Prosigue el vertido impune de fibrocemento y residuos de construcción en el sur de Madrid

Municipios como Ciempozuelos o Valdemoro continúan siendo objeto del vertido de residuos a lo largo de numerosas escombreras ilegales, que aumentan su extensión ante la ausencia de una respuesta eficaz por parte de las administraciones. Algunos de estos depósitos, como el abandono de fibrocemento, comportan un potencial riesgo para salud humana por la presencia de amianto en su composición.

Espartal-Ecologistas en Acción de Valdemoro ha denunciado ante la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y los Ayuntamientos de Ciempozuelos y Valdemoro la grave situación de dos grandes vertederos incontrolados, en los que se ha detectado el abandono reciente de fibrocemento y residuos de construcción y demolición (RCD).

El primero de ellos se localiza en las inmediaciones del Polígono Industrial “Los Huertecillos” y cuya superficie comparten ambas localidades. En este enclave, y gracias a la colaboración ciudadana, se han identificado al menos dos focos de fibrocemento (uralita) deteriorado y roto, estado físico que lo hace particularmente peligroso para la salud y el medio ambiente. Junto a este material se han abandonado igualmente escombros (RCD), muebles, tableros, plásticos y -lo que todavía llama más la atención de la asociación ecologista- abundante soporte publicitario (banderas) con el logotipo del “Partido Popular de Madrid”.

No es la primera vez que la organización ecologista denuncia la delicada situación en que se encuentra el enorme vertedero incontrolado de “Los Huertecillos”. Así, en febrero de 2015 dirigió escritos a ambos ayuntamientos -entonces gobernados por el Partido Popular- así como al Área de Disciplina Ambiental de la CAM. Ninguna de las tres administraciones dio respuesta alguna y el resultado es -lamenta la asociación valdemoreña- “que hoy nos encontramos en un escenario medioambiental sensiblemente peor que hace dos años, dado que los vertidos se han seguido realizando impunemente y sin restricción”.

El segundo punto denunciado lo constituyen varias parcelas de suelo reservado a uso industrial del denominado Sector I2 “Las Canteras”, de Valdemoro, que están siendo el espacio escogido para el vertido masivo tanto de RCD de Nivel I como de Nivel II. La denuncia de la asociación ecologista subraya la presencia en este lugar de un gran volumen de material de obra pública, como bloques de calzada y fragmentos de pavimentado de aceras.

Espartal-Ecologistas en Acción ha reclamado medidas urgentes como la retirada del fibrocemento, el vallado de parcelas para impedir el acceso a los infractores y la incorporación de estas escombreras al inventario de “Zonas de Vertido Incontrolado” que desarrolla en la actualidad GEDESMA, empresa pública dependiente de la Consejería de Medio Ambiente.




Visitantes conectados: 451