Solicitan un estación medidora para el Llano del Beal

Ecologistas en Acción ha presentado un escrito ante la Dirección General de Medio Ambiente exigiendo el establecimiento de una estación medidora de calidad del aire en el Llano del Beal con un analizador específico de metales pesados, que mida los valores de estos contaminantes en el aire ambiente de esta diputación cartagenera y su entorno.

Motivan su solicitud en el hecho de que los metales pesados presentes en los suelos, fruto de la actividad minera del siglo XX, pasan a la atmosfera por efecto del viento en los suelos secos, lo que provoca que sean inhalados por la población circundante con el consiguiente impacto en la salud pública.

En este contexto, la única estación de la red regional que mide metales es la estación urbana de Mompeán, que se encuentra a sotavento, lo que dificulta la medición de completa y efectiva los metales pesados presentes en el aire procedente de la zona del Hondón. Así, lo que plantea Ecologistas en Acción es el cambio de ubicación de la misma para poder tener datos más fiables de la situación real de la zona.

Por otro lado, respecto a la estación medidora de La Aljorra, dado que se encuentra actualmente rodeada de bastante vegetación que ejerce un efecto barrera e influye en la captura de datos de la misma, y puesto que la administración considera inviable la reubicación de la misma por su antigüedad, la organización considera necesaria una poda selectiva, suficiente pero respetuosa, mientras se destina presupuesto regional a la modernización y colocación de nuevas estaciones medidoras.

Por otro lado, consideran necesario, además, que la estación medidora del Valle de Escombreras tenga un analizador que mida el contaminante ozono.

La organización denuncia que a pesar de que la región lleva bastantes años con un problema de contaminación del aire que respira su población, en 2017 seguimos con una red regional de vigilancia atmosférica obsoleta y con múltiples carencias. Recuerdan que ya en el año 2010 se eliminaron, sin ninguna justificación, las estaciones de La Unión y San Ginés (Cartagena), lo que disminuyó la toma de datos y un mejor diagnóstico de la situación sobre calidad del aire en la comarca de Cartagena, una de las zonas más contaminadas de la región.

Denuncian que muchos analizadores atmosféricos de las estaciones medidoras tienen 9 años o más, superando el período máximo de estos dispositivos, que se cifra en unos 7 años, lo que origina problemas de mantenimiento, fallos técnicos, ausencia de captura de datos, etc. Por otro lado, la planificación para la reposición de aparatos es nefasta: los nueve analizadores que fueron presupuestados en 2016, y a pesar de anunciarse a bombo y platillo su colocación inminente para renovar en una pequeña parte los analizadores obsoletos de algunas estaciones medidoras, resulta que a día de hoy todavía no han sido siquiera comprados. Esto muestra la desidia del Gobierno Regional frente al grave problema de salud pública que supone la contaminación atmosférica.

La obsolescencia de la red regional de vigilancia atmosférica provoca deterioro en esta infraestructura, fallos técnicos, incidencias, falsas superaciones, falta de datos y averías, caídas del sistema informático, etc., causan, en muchos casos, un funcionamiento irregular de la red limitando la calidad y evaluación de los datos sobre contaminación atmosférica. A pesar de lo cual, los datos reflejan una mala situación.

Para Ecologistas en Acción es necesaria una modernización urgente y efectiva de la red regional de vigilancia atmosférica, que mejore el diagnóstico y la toma de datos de los contaminantes, unido a medidas preventivas y urgentes de minimización de la contaminación atmosférica que provoca el deterioro de la calidad del aire e impactos en la salud pública en nuestra región.




Visitantes conectados: 723