El PSOE adjudica contratos a empresas sucias y caras

El gobierno municipal adjudica dos contratos de recogida selectiva de residuos y suministro de electricidad a empresas cuyas ofertas son más sucias y caras.

Ecologistas en Acción denuncia la adjudicación de dos contratos: uno de recogida selectiva de residuos y otro de suministro eléctrico en condiciones de falta de transparencia y con criterios dudosos. El contrato de recogida selectiva de residuos se adjudica a la empresa FCC (matriz de Aqualia) aunque la empresa GSA ofrecía una oferta más ecológica. El contrato de suministro de electricidad municipal se adjudica a ENDESA la empresa más contaminante de España aunque otra empresa (Aurora) ofrecía una oferta más económica. Esta situación pasa desapercibida por la falta de transparencia y de participación ciudadana.

Recientemente se ha conocido que la Junta de Gobierno municipal en Sanlúcar adjudicó en noviembre del año pasado un contrato para la recogida selectiva de residuos, a las empresas Fomento de construcciones y contratas (FCC, la matriz de Aqualia) y Althenia (ambas multinacionales). La oferta seleccionada va a emitir unos 21.000 kg más de dióxido de carbono al año que la oferta alternativa de la empresa GSA. También se ha adjudicado el contrato de suministro de electricidad para el alumbrado público, de colegios y de locales municipales a ENDESA, la empresa más contaminante de España, a pesar de que la oferta alternativa de la empresa Aurora era más económica. Además el contrato se hace, no sobre la oferta de la empresa, sino sobre la licitación municipal muchísimo más cara. Por un importe de, nada menos que, 4 millones y medio de euros en dos años.

Esta información puede verse en la web municipal (apartado perfil del contratante, y no en las actas de la Junta de Gobierno que no están en la web), donde aparece una información técnica y resumida de los contratos que es muy difícil de entender y sobre la que surgen numerosas dudas. Sin embargo, en el último pleno, en el que además se aprobó una moción, propuesta por IU y PSSP, referente a la recogida separada de la materia orgánica, el gobierno no hizo ningún comentario sobre las mencionadas adjudicaciones y se abstuvo en la votación sobre la recogida selectiva de la materia orgánica.

La anterior situación refleja la forma antidemocrática y opaca en la que gobierna el PSOE en Sanlúcar. El gobierno municipal adopta estas decisiones en las Juntas de Gobierno, a las que no puede asistir ningún ningún concejal de la oposición. El gobierno municipal tampoco rinde cuentas ante la oposición en los plenos, en los que nuestros gobernantes aparecen como objetores a la democracia, sin prácticamente tomar la palabra. En estas precarias condiciones, a las/los concejales de la oposición les es muy difícil cumplir adecuadamente la misión de control del gobierno que la ciudadanía les ha encomendado.

Y no digamos nada sobre los Consejos Locales de Participación Ciudadana, que no se reúnen en su mayoría desde hace 7 años. Las mociones aprobadas en los Plenos del Ayuntamiento se amontonan sin llegar a ejecutarse: se sigue utilizando glifosato en la ciudad, el pinar de la Dinamita permanece desprotegido, no hay medidas contra el Cambio Climático, no se han iniciado las gestiones para instalar medidores de contaminación atmosférica...

Según la plataforma social Dyntra, el ayuntamiento de Sanlúcar ... solo publica 4 de 152 indicadores posibles de transparencia, por lo que le adjudica la pésima nota de 0,5 sobre 10, colocándolo a la cola de Andalucía (en el puesto 103 de 115 municipios analizados). En la web del ayto no hay información sobre temas medioambientales: depuración, residuos, consumo eléctrico..., económicos: nóminas de los concejales y de cargos de confianza, lista de puestos de trabajo, no se publican los procesos de selección de personal, ni las condiciones de trabajo ni los convenios…

La calidad de la democracia se construye día a día y no depende esencialmente del presupuesto sino de la actitud de las personas. Todavía recordamos a Irene García Macías, actualmente presidenta de la Diputación provincial y Secretaria general del PSOE en Cádiz, en la campaña de las elecciones municipales del 2007. Entonces, una de sus promesas estrella fue llevar la transparencia y la democracia participativa al Ayuntamiento de Sanlúcar. ¿A dónde fueron aquellas promesas?.




Visitantes conectados: 350