Logran la catalogación del Lobo como en peligro de extinción

Por primera vez en España, una organización ecologista consigue la elevación del umbral legal de protección de lobos (Canis lupus) en una comunidad autónoma. Esta propuesta ha venido siendo demandada por Ecologistas en Acción en los últimos años.

Ecologistas en Acción logra la catalogación del Lobo en Andalucía como especie en peligro de extinción. Un hecho que llevaba años solicitando reiteradamente y que ha tenido una oposición enconada por parte de la propia Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAOT).

El logro conseguido se debe al trabajo realizado por la organización ecologista tras revelar la mala praxis en el seguimiento y gestión del Lobo en la región andaluza. Y es que la fiscalización y denuncia pública de la gestión del lobo en Andalucía durante más de 6 años ha sido la razón desencadenante. En ese sentido, la administración se ha visto obligada a dar un giro legal a una política que virtualmente ha extinguido al Lobo en la comunidad autónoma.

Para Ecologistas en Acción, esta inclusión del Lobo como especie en peligro de extinción es sólo el primer paso. La auténtica tarea, tras el imprescindible y obligado blindaje legal al Lobo, es la de aprobar, dotar e implementar, un Plan de Recuperación en toda regla de forma urgente, tal y como demanda y contempla la ley. Solicitamos que tenga ese carácter y se lleven a cabo el conjunto de medidas del documento registrado por Ecologistas en Acción, junto a otras asociaciones hispano-portuguesas, en marzo de 2015, titulado "Propuestas para la urgente recuperación de la población de Lobo ibérico en Andalucía". Con especial atención a las propuesta relacionadas con el modelo de gestión cinegético de Sierra Morena, el control y vigilancia de fincas, las medidas coercitivas y la fragmentación del hábitat por vallados, entre otras. Es fundamental que el Plan de Recuperación se redacte y publique en un plazo no superior a 6 meses, tras la publicación en BOJA de la nueva catalogación de la especie y dada la urgente situación a la que se enfrenta.

La organización celebra una catalogación que, no obstante, llega tarde. Tarde por la connivencia histórica de la Junta de Andalucía con los propietarios de grandes fincas cinegéticas intensivas y otros sectores primarios, causantes de la extinción efectiva de las poblaciones de lobo en nuestra región. Lo demuestra el último censo nacional de la especie, que revela la inexistencia de grupos reproductores estables y asentados como tal en Andalucía. Esta decisión, ajustada al derecho regional y nacional, tenía que haber llegado al menos en 2011, cuando los máximos responsables de la CMAOT seguían manteniendo que existían grupos. También pensamos que se debería haber adoptado el cambio de metodología de seguimiento, a propuestas de Ecologistas en Acción. Todo lo anterior enlaza claramente con el secuestro de la política conservacionista andaluza por parte de grupos de presión con intereses privativos, casos de APROCA y ASAJA, a los que se ha dado "cancha" durante años por temor a protestas e influencias políticas y convirtiéndolos, de facto, en protagonistas de la toma de decisiones en materia de conservación, con consecuencias graves precisamente en esa materia. Un trato preferente al colectivo cinegético que parece que va a continuar a tenor de la última nota publicada por la CMAOT, en la que afirma, aún sabiendo que el Lobo está en la práctica extinguido de Andalucía, que “en ningún caso se prevé reintroducción o reforzamiento de poblaciones”, cuando la propia CMAOT es consciente de que la recuperación de la especie en Andalucía debe pasar por una reintroducción o reforzamiento poblacional.

Ecologistas en Acción espera que, esta vez sí, la Junta de Andalucía asuma la protección y recuperación del lobo en Andalucía con todas las consecuencias, superando las medidas y planes que ha venido pregonando sin eficacia ni respaldo legal alguno, y que no han impedido la práctica extinción del lobo en Andalucía.




Visites coneutáes: 969