Exhortan a la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos a ser más transparente

La Alianza para el Alta Mar [1], en la que participa Ecologistas en Acción, exhorta a la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos a ser más transparente mientras la carrera hacia la exploración de los fondos marinos se acelera.

Durante la 23 reunion anual de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA por sus siglas en inglés), la Alianza para el Alta Mar (DSCC) ha llamado a los Estados miembros a abrir las puertas, dar transparencia a la integralidad de su trabajo y a establecer un comité de Medio Ambiente para responder a la obligación de ISA bajo el derecho internacional de asegurar una protección efectiva del medio marino frente a la creciente demanda de exploración de los fondos marinos en las zonas más allá de las jurisdicciones nacionales.

La reunión concluyó un examen de dos años dedicado a asesorar a la ISA sobre como reformar su estructura y sus métodos de trabajo para responder al desafío de gestionar los impactos de la extracción minera industrial a través de amplias zonas de los fondos oceánicos, y asegurar que cumple su responsabilidad de actuar en el interés común de la toda la humanidad.

La Alianza reconoce que se han hecho progresos en términos de transparencia, en particular que “la información no-confidencial, como la relacionada con la protección y preservación del medio marino deberá ser compartida de forma amplia y fácilmente asequible. También “anima” a la Comisión Legal y Técnica de la ISA a celebrar más reuniones abiertas. Sin embargo se queda corto en concretar, y fracasa en establecer un comité de Medio Ambiente que aseguraría la transparencia y respondería a las numerosas incertidumbres científicas alrededor de los impactos potenciales de la minería en los ecosistemas profundos.

La necesidad urgente de un Comité de Medio Ambiente había sido señalada por la Alianza por el Alta Mar al ISA, a propósito de la aprobación de una reivindicación de Polonia sobre una zona de la Dorsal Medioatlántica, que resulta haber sido marcada como zonas de importancia ecológica o biológica (EBSA).

Duncan Currie, asesor jurídico y miembro de la Alianza declaró: “Esta claro que la estructura actual no funciona. Es imprescindible establecer un Comité medioambiental en el 2018, con o sin examen previo, si la ISA ha de funcionar como una organización moderna y responsable”.

Muchos gobiernos y contratistas están ya explorando los fondos marinos en busca de minerales, bajo licencias de exploración otorgadas por la ISA. Durante la reunión, y por primera vez, la ISA aceptó fijar la fecha tope de 2020 para completar las regulaciones que rigen la explotación comercial de la minería en las zonas internacionales de los fondos marinos. De ser así, la explotación comercial de los fondos marinos a gran escala podría empezar en las aguas internacionales dentro de unos poco años, asumiendo que las condiciones del mercado sean favorables.

“Varios científicos de los fondos marinos han concluido recientemente que la pérdida de biodiversidad será inevitable si la explotación en fondos marinos esta permitida, y que esta pérdida sería permanente a escala humana dado el ritmo muy lento de recuperación de las especies afectadas y los ecosistemas profundos” declaro Matthew Gianni [2]. “ La comunidad internacional debe asegurar que no abre una nueva frontera en la degradación medioambiental y las posibles extinciones en una parte del planeta que ha sido mayormente virgen de actividad humana hasta hoy” añadió Gianni.




Visitantes conectados: 409