Demanem la clausura del transvasament Siurana-Riudecanyes

  Sumari  

 Castellano

Solicitan la clausura del trasvase Siurana-Riudecanyes

Las organizaciones Ecologistas en Acción, GEPEC y Plataforma en Defensa del Ebro han solicitado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y a la Agencia Catalana del Agua, dependiente de la Generalitat de Catalunya, la inmediata clausura del trasvase que va desde el río Siurana (comarca del Priorat), a la riera de Riudecanyes (inmediaciones de Reus), por el gran impacto ambiental y social que dicho trasvase está produciendo desde hace décadas en el valle del Siurana.

Incidencia ambiental y social del trasvase Siurana-Riudecanyes

Las organizaciones mencionadas han elaborado un informe donde se detallan las afecciones ambientales y sociales que genera dicho trasvase, que deja prácticamente seco el río Siurana durante varios kilómetros, afectando gravemente a la vegetación de ribera y al ecosistema fluvial en general. Asimismo, ha tenido un efecto muy negativo a nivel social, hipotecando el desarrollo de los pueblos del valle del Siurana, que desde 1950, año en el que empezó a funcionar el trasvase, han perdido del orden de 45 % de su población. No hay que olvidar que el trasvase Siurana-Riudecanyes es una obra que se planificó hace más de 100 años, sin tener en cuenta por tanto ningún condicionante ambiental, ni de equilibrio territorial.

En el informe también se proponen alternativas técnicamente viables para cubrir las demandas que actualmente satisface el agua del trasvase en la zona de Riudecanyes, que no suponen prácticamente obras, y que podrían ponerse en funcionamiento de manera casi inmediata.

Se da la circunstancia de que se trata de un trasvase entre dos cuencas hidrográficas diferentes. La Cuenca del Ebro (el Siurana desemboca en el Ebro), que depende del Gobierno Central, y las Cuencas Internas de Catalunya, cuya gestión es competencia de la Generalitat de Catalunya. Por ello se ha realizado la solicitud de clausura del trasvase a las dos administraciones, con las que las organizaciones esperan mantener contacto en los próximos días.

El trasvase Siurana-Riudecanyes es una obra ya obsoleta, de gran impacto ambiental y social, y para la que existen alternativas que podrían ponerse en marcha de forma inmediata. Así, las organizaciones Ecologistas en Acción, GEPEC y Plataforma en Defensa del Ebro no cesarán en sus acciones hasta conseguir la clausura completa y definitiva de un trasvase propio de otra época.




Visitants connectats: 352