Agresión a la sierra de Albayate

En fecha reciente tuvo lugar en Priego de Córdoba una prueba de ENDURO en la que estaba prevista la presencia de doscientos cincuenta pilotos aproximadamente.

Uno de los itinerarios que formaban parte de esa prueba transcurrió a través de terrenos forestales de la Sierra de Albayate, uno de los ejemplos de bosque mediterráneo mejor conservados de la Subbética, y que presenta singularidades geológicas y biológicas de muy destacado rango natural, además de un indudable valor paisajístico y cultural. Hay que mencionar, además, que la Sierra de Albayate ostenta la figura de “Complejo Serrano de Interés Ambiental” en el Plan Especial de Protección del Medio Físico de la Provincia de Córdoba.

Desde Ecologistas en Acción de Priego queremos denunciar el grave deterioro ambiental que este hecho a producido y el incumplimiento que ha supuesto de la normativa sobre conservación de la naturaleza. A las molestias a la fauna y los daños sobre la vegetación, hay que añadir la degradación y erosión del suelo que ha ocasionado el paso de las motos campo a través, no sólo de los pilotos que competían, sino de otros muchos que transitaban de manera independiente siguiendo el desarrollo de la prueba.

Desde el punto de vista legal hay que destacar que se han infringido tres leyes fundamentales de la normativa ambiental en materia de conservación del medio natural:

- En primer lugar, la Ley Forestal de Andalucía, que tipifica como infracción toda actividad que degrade el suelo de los terrenos forestales o que produzca o pueda favorecer su erosión (art. 76.3º). Huelga decir la cantidad de sendas abiertas al paso de estos vehículos y que se han convertido en auténticas cárcavas que erosionan el suelo, más aún después de las fuertes lluvias que se vienen registrando esta primavera. De esta forma, se han abierto verdaderas cicatrices en la sierra que tardarán muchos años en cerrarse y ser colonizadas de nuevo por la vegetación natural.

- En segundo lugar, la Ley de la Flora y la Fauna de Andalucía prohibe las actividades que puedan molestar o inquietar a las especies silvestres, especialmente durante su época de reproducción y crianza (art. 7.2.a). En este sentido hay que señalar la riqueza faunística de la Sierra de Albayate, tanto en lo referente a especies cinegéticas como a especies protegidas, que en estas fechas se encuentran en pleno período de incubación y reproducción.

- Por último, la Ley de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales establece la prohibición de transitar por terrenos forestales con vehículos a motor fuera de los caminos, durante las épocas de peligro medio y alto de incendios (art. 11.2 de su Reglamento), período en el que se incluye el mes de mayo. No podemos olvidar a este respecto el alto riesgo de incendio que supone una actividad de este tipo realizada en un entorno natural como la Sierra de Albayate, que presenta una gran espesura vegetal, además de una topografía con fuertes pendientes. Tampoco debemos olvidar el último gran incendio que se produjo en esta sierra, que arrasó cincuenta hectáreas de monte el día 11 de septiembre de 2002.

Desde Ecologistas en Acción Priego entendemos que la mencionada actividad no es compatible con la conservación de este enclave privilegiado, y que ha existido ocultismo por parte de la organización, ya que en la publicidad de la prueba no figuraba ningún tipo de recorrido por este lugar. Igualmente, consideramos que se debe exigir una respuesta de las administraciones públicas que han apoyado, organizado o subvencionado esta actividad, y muy especialmente de la administración ambiental, ya que se ha infringido diversa legislación en materias de su competencia.

A.N.A.S.S.-ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE PRIEGO




Visitantes conectados: 411