Limitaciones en el uso del alumbrado navideño

En diciembre, las calles de nuestra ciudad ya están decoradas con el
tradicional alumbrado navideño. Más allá de lo que puedan gustarnos estos
adornos, desde Ecologistas en Acción queremos llamar la atención
sobre el derroche energético que supone este tipo de ornamentación en
nuestras ciudades. Nos abruma pensar la cantidad de energía que puede llegar
a consumirse de un modo tan superfluo en todo el planeta durante estas
fechas. Y es que aunque los recibos de la luz los paga cada ayuntamiento, la
factura medioambiental en forma de cambio climático, lluvia ácida y
contaminación la paga todo el planeta.

Pensamos que el mejor regalo de Navidad que el Ayuntamiento puede hacer a
los sanluqueños y a la ciudadanía global, es reducir este absoluto despilfarro
energético. Es un derroche de luz, un lujo que sólo podremos permitirnos en
los países enriquecidos mientras la mayoría de la humanidad siga viviendo
completamente a oscuras. Desde Ecologistas en Acción lanzamos una
propuesta concreta al Equipo de Gobierno de Sanlúcar, y desde aquí lo
hacemos extensivo al resto de los municipios gaditanos, a los grupos políticos en él representados y en general, a toda la ciudadanía:

"Reducir a no más de 18 días el alumbrado navideño, procurando también
limitar a 4 el número de horas que este permanece encendido", actualmente se enciende desde las 19 de la tarde hasta la 1 de la madrugada. Los días de mayor afluencia de público se corta el suministro sobre las 5 de la madrugada.

Si continuamente se pide que en nuestras casas sólo utilizamos la luz que
necesitamos, por qué no vamos a hacer lo mismo en nuestras ciudades.

Podríamos invocar el Protocolo de Kioto para legitimar nuestra
reivindicación, pero preferimos apoyarnos sólo en el sentido común. Pequeñas
medidas como esta suponen un importante beneficio para el medio ambiente,
sin suponer ninguna perdida de la calidad de vida para nadie.
Por último, también es importante utilizar el transporte colectivo, con lo que no sólo se ahorra energía sino que se evita la contaminación acústica y atmosférica.




Visitantes conectados: 191