La contaminación de la industria textil se hace visible en la Fashion Week

  • El debate por la contaminación de la industria textil se cuela en la semana grande de la moda en España, la Fashion Week Madrid.
  • Ecologistas en Acción ha organizado la Dirty Week, una pasarela de moda alternativa para visibilizar la problemática social y medioambiental generada por la producción de viscosa.

Durante varios minutos, la producción de viscosa ha estado en el punto de mira informativo en plena celebración de la Mercedes-Benz Fashion Week. Momentos antes de uno de los desfiles inaugurales de la gran semana de la moda, Ecologistas en Acción –con el apoyo de las organizaciones europeas como Movemos Europa– ha realizado una pasarela de moda alternativa en la Plaza del Callao de Madrid para llamar la atención sobre esta problemática social y medioambiental.

Sobre la alfombra roja de la Dirty Week, nombre que ha recibido la pasarela alternativa, los activistas han lucido camisetas de denuncia. La más significativa, ’Inditex contamina’, aludía directamente a uno de los principales patrocinadores del evento oficial.

Inditex ha sido señalada recientemente como una de las principales empresas que se abastecen de viscosa proveniente de fábricas que están causando grandes estragos sociales y medioambientales, tal y como acredita un informe en el que ha participado Ecologistas en Acción.

Otros lemas han llenado este colorido pase de moda. Bajo la denominación ’Fashion Victim’, Ecologistas en Acción ha denunciado el impacto mortal que suponen los desechos de productos químicos peligrosos y los gases tóxicos de las fábricas asiáticas donde se trata la viscosa. Estos vertidos destrozan la vida marina y exponen a trabajadoras, trabajadores y ciudadanía a sustancias químicas perjudiciales para la salud.

Con eslóganes como ’Toxic style’ o ’100 % viscosa’, los modelos activistas han evidenciado el oligopolio empresarial de este producto: 11 empresas controlan el 75 % de la producción mundial de la viscosa. Como parte de esta pasarela alternativa, las entidades organizadoras también han colocado un fotocall para que las personas transeúntes pudieran ser protagonistas de la Dirty Week.

Recientemente Inditex se ha mostrado abierta a revisar su producción de viscosa gracias a la presión de numerosas organizaciones europeas. La marca de Amancio Ortega no ha sido la única en responder a la indignación social. Otra de las empresas vinculadas a la contaminación de la industria de la viscosa, H&M, ha respondido a la campaña de Movemos Europa, ’Los trapos sucios de H&M y Zara’, que cuenta con casi 208.000 firmas en apoyo.

En el informe publicado el pasado mes de junio ’Moda sucia: la contaminación en la cadena de suministros del textil está intoxicando a la viscosa’, se denunció que H&M compraba de manera directa a siete de las fábricas contaminantes identificadas en la investigación, e Inditex a cuatro.

La organización de la Dirty Week es una continuación de la campaña #DirtyFashion (#ModaSucia) que Ecologistas en Acción ha desarrollado durante los últimos meses.




Visitantes conectados: 543