Cosmos no dispone de autorización para incinerar

En la ya larga lucha de los colectivos ciudadanos contra la incineración de residuos en la cementera Cosmos hemos podido constatar fehacientemente, la falsedad de las declaraciones de los gestores de esta factoría en todo lo que se refiere al tema de la incineración de residuos.

Recordemos cómo al conocerse en el 2007 la aprobación del proyecto y su significación se produjo una potente reacción ciudadanas contra la pretendida “valorización” que cristalizó en la creación una Plataforma cívica. Tras numerosas movilizaciones y conseguir el rechazo al proyecto de todos los grupos de la Corporación municipal, con la destacada participación del PP, la Empresa, a través de su Dirección manifestó públicamente: que mantendría en su totalidad los combustibles tradicionales, que no tenía intención ni preveía el empleo de combustibles alternativos, etc., declaraciones que le valió, incluso, la felicitación del gobierno de la ciudad, promesa que pronto obvió pues en noviembre del 2011 Cosmos rompió el compromiso contraído con la ciudad y puso en marcha, de nuevo, el proyecto de incineración de residuos.

Tenemos presente, también, cómo el entonces Director de la Sociedad como demostración de que la Autorización Ambiental Integrada que le había sido otorgada por Resolución de 2 de marzo de 2007 de la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de Córdoba que le permitía la incineración de residuos, no había caducado, presentó un Acta notarial fechada el 8 de marzo de 2012, tres días antes del fin del plazo de vigencia de dicha Autorización, con la que aseveraba que quedaba demostrada que las obras del proyecto (esas que ahora han concluido en marzo del 2017) se iniciaron con anterioridad al 11 de marzo de 2012; Acta notarial de presencia que la Administración admitió como válida, pero que tras las oportunas indagaciones motivada por las reiteradas reclamaciones de la Plataforma Córdoba Aire Limpio, pudo comprobar que las obras de ejecución del proyecto de valorización no sólo no se había realizado sino que, ni tan siquiera se habían iniciado y que lo manifestado en el Acta había sido un montaje.

Pues bien, cuando el actual Director de la cementera envió una carta a los Grupos Municipales el 5 de julio del 2017 manifestándoles que desde 2016, como parte de su actividad para fabricar cemento, además de coque de petróleo, en la fábrica se utilizaba como combustible biomasa, neumáticos fuera de uso y CDRs; coincineración (empleo del 30% de CDRs junto al combustible tradicional) que ratificó el 19 de octubre ante todos los medios de comunicación afirmando que la Empresa tenía todas las licencias para hacerlo, nos ha llevado a realizar un estudio pormenorizado de todo el proceso de concesión de la licencia municipal de Obras y de Actividad (que adjuntamos) y que nos lleva a la conclusión, entre otras que puede leerse en el Informe:

Primera.- Que la licencia municipal de Obras y de Actividad que tiene otorgada Cementos Cosmos, S. A., sin que se dé a confusión alguna, es para “valorizar biomasa”, no para valorizar residuos (neumáticos, CDR., etc.) y mucho menos para drogas procedentes de alijos.

Segunda.- Que según la documentación oficial las obras no estuvieron concluida hasta marzo de 2017. El 13 de marzo de 2017 la Empresa comunicó a la GMU el inicio de la actividad de la Instalación de Recepción, Dosificación y Transporte para Valorización de Biomasa y el 15 de marzo fue cuando se realizó la preceptiva visita oficial efectuada por la Jefa del Departamento de Residuos y Calidad del Suelo de la Delegación de Medio Ambiente, en cuya acta se manifiesta que se estaban realizado las últimas pruebas previas a la plena puesta en marcha de la instalación y que en el remolque de fondo móvil estaba cargado de “orijillo” (que es biomasa) con el que se habían realizado las mencionadas pruebas de funcionamiento. Sin embargo, el Director de la cementera afirmó en su comunicado a los grupos políticos municipales que se estaba empleado como energía desde 2016 coque de petróleo, biomasa, neumáticos fuera de uso y CDRs.

En conclusión, a juicio de los colectivos ciudadanos, incinerando de residuos Cementos Cosmos S.A. está gravemente infringiendo la legislación y normativa ordenancista vigente, lo cual es una manifestación fehaciente de la prepotencia con la que las multinacionales tratan a las comunidades locales y a sus gobiernos. Esta forma de actuar supone una clara burla al Gobierno y Administración de la ciudad, pues pide autorización para una cosa y, sin el más mínimo pudor, manifiesta que está haciendo, precisamente lo que el Gobierno de la ciudad pretende que no se haga, lo que supone un inaceptable trágala para una Institución democrática.

Y, finalmente, la plataforma Córdoba Aire Limpio, manifiesta su preocupación que ante el conocimiento de este hecho la Administración Ambiental de la Junta de Andalucía responsable de la concesión de la Autorización no reaccione adoptando las medidas que a tal actitud corresponde y que las Administraciones Autonómica y Local no actúen suficientemente coordinadas, pero tan preocupante como esto es a nuestro juicio, el que Grupos Políticos de la Corporación, que presumen de cordobesismo, no sólo guarden silencio ante estos hechos, sino que avalen con su apoyo expreso este modo de actuar de una multinacional que socava la Autoridad y la propia dignidad de la Administración Local de Córdoba.




Visitantes conectados: 959