Los humedales de Albacete, muy amenazados

El 2 de febrero de cada año es el Día Mundial de los Humedales y en él se conmemora la fecha en que se adoptó la Convención sobre los Humedales, el 2 de febrero de 1971. Con motivo de este día, Ecologistas en Acción advierte que el cambio climático se convertirá en la principal amenaza para los humedales, por lo que resulta urgente adoptar ya medidas de mitigación y adaptación al cambio climático.

En los últimos 40 años, los humedales españoles han sufrido una rápida regresión, habiendo desaparecido más del 60 % de ellos debido especialmente a su desecación con fines agrarios, desarrollos urbanísticos, e infraestructuras de transporte; a las excesivas extracciones de agua; a la sedimentación y a la contaminación. Aunque todas estas causas de desaparición de humedales siguen presentes, e incluso están aumentando, Ecologistas en Acción advierte que el cambio climático, debido a las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero de origen humano, se está convirtiendo en uno de los principales responsables de la desaparición de humedales, al tratarse de ecosistemas muy restringidos geográficamente.

Los efectos combinados del cambio climático, por ejemplo, en la temperatura y las precipitaciones, y los cambios en las cuencas hidrológicas y en las costas ribereñas debido a actividades humanas ya están afectando a la mayoría de los humedales. Concretamente en el Estado español, la subida de temperaturas que se está produciendo, ha provocado, debido al incremento de la evaporación y la evapotranspiración, una media de reducción de las aportaciones anuales a los cauces entre 1995 y 2015 del 25 % en relación con las obtenidas durante el último siglo.

Ello provoca que los recursos hídricos disponibles sean insuficientes para satisfacer las actuales demandas de agua en una buena parte de las cuencas, y una preocupante reducción de caudal en ríos y otros humedales, pudiendo llegar a provocar que se sequen los cauces de las corrientes durante periodos de tiempo prolongados, lo que puede reducir la productividad de los ecosistemas ya que se restringe el hábitat acuático, empeora la calidad del agua (aumenta la falta de oxígeno), y la intensa competencia y depredación reduce la biomasa total.

Dada la importancia de los procesos y servicios ecosistémicos, como fuente de agua doméstica, como protección ante la contaminación, como garantía de agua, y ayuda en la gestión de inundación, entre otros; y teniendo en cuenta que los humedales y su biodiversidad contribuyen a mitigar el cambio climático, mediante el almacenamiento de carbono y sus efectos locales en la climatología y las precipitaciones.

Pese a esta realidad, en nuestra provincia y región no cesa de aumentar la superficie en regadío y la perforación de pozos más profundos, dificultando la persistencia de los humedales. Ecologistas en Acción reclama a las administraciones competentes que se adopten urgentemente las medidas imprescindibles para su conservación y recuperación.

Como actividad para ese día, Ecologistas en Acción y la Sociedad Albacetense de Ornitología han preparado una visita a los humedales de la Laguna del Arquillo y la de Ojos de Villaverde durante el sábado 3 de febrero.




Visitantes conectados: 373