Por una Región de Murcia libre de Fracking

La Plataforma Cuenca del Segura Libre de Fracking (CSLF), en la que participa Ecologistas en Acción, se ha sumado a la convocatoria del Global Frackdown con una concentración en Cieza este domingo, en una las áreas incluidas en el permiso de prospección “LEO”, vigente desde 2013.

Global FrackDown 2017

El Global Frackdown es una convocatoria internacional contra el fracking que se celebra desde el año 2012, y que reúne a activistas de todo el mundo en un creciente movimiento global que reclama la prohibición de esta técnica, de extracción de gas y petróleo, por sus elevados impactos sociales y ambientales.

En esta ocasión, la Plataforma CSLF ha querido llamar la atención sobre el peligro de contaminación que supone el fracking para las aguas subterráneas y superficiales, “con las implicaciones ambientales, sociales y económicas que esto tendría para las comarcas afectadas, y para el conjunto de nuestra región”, advierten.

Y explican, “hemos elegido esta zona porque estamos sobre el Sinclinal de Calasparra, uno de los acuíferos más importantes de la cuenca que, entre otras funciones, suministra agua para consumo humano”. Y aquí precisamente “es donde la petrolera Oil and Gas Capital, titular del permiso LEO, ha solicitado trabajos de prospección sísmica para determinar la ubicación de un primer sondeo”.

El fracking, alertan, “es una amenaza para el Sinclinal, y para el conjunto de las aguas de la cuenca del Segura”. Y es que en la Región de Murcia hay tres permisos de prospección vigentes (“Aries-2”, “Leo” y “Escorpio”), y un cuarto permiso (“Acuario”) pendiente de aprobación. En total, “cerca de 180.000 héctareas que afectan a las comarcas el Noroeste, Vega Alta y Altiplano”, explican.

Por eso denuncian la indolencia y pasividad de la Confederación Hidrográfica del Segura y la irresponsabilidad del Gobierno Regional que, junto al Gobierno Central, ha abierto la puerta al uso de la fractura hidráulica en nuestra región con la concesión de estos permisos.

Y demandan, a ambos Gobiernos, que escuchen y atiendan los pronunciamientos contrarios al fracking expresados por los Plenos de la totalidad de los ayuntamientos afectados por estos permisos, y también por la propia Asamblea Regional, que en 2015, aprobó por mayoría declarar la región “territorio libre de fracking [1].




Visitantes conectados: 698