El Guadalete recibe un flete

El ‘Flete al Guadalete 2.0’ fue todo un éxito, ya no solo de convocatoria con la participación de casi un centenar de voluntarios, sino de ejemplo de implicación social con un problema medioambiental. A la cantidad de basura que todavía se sigue arrojando desde viviendas de la peña vieja se le suma la falta de una correcta depuración de aguas residuales que finalmente sufre el río arcense. Electrodomésticos, juguetes, botellas, plásticos e incluso llantas de vehículos y bicicletas son algunos de los restos retirados del río y su entorno: una auténtica barbaridad.

La llamada de atención de AMA-Natura logró retirar cerca de cinco toneladas de basura tanto el cauce del río como de la ladera de la peña vieja, a falta del simbólica pesaje “oficial”, para lo que se involucraron otros colectivos como Ecologistas en Acción, el club de buceo Poseidón, el club de montaña Karakol, la asociación de desempleados ‘Rafael Pérez del Álamo’, el club ciclista La Salle, la empresa Eco Natura y la Delegación municipal de Medio Ambiente, cuyo titular, el delegado Diego Carrera, quiso ser el primero en dar ejemplo participando directamente en las tareas de limpieza.

Sin embargo, la jornada dejó un sabor agridulce, pues a la importantísima colaboración para limpiar el río se le añade la cantidad de porquería que hubo que retirar entre las eneas, caminos y recovecos de difícil acceso.

Los voluntarios, entre los que figuraron además varios usuarios del centro de drogodependencias Girasol, emplearon en el trabajo unas cuatro horas; tiempo en el que fueron depositando la basura en unas grandes sacas que fueron finalmente retiradas en camiones por los operarios de Medio Ambiente.

Para AMA Natura, el balance siempre será positivo por el gesto en favor del medio ambiente, a sabiendas de que aún queda mucha tarea pendiente para gozar de un río completamente recuperado y que recobre la importancia que se merece en el contexto urbano.

Por lo pronto, el Ayuntamiento anuncia que vigilará más, si cabe, para que no se arrojen basuras al Guadalete y su entorno, lo cual depende indudablemente también de la conciencia de vecinos y visitantes. Los colectivos convocantes esperan que este ‘Flete al Guadalete 2.0’ sea un ejemplo para los ciudadanos de cómo debemos cuidar nuestros recursos naturales.

La agradable jornada tocó fin con una convivencia en los merenderos situados junto a la estación depuradora, donde la asociación de desempleados sirvió un refrigerio y un aperitivo para tomar fuerzas.




Visitantes conectados: 728