Bosques singulares de La Rioja

 Dehesa de San Román

Bosque de grandes quejigos representativos de las antiguas dehesas del Camero Viejo.

Este bosque conserva la historia de este territorio Camerano donde convivieron durante muchos siglos el intenso uso pascícola derivado de la trashumancia, con los recursos tanto agrícolas como de combustible que permitían una vida integrada en la naturaleza, con el concepto moderno de la sostenibilidad en el uso de los recursos, totalmente arraigado. Nada más adentrarnos entre los robles quejigos, nos podemos retrotraer a los tiempos donde el dulero [1] guardaba el acceso, conservando en perfecto estado el muro que rodeaba el arbolado. Así evitaba que las ovejas trashumantes se comieran el pasto que el arbolado disperso permitía brotar. Estos bosque se reservaba al ganado de labor con el que se araban los bancales para la siembra del cereal. También podremos observar como los árboles eran podado al trasmocho, para poder sacar las leñas del ramaje, que permitían calentarse y cocinar. Todos los pueblos tenían su dehesa y esta de San Román es de las mejores conservadas.

Como acceder y sendero para visitarlo: Desde el pueblo de San Román seguimos la carretera del Leza y a dos kilómetros tomamos una pista ala derecha que asciende hasta un portal que marca el comienzo de la dehesa. En la visita seguiremos las marcas del GR 93 que zigzaguea por la ladera entre los grandes robles, hasta alcanzar el muro que delimita por su parte superior el bosque.




Visitantes conectados: 441