Reclaman la declaración del saladar de Aguamarga como paraje municipal

El Saladar de Aguamarga es un espacio natural incluido en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana desde 2002, pese a esta protección desde hace años sufre un importante deterioro, aunque sigue manteniendo unos altos valores ambientales y paisajísticos. Gravemente afectado por la construcción de las Plantas Desaladoras del Canal de Alicante, que con la toma de agua a través de pozos que afectan al acuífero subyacente, han provocado la ausencia de su inundación tras fuertes lluvias y la pérdida de la lámina de agua, y la consiguiente desaparición de todas las especies de aves acuáticas, incluso llegando a afectar a la vegetación de saladar. Graves impactos a los que hay que sumar el vertido de escombros y basuras, la entrada de vehículos a motor en los antiguos esteros o la apertura de nuevos caminos entre la vegetación de saladar, que según estas entidades, provoca que el Saladar de Aguamarga, una zona húmeda de gran interés ambiental, se encuentre en un lamentable estado de degradación.

Desde hace años, tanto Ecologistas en Acción como Amigos de los Humedales del Sur de Alicante han reclamado su restauración, tanto a la Administración General del Estado como a la Generalitat, ambas con competencias sobre estas antiguas salinas, abandonadas desde los años 70 y que afortunadamente ha conseguido mantener buena parte de su superficie sin urbanizar.

En 2015 estas entidades se dirigieron al Ayuntamiento de Alicante, a través de un escrito, para solicitar la declaración del Saladar de Aguamarga como Paraje Natural Municipal y que además se consensuara la gestión ambiental con la Dirección General de Costas (30 Has. del saladar pertenecen al Dominio Público Marítimo Terrestre), la Conselleria de Medio Ambiente y la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, entidad gestora de las desalinizadoras y responsable de la inundación periódica del Saladar tal y como señalan las medidas correctoras de la Declaración de Impacto Ambiental de esas plantas.

Pasados mas de dos años desde la presentación de ese escrito, y tras la elaboración de una completa Memoria Descriptiva del Paraje por parte del Departamento de Medio Ambiente con la colaboración de los grupos presentes en el Consejo de Sostenibilidad, documentación que debe enviar el Consistorio junto con la solicitud, a la Conselleria de Medio Ambiente para que se puedan iniciar los trámites de la declaración del Paraje Natural Municipal, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante no ha llevado al Pleno esa solicitud, y hay grandes resistencias para que lo haga en algún momento, a pesar de la Moción de Guanyar Alacant aprobada en el Pleno de diciembre de 2017 (que incluía también al Saladar de Fontcalent), que obligaba a tramitarla en el proximo Pleno de enero de 2018.

Los grupos ecologistas se muestran muy críticos con la actuación del actual equipo de Gobierno y no comprenden los obstáculos que se están interponiendo para que esa solicitud sea finalmente aprobada por el Pleno, y enviada a la Consellería de Medio Ambiente, se inicien de una vez los trámites para la declaración como Paraje Natural y con el impulso del municipio se sienten las bases para su restauración ambiental.

Ecologistas en Acción y AHSA consideran que “la recuperación de esta zona húmeda debería haber sido una prioridad en las políticas ambientales del municipio, ya que se trata de un importante hábitat potencial para diferentes especies de fauna y flora protegida” y asimismo consideran que “debidamente gestionado será un interesante lugar para la realización de actividades de educación ambiental para los ciudadanos de Alicante y del resto de municipios del entorno”.

Por último, recuerdan el valor que puede suponer para una ciudad tan vinculada con el turismo como Alicante, rehabilitar un espacio natural en el único tramo de costa sin urbanizar del municipio y poner en valor una esplendida zona húmeda litoral en lugar de continuar teniendo un tramo de costa degradada por los aparcamientos ilegales, las basuras, el abandono y sin una correcta gestión ambiental, diluida entre tantas Administraciones diferentes.




Visitantes conectados: 348