Satisfacción por la DIA negativa a los proyectos de tierras raras

Recientemente se ha publicado la Resolución de la Viceconsejería de Medio Ambiente por la que se formula la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de explotación minera de Tierras Raras, solicitado por Quantum Minería S.L., para la explotación de una mina a cielo abierto en Torrenueva y Torre de Juan Abad (Ciudad Real). Con esta DIA desfavorable, el Gobierno regional declara oficialmente que el proyecto no será llevado a cabo a causa de su incompatibilidad con el medio ambiente.

Recordemos que se trata de un tipo de minería experimental para extraer monacita gris, un mineral con muchos usos, desde las nuevas tecnologías, pasando por las energías renovables, hasta la industria armamentística. El proyecto pretendía remover hasta 220 toneladas de tierra por hora, sin reposo durante 10 años, en una superficie aproximada de 1.300 hectáreas, situándose la planta a tres kilómetros de Torrenueva.

Hemos de felicitarnos porque en un contexto histórico de escándalos políticos y crisis socioeconómica y medioambiental, una institución haya actuado de una forma coherente y acorde al clamor popular ante un proyecto, como tantas veces se ha dicho y demostrado, que es indiscutiblemente insostenible y expoliador de los recursos naturales más valiosos: el suelo y el agua, lo que ahora, entre sequía y cambio climático, es menos admisible que nunca.

Las alegaciones al proyecto han sido realizadas por prestigiosos especialistas de todo el país. Se han presentado informes sobre el impacto en las especies protegidas y en la Red Natura 2000 (conjunto de áreas protegidas a nivel supranacional por la Comisión Europea), avalados por la FIRE (Fundación Internacional para la Restauración de los Ecosistemas). Los impactos al medio ambiente han sido determinantes en el resultado de la DIA, dada la cantidad de especies amenazadas afectadas; linces ibéricos reintroducidos utilizan el área, así como una de las mayores poblaciones a nivel mundial de águila imperial y sisón común. Sin desmerecer la presencia de las restantes 142 especies de fauna que cuentan con un régimen de protección especial.

Por otra parte, el elevado suministro hídrico previsto para la planta de tratamiento del mineral – pese al intento de la promotora en rebajarlo sustancialmente con respecto al primer proyecto de 2015 – y el incierto origen en la captación de agua, han hipotecado la viabilidad de unas concesiones mineras en una zona especialmente castigada por la escasez de aportes hídricos.

La clarividencia y rigurosidad de los estudios e informes presentados constituyen una base sólida que va poner muy difícil que el recurso anunciado por Quantum Minería S.L prospere.

Ahora sólo cabe esperar del órgano sustantivo - que debe decidir la aprobación o no del proyecto - su desestimación y archivo, lo cual esperamos que se produzca a la mayor brevedad posible. Entretanto, hemos de felicitarnos y felicitar a todos, especialmente a los pobladores de la comarca de Campo de Montiel y Valdepeñas, a la Plataforma Sí a la Tierra Viva, y cómo no, aplaudir al Gobierno regional, por hacer caso de la evidencia científica, la opinión pública y el sentido común.




Visitantes conectados: 189