Bosques singulares de La Rioja

 Robledal de Manzanares

Bosque de roble albar representativo de los muy escasos que se conservan en La Rioja y explotado para la fabricación de barricas para el vino.

Se trata de un bosque mixto formado por el roble rebollo y el roble albar, siendo este el dominante y el que le da singularidad a esta masa boscosa. Aparece en la ladera orientada al norte del monte de Manzanares que culmina el alto de La Fonfría. El roble albar o negral, presenta unas características especiales ya que se localiza en terrenos con presencia de rocas, de ahí su nombre científico Quercus petrea (roble de las piedras). En nuestra región es abundante, pero son muy escasas las zonas en las que llega a ocupar una superficie suficiente para ser considerado bosque. Sin duda por sus características y sobre todo por su fuste de gran uniformidad, ha sido sometido a cortas intensas, motivo por el que solo se conserva algún rodal como este de Manzanares. De este bosque se ha extraído madera para la fabricación de barricas para la crianza del vino.

Como acceder y sendero para visitarlo: Desde Manzanares tomamos una pista que comienza en la plaza y caminamos unos dos kilómetros hasta un cruce a la derecha donde encontramos una balsa de riego. Junto a ella comienza otra pista que nos dirige a una antigua nevera donde comienza el bosque de roble albar. La visita se realiza por esta pista que lo recorre hasta alcanzar un hayedo que sube hacia La Fonfría.




Visitantes conectados: 322