La planta de Aldeanueva del Codonal fue aprobada sin declaración de impacto

Terrenos de Aldeanueva del Codonal, Segovia, zona inundable, donde se quiere instalar la planta de compostaje.

Tras las recientes declaraciones del Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Javier López Escobar, Ecologistas en Acción de Segovia recuerda y denuncia que la planta de Aldeanueva del Codonal se autorizó sin la Declaración de Impacto Ambiental.

A pesar de que la legislación ambiental exigía que la evaluación ambiental se realizara antes de que se autorizara el proyecto de la planta de compostaje de Aldeanueva del Codonal en, Segovia, la Junta de Castilla y León dio el visto bueno sin haber tramitado el procedimiento ambiental oportuno.

El Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, Javier López Escobar, explicaba en una información reciente que mandaba un mensaje de ’tranquilidad’ sobre el proyecto de una planta de residuos prevista en el entorno de Aldeanueva del Codonal y, según dicha información, este responsable considera que no hay razones para la movilización ciudadana. Y sostiene también López Escobar, siempre según dicha información, que la planta tiene todos los permisos.

Ecologistas en Acción quiere recordar al Delegado Territorial sobre la planta de compostaje un dato sustancial omitido en sus declaraciones recientes a la prensa sobre la presunta ’bondad’ y ’legalidad’ de dicha planta que los vecinos, asociaciones vecinales y Ecologistas en Acción de Segovia rechazan desde hace dos años, quienes incluso han tenido que recurrir a los Tribunales de Justicia para denunciar los graves impactos que tendrá dicha planta.

López Escobar olvida que la Declaración de Impacto Ambiental fue aprobada por él mismo, como Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, el pasado 15 de abril de 2014 y fue publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León el día 2 de mayo de 2014; es decir, catorce meses después de haber sido autorizada la planta por la Comisión Territorial de Urbanismo, el 21 de febrero de 2013.

Al margen de la ley ambiental

Ecologistas en Acción afirma que todo el trámite ambiental se realizó para justificar el proyecto aprobado sin amparo legal ambiental. Puesto que la autorización ya estaba concedida hubo que justificar su viabilidad y legalidad ambiental, y la declaración ambiental fue favorable. En caso contrario la Junta tendría que haber revocado su propia autorización con indemnización de los perjuicios causados a la empresa.

Ecologistas en Acción de Segovia considera que se ha vulnerado la esencia del procedimiento ambiental, pues este ha de preceder siempre a las autorizaciones.

Además, la Confederación Hidrográfica del Duero tras llevar a cabo en septiembre de 2017 un estudio sobre inundabilidad, ha comprobado que la ubicación elegida por la planta se encontraba parcialmente en zona inundable y ha obligado a modificar el emplazamiento de las instalaciones dentro de la parcela, tras la caducidad de la autorización anterior.

A día de hoy y durante un mes sigue abierto el plazo de alegaciones en el nuevo procedimiento de autorización del proyecto abierto por la Confederación mediante anuncio publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Segovia de 19 de enero de 2018.

Ecologistas en Acción ha recurrido ante los Tribunales la autorización con base en estos motivos, pues considera que la planta puede ocasionar daños irreversibles en el río Voltoya, en las aguas y en el entorno protegido de sus riberas.

Ecologistas en Acción se opone a la instalación de dicha planta y ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Duero que deniegue la nueva autorización para ocupar la zona de policía del río con la planta de compostaje por los graves riesgos que conllevaría en el futuro.




Visitantes conectados: 316