Los nuevos accesos a Palmas Altas no minimizan la congestión del tráfico

Tras estudiar el proyecto de nuevos accesos al Centro Comercial Palmas Altas en Sevilla, Ecologistas en Acción ha concluido que este proyecto no soluciona los graves problemas de tráfico que creará este centro comercial si llega a ponerse en funcionamiento. La asociación ecologista ha llegado a esta conclusión tras constatar que el estudio de tráfico en que se basa este proyecto minimiza el número de desplazamientos en coche que el Centro Comercial creará.

Según ha podido analizar Ecologistas en Acción, la estimación de 53.923 viajes en vehículo privado que estima el estudio de tráfico realizado por la promotora del Centro Comercial LAR España se basa en una estimación arbitraria y al alza de los desplazamientos en bicicleta, transporte público y peatonales para acceder al centro comercial. Ecologistas en Acción no ve ninguna justificación para presuponer que un 30% de los desplazamientos desde Nervión o el Caso Antiguo vayan a ser en autobús, lo mismo que los porcentajes del 20% para viajes en autobús desde el Distrito Sur, San Pablo o Macarena. Teniendo en cuenta el tipo de consumo que se realiza en estos centros comerciales, sería mucho más creíble presuponer que los viajes en autobús difícilmente superaran el 5% de los viajes totales como ocurre en otras superficies comerciales.

Hay otro factor que hace que la estima del reparto modal de los viajes promovidos por el Centro Comercial y de ocio Palmas Altas sea insuficiente y es que el estudio obvia completamente el efecto que tendrán los viajes que tengan su origen en Dos Hermanas. Según el estudio, los viajes procedentes de este municipio se agrupan con los de Utrera y los Palacios. Para estos tres municipios se le asigna una distancia de 22 kilómetros, y se le asigna una pequeña fracción de los viajes de clientes al centro comercial (un 2.5%). Lo cierto es que la zona urbana de Dos Hermanas (del orden de 130.000 habitantes) dista tan solo 10 kilómetros del emplazamiento del proyecto. El barrio de Montequinto, enclave de cerca de 40.000 habitantes del mismo municipio se encuentra a 6 kms. de donde se pretende construir el centro comercial. La cercanía de esta población no se ha tenido en cuenta a la hora de estimar la modalidad de los desplazamientos, ni los impactos que sobre la accesibilidad de la zona tendría Palmas Altas. Dada la carencia de transporte público desde Montequinto y desde Dos Hermanas, es fácil concluir que todos los viajes se realizarán en coche, por lo que la estima de viajes en vehículo privado se ajusta de manera sesgada a la realidad y es totalmente insuficiente (en base a los datos disponibles, el número de viajes en vehículo privado debe ser aún mayor). Entendemos que los propios promotores son conscientes de esta carencia en su estudio de tráfico cuando uno de los accesos que promueven enlaza con la N-IV, que se convertirá en el acceso directo desde Dos Hermanas al Centro Comercial. Este tráfico desde el municipio de Dos Hermanas es susceptible de colapsar la N-IV y la SE-30, sin que este supuesto sea considerado por el estudio.

Por ello, Ecologistas en Acción estima que los viajes en coche generados por el Centro Comercial superaran los 70.000 diarios, bastante más de los 53.923 presupuestos por la promotora. En todo caso, este número de viajes en coche es brutal, y difícilmente podrá ser asumido por el viario de la zona. Hay que tener en cuenta que tomando como referencia los datos de la Encuesta de Movilidad del Área Metropolitana de Sevilla este número de viajes significaría un incremento del orden de entre 2.5% – 5% de los viajes en coche de todo el área metropolitana. Con el agravante de que este incremento se concentraría en una zona muy concreta de la ciudad, ya de por sí con una incidencia del tráfico considerable. Es decir, incluso con los datos del estudio, el tráfico generado por el proyecto sería inasumible por el viario de la zona, ya colapsadas. Y los accesos proyectados no garantizan que la situación no empeore.

Además, la solución adoptada para estos nuevos accesos implica un aumento importante de tráfico en la denominada Carretera del Copero en su acceso a la rotonda de la Avenida la Raza. Esta carretera da acceso a diversas instalaciones industriales situadas sobre suelo portuario. Hay que señalar que en el periodo de alegaciones al Modificado de Estudio de Detalle de Palmas Altas, la autoridad portuaria ya advirtió el efecto que tendría el aumento del tráfico sobre el acceso al puerto. Sorprendentemente, el Estudio de Tráfico no realiza ningún análisis sobre el efecto que tendrá este aumento del tráfico sobre la actividad portuaria. Los accesos proyectados no parece que vayan a minimizar este impacto. La carretera del Copero es una pequeña carretera, no adaptada para un tráfico intenso. Además tiene un frecuente paso de vehículos pesados con mercancías potencialmente peligrosas (combustibles, sustancias químicas) para dar servicio a las instalaciones portuarias y empresas que allí se encuentran. Desviar por esa carretera una gran volumen de tráfico obligaría a una re-urbanización de toda la zona. Además, implicaría el aumento del riesgo de accidentes al aumentar la interacción del tráfico industrial con el provocado por la gran superficie comercial. Ecologistas en Acción entiende que las consecuencias de esta alternativa no han sido convenientemente valoradas.

En definitiva, Ecologistas en Acción entiende que el futuro Centro Comercial Palmas Altas tendrá una incidencia grave en una zona ya soporta unos niveles altos de tráfico, y que el aumento del tráfico provocado por el centro comercial proyectado terminaría por colapsar la zona. Ni el Ayuntamiento de Sevilla ni otras administraciones parecen querer ser conscientes de este impacto, y serán responsables si el proyecto continua del empeoramiento del tráfico en nuestra ciudad.




Visitantes conectados: 703