Bosques singulares de La Rioja

 Dehesa de Pinillos

Bosque adehesado donde domina el roble quejigo, con abundante presencia de arces calderones de gran tamaño. En su interior destaca un roble centenario incluido en el Catálogo de árboles singulares de La Rioja.

Este bosque forma parte de los numerosos enclaves que tachonan nuestros montes, y que son un reflejo de un pasado donde ciertas masas forestales se “defendían” de los grandes rebaños de merinas. Se trataba de conservar reductos entre los grandes pastizales, para asegurar el alimento a los animales de tiro, de ahí su nombre de “dehesas boyales. También se trataba de bosques donde se podían extraer recursos, como leñas por la técnica del trasmocho. La dehesa de Pinillos es de las más extensas y mejor conservadas de la cuenca del Iregua y contiene además de numerosos ejemplares de gran edad y tamaño, un gran número de arces de hoja pequeña, lo que añade singularidad al bosque.

Como acceder y sendero para visitarlo: Desde la carretera del Iregua una vez pasada Torrecilla, tomamos el desvío de Almarza y tras dejar el término de Cocera nos desviamos en dirección a Pinillos. En el pueblo tenemos que tomar un camino que cruza el arroyo y asciende por la ladera hacía la masa boscosa. La visita la haremos siguiendo el sendero que se dirige al Roble singular y que nos irá introduciendo entre los grandes árboles. En el entorno del Roble centenario podremos contemplar los grandes arces y también hayas de gran entidad.




Visitantes conectados: 456