Paralización de la tala indiscriminada de pinos en Mazagón

· Un pinar de pinos centenarios de Mazagón que fueron afectados, unos más que otros, por el incendio del entorno de Doñana ocurrido a finales de junio, está siendo talado y desalojada la madera, por una empresa forestal con sede en Huelva.

· Ecologistas en Acción recuerda al consejero de Medio Ambiente de Andalucía, José Fiscal, que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, tiene un protocolo sobre zonas incendiadas que la Junta de Andalucía comparte y que establece que el primer año hay que esperar a ver cómo reacciona el medio de manera natural y cómo se da la recuperación de las plantas que no han sido devastadas totalmente por el incendio.

Los alrededor de 4000 vecinos y vecinas residentes en Mazagón que permanecen allí una vez han terminado las vacaciones y se han marchado los habitantes estacionales, están asistiendo atónitos, con impotencia y rabia, a la devastación de la zona de pinar ubicada en las proximidades del antiguo albergue Pedro Alonso Niño. Numerosos ejemplares de pinos centenarios apenas afectados por el incendio forestal están siendo cortados junto a otros que sí se quemaron, por lo que los vecinos apelan a las organizaciones de toda índole, en particular a las ecologistas, y a la ciudadanía a actuar y a solicitar al Ayuntamiento de Moguer y a la Junta de Andalucía que se pare la barbarie.

Han sido acometidas las actuaciones de emergencia previstas en el informe de expertos creada para la recuperación el entorno de Doñana tras el incendio forestal que en junio pasado quemó 8.400 hectáreas con diferentes grados de severidad y causó daños considerables en esta zona de especial valor ecológico. Las labores de emergencia establecidas como prioritarias para garantizar la seguridad de las personas y para la preparación del entorno para su restauración ecológica incluyen la retirada de árboles y elementos punzantes en las zonas de más tránsito de personas, de las que lindan con las pistas forestales, de los carriles cicloturistas, de las pasarelas y accesos a las playas, así como la reposición de vallas de madera, todo ello para evitar accidentes.

Para Ecologistas en Acción es necesario aclarar si la actuación de tala del pinar donde estaba ubicado el albergue, que está documentada fotográficamente demostrando que muchos pinos talados estaban prácticamente intocados por el fuego, está contemplada en ese informe técnico del grupo de expertos. En caso de ser así, la organización recuerda al consejero José Fiscal la moratoria de un año establecida por el protocolo estatal que responde a criterios técnicos y que marca una serie de pautas que la Junta comparte, consistente en esperar un año para iniciar los trabajos forestales y un plan de restauración forestal, dando con ello tiempo a que la naturaleza responda a los daños infligidos por el fuego con la autoregeneración. Si no estuviera recogida, la denuncia de los ecologistas ante la Consejería de Medio Ambiente exige la paralización de las obras y la depuración de responsabilidades.

Además de ello, Ecologistas en Acción denuncia que el uso de maquinaria pesada tras un plazo de cerca de tres meses, cuando el matorral mediterráneo ha comenzado a recuperarse, está destruyendo las plantas de camarina, torvisco, mirto, etc que están rebrotando.

La organización ecologista ha remitido a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía la correspondiente denuncia de estos hechos, previo a una posible denuncia ante la Fiscalía de Huelva, dado que considera que estamos hablando de una zona muy dañada por el reciente incendio y que no es de recibo destruir lo que el fuego no quemó, sino que debemos fomentar la regeneración natural para frenar la erosión del terreno, y dentro de un año acometer las labores previstas para una reforestación, incluyendo la repoblación participativa con voluntariado a partir de otoño del próximo año.




Visitantes conectados: 480