Apoyo a los cinco encausados por defender al lobo

Los colectivos ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, GRAMA, Jarama Vivo y Ecologistas en Acción de Ávila muestran su apoyo a los cinco activistas del colectivo “Lobo Marley” encausados por evitar prácticas de caza ilegales contra el lobo. El juicio se ha celebrado el jueves 30 de noviembre y se enfrentan a posibles penas de 2 años y medio de cárcel y cuantiosas multas económicas.

Los cinco activistas han sido juzgados este jueves 30 de noviembre a las 11:30 horas en los juzgados de Zamora. La acusación particular solicita penas de dos años y medio de cárcel para cada uno de los encausados, así como una cuantiosa multa económica que fue ya anticipada con una considerable multa de 50.000 euros. Esta multa fue pagada gracias al apoyo de la ciudadanía y de diversos colectivos ecologistas y sociales.

Los cinco activistas se enfrentan a estas penas por intentar denunciar y neutralizar cebaderos y casetas ilegales que en la Sierra de la Culebra y en varias partes de Castilla y León, que se vienen utilizando para la caza del lobo. Según la normativa, el lobo es especie cinegética al norte del río Duero y solo puede dársele caza mediante aguardo. Sin embargo es común, y consentido, la instalación de cebaderos. Además, bajo la falsa justificación de lugares de observación, se instalan frente a estos cebaderos casetas desde donde poder disparar a los lobos cuando son atraídos por los animales muertos depositados en estos cebaderos.

El lobo ibérico es una especie que equilibra los ecosistemas y es una pieza fundamental para controlar las poblaciones de ungulados. Las supuestas cazas controladas del lobo no son más que un negocio en el que los precintos se convierten en un auténtico dineral, llegándose a pagar entre 5.000 y 10.000 € por la cabeza del lobo. Los trofeos de caza más valorados son los machos alfa, lo cual hace desestructurarse a las manadas y, como confirman innumerables estudios etológicos, generan más conflictos y ataques al ganado.

Los colectivos ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, GRAMA, Jarama Vivo y Ecologistas en Acción de Ávila, damos todo nuestro apoyo a estos activistas que de manera desinteresada han dejado de lado su bienestar personal por defender nuestra biodiversidad y destapar las prácticas ilegales de caza del lobo en Castilla y León. Esperamos que la justicia sea impartida contra aquéllos que operan contra la conservación de la naturaleza y no contra las personas que ayudan a preservarla.

Desde Ecologistas en Acción de Ávila mostramos además nuestra preocupación por la gestión que se está haciendo en nuestro territorio de esta especie, en donde se está demonizando al lobo ibérico ofreciendo información no rigurosa, sin control de cupos de caza, ni comprobación de ataques reales al ganado, y todo ello con el objetivo de justificar su caza y eliminación.

La organización ecologista recalca la necesidad de que se adopten medidas que favorezcan la coexistencia del lobo con la ganadería extensiva, así como la urgencia de que la Junta de Castilla y León realice auditorías para tener datos fiables sobre ataques reales de lobo al ganado y número de individuos abatidos.




Visitantes conectados: 153