justificación numérica clara para tales actuaciones, más allá del típico dispendio de dinero público en obras hidráulicas de dudosa viabilidad.

En el fondo de la cuestión se encuentra el intento de ampliar aún más la superficie regada de Riegos del Alto Aragón, principalmente en la zona denominada Monegros II, algo que hoy en día carece de sentido desde los puntos de vista económico, social y ambiental.