Los circos con animales son bienvenidos en Tomelloso

Del 16 al 19 de noviembre el Circus Kaos nos ha visitado. Son numerosos los testimonios - apoyados en fotografías y vídeos - que atestiguan las malas condiciones en las que se encuentran sus animales. Promover los circos con animales, como hace el Ayuntamiento de Tomelloso, significa colaborar con el maltrato animal y desafiar a una parte de la sociedad, que pide espectáculos y atracciones libres de maltrato y explotación de animales.

El Circus Kaos tiene un amplio historial de denuncias por parte de plataformas de defensa animal y organizaciones ecologistas. De hecho, muchos medios de comunicación han reflejado las aberrantes condiciones de confinamiento que sufren los animales en su periplo por Canarias (La Laguna, Adeje, e Ingenio), Astorga (León) y el concello de Mos (Pontevedra). Por ejemplo, el elefante malvive en una jaula en la que no puede darse la vuelta, teniendo las patas anteriores y posteriores inmovilizadas. Tigres, panteras y leones pasan la mayor parte del tiempo en jaulas de reducidas dimensiones, sin higiene y a la intemperie en las noches invernales. Los felinos se mueven constantemente, un comportamiento anómalo en estos pobres animales conocido como zoocosis.

Consciente del rechazo que suscita en muchos sitios, el Circus Kaos raramente se prodiga en publicitar el uso de animales en sus espectáculos, soslayando de esta manera concentraciones de protesta ante sus puertas o el boicot de algunos ayuntamientos a los circos con animales. Pero como decíamos, hay pruebas indudables de que tiene animales para su odiosa explotación.

Es un circo sin las elementales protecciones en espacios abiertos, en particular las conexiones de sus instalaciones eléctricas. La acumulación de residuos fecales forma también parte de su “tarjeta de visita”. Con las ordenanzas municipales en la mano, estos circos no tenían que recalar en ninguna población.

Las autoridades municipales no deberían seguir mirando a otro lado y negar la dura realidad (ocultada ya, a duras penas, a la opinión pública). Al persistir en la contratación de circos y atracciones que implican tráfico ilegal de especies salvajes, castigos y privaciones de su conducta natural, condiciones de habitabilidad inaceptables y explotación, con el único objeto del lucro empresarial.

Para Ecologistas en Acción, el Ayuntamiento de Tomelloso se ha ganado el vergonzoso papel de activo patrocinador de estos maltratadores y verdugos del mundo animal. Con el agravante de que el público destinatario es infantil, educándolo de esta forma en la posesión, abuso, degradación y violencia contra los animales, descontextualizando su lugar y función ecológica en la naturaleza.




Visitantes conectados: 172