Bosques singulares de La Rioja

 Carrascal de Villarroya

El bosque de carrascas con la mayor cantidad de ejemplares de gran tamaño.

Bosque de gran interés por ser el encinar donde se encuentran el mayor número de árboles de gran tamaño y vistosidad. Los carrascales del valle han sido los que más han sufrido la roturación para uso agrícola, de ahí el gran valor de este bosque que se ha conservado hasta nuestros días por su uso adehesado para la extracción de leñas por trasmocho, corta de ramas con control, y para el pasto del ganado. Entre la gran cantidad de ejemplares añosos, destaca la Encina de Mario, árbol incluido en el Catálogo de Árboles Singulares de La Rioja.

Como acceder y sendero para visitarlo: La carretera entre Arnedo y Grávalos cruza el carrascal, una vez pasado el cruce al pueblo de Villarroya. Lo mejor es aparcar en una explanada rodeada de grandes encinas desde donde podemos comenzar la visita. Existe una amplia red de caminos por toda la superficie del carrascal. Cualquiera de estos caminos nos permite adentrarnos en el bosque, pero si queremos llegar a la Encina de Mario tomamos la pista que sale del aparcamiento y la seguimos dejando un cruce a la derecha y después otro a la izquierda. Llegaremos a un badén que cruza una yasa o barranco mediterráneo que sólo lleva agua en momentos de grandes precipitaciones, donde giramos a la izquierda y en menos de 500 m llegaremos al hito que marca la presencia de hermoso ejemplar.




Visitantes conectados: 404