Una avalancha de proyectos de explotaciones porcinas amenaza la calidad ambiental de Segovia

  • En los últimos meses se han presentado numerosos proyectos de granjas de cerdos en zonas ya altamente contaminadas por nitratos de la provincia de Segovia.
  • Segovia sufre una auténtica avalancha porcina que pone en peligro la economía de la provincia y la calidad de vida de sus habitantes.
  • En diversos pueblos están apareciendo movimientos vecinales de contestación a unos proyectos que, con frecuencia, no cumplen con la legalidad vigente.

Según el “Balance de nitrógeno de la agricultura española”, elaborado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en 2013, en la provincia de Segovia se produjeron 4.680 toneladas de nitrógeno en forma de purines, que fueron íntegramente aplicadas en la provincia. Este mismo estudio cifra el exceso de purines aplicado en 2.998 toneladas de nitrógeno. Estos datos muestran con nitidez que estamos ante un problema de carácter estructural: la agricultura segoviana “necesita” poco más de un tercio de los purines que realmente se producen y se aplican en los campos de cultivo.

Como consecuencia lógica del exceso de purines vertidos, los datos proporcionados por la Red de Seguimiento del estado Químico de las Aguas que gestiona la Confederación Hidrográfica del Duero confirman que, en la provincia de Segovia, hay un importante número de municipios en los que se superan las concentraciones de 50 ppm de nitratos.

Estos datos revelan la necesidad de ajustar la cantidad de ganado a las posibilidades reales de la provincia para utilizar de forma sostenible los residuos producidos. En este sentido, la Junta de Castilla y León tramita actualmente un decreto que ampliará de forma drástica las denominadas zonas vulnerables a los nitratos, hasta multiplicar por 10 la superficie declarada en la región Castellana y Leonesa (de 67 municipios a 716).

En Segovia quedarían incluidos en las nuevas zonas vulnerables 115 municipios:

  • Zona vulnerable Arenales: 42 municipios segovianos
  • Zona vulnerable Cantimpalos-Segovia: 67 municipios segovianos
  • Zona Vulnerable Páramo de Cuellar: 6 municipios segovianos

Es evidente que Segovia ha superado, de largo, su capacidad de acogida de explotaciones porcinas. El exceso de instalaciones provoca crecientes molestias a los vecinos y daños a otras actividades productivas, como el turismo rural, y está obligando a cuantiosas inversiones públicas para buscar nuevas fuentes de abastecimiento, ante el deterioro de la calidad de las aguas subterráneas. Ante este estado de cosas, cabría esperar que las autoridades públicas impusieran fuertes restricciones a la instalación de nuevas granjas porcinas o la ampliación de las existentes. También cabría esperar una autolimitación del propio sector porcino, que evite que los daños progresen.

Sin embargo, la realidad es, a día de hoy, bien diferente. A modo de ejemplo, desde principios de agosto de 2017, Ecologistas en Acción de Segovia ha presentado alegaciones o recursos a proyectos de ampliación o creación de nuevas granjas de cerdos en seis municipios segovianos: Cuéllar, Martín Muñoz de las Posadas, Miguel Ibañez, Nieva, Olombrada y Sequera de Fresno (ver tabla adjunta).

Tan sólo el orden del día de la reunión del mes de septiembre de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia, incluye, para su posible autorización, proyectos (nuevos o ampliaciones) localizados en Carbonero El Mayor, Nieva, Vallelado, Veganzones y Villagonzalo de Coca.

El caso de Miguel Ibañez

El pueblo de Miguel Ibañez, perteneciente al término de Santa María la Real de Nieva, es un buen ejemplo de la situación existente. Ya amenazado por proyectos de granjas porcinas en 2001 y 2011, cuya materialización se evitó gracias a la reacción vecinal, se encuentra amenazado por un proyecto de 1.560 cabezas que se ubicaría a 1.580 metros del núcleo urbano, en el centro del "triangulo mágico" de las cuatro ermitas (Tormejón, Santa Inés, Prados y el cerro de San Isidro, con petroglifos)

El pasado día 4 de septiembre Ecologistas en Acción de Segovia presentó ante el Ayuntamiento de Santa María la Real de Nieva, una amplias alegaciones en las que se exponen diversos motivos por las cuales ese municipio debería a denegar las licencias solicitadas. Destacamos dos:

  1. Pese a que no hay ninguna explotación ganadera intensiva radicada en Miguel Ibáñez, sus habitantes llevan más de una década padeciendo la contaminación difusa derivada de la actividad porcina en municipios cercanos, sin que ninguna autoridad pública haya intervenido nunca para analizar sus causas, prevenir sus impactos y revertir sus consecuencias. Santa María la Real de Nieva, municipio al que pertenece Miguel Ibañez, ha sido incluida en la Zona Vulnerable “Cantimpalos-Segovia”, en el nuevo Decreto de Zonas Vulnerables que tramita la Junta. En concreto, para esta zona, el estudio de oficial referencia destacaba que “la cantidad total de nitrógeno aplicado es muy alta (133 kg N /ha) y el balance de nitrógeno total muy alto (70,3 kg/ha)” [1].
  2. La ubicación concreta que se ha seleccionado para construir el cebadero no cumple con las reglas de separación mínima sanitaria fijadas en el Real Decreto 324/2000, al encontrarse en las proximidades un vertedero susceptible de constituir una fuente y/o medio de contagio de enfermedades al ganado porcino.

Además, el promotor no ofrece detalles sobre las parcelas destinatarias de los purines ni sobre el plan de abonado, al tiempo que parece haber subestimado la concentración de nitrógeno presente en los purines que se producirán en la explotación. Los anteriores defectos revisten gravedad habida cuenta de la especial vulnerabilidad de esta zona a la contaminación por nitratos.

Ante el estado de cosas descrito, Ecologistas en Acción de Segovia va a dar un nuevo impulso a su campaña “No más cerdos”, que defiende la necesidad de establecer una moratoria de cuatro años a la creación de nuevas instalaciones porcinas o a la ampliación de las existentes en la provincia de Segovia, mientras se elabora un plan que permita la reducción paulatina del número de cabezas de ganado hasta cifras sostenibles.

Proyectos de explotaciones porcinas a los que Ecologistas en Acción de Segovia a presentado alegaciones o recursos entre el 1 de agosto y el 10 de septiembre de 2017

MunicipioProcedimientoTipo de proyecto¿Zona propuesta como vulnerable nitratos?
Cuellar Evaluación ambiental Proyecto de ampliación
(de 2520 a 4109 cabezas de porcino de cebo)
SÍ: zona Los Arenales
Martín Muñoz de las Posadas Autorización de uso excepcional en suelo rústico
Miguel Ibañez Autorización de uso excepcional en suelo rústico Nuevo proyecto (1.560 cabezas)
Nieva Evaluación ambiental Proyecto de ampliación
Olombrada Evaluación ambiental Proyecto de Cambio de orientación productiva y ampliación SÍ: Zona Páramo de Cuéllar
Sequera de Fresno Evaluación ambiental Nuevo proyecto
(2.400 cabezas)
No



Visitantes conectados: 131