Enterramiento de balsas de alpechín en Sierra Elvira

Se advierte a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir sobre los posibles daños que puedan sufrir los acuíferos, pues se trata de un terreno muy permeable y se han enterrado millones de litros de alpechín reconcentrado de muchos años.

El hecho de que aparezcan aguas subterráneas contaminadas, como en la Raja Santa, no debe extrañar ante actuaciones como ésta. Dos balsas de más de una hectárea cada una de superficie, antigua propiedad de la empresa de aceites JIIMENA, están siendo enterradas por toneladas de tierra y bastantes escombros, que cada día llevan cientos de camiones al lugar. La balsa superior (que se encuentra a escasos metros del yacimiento arqueológico de Medina Elvira) ya ha desaparecido enterrada y la balsa inferior está a punto de desaparecer bajo tierra.

Hemos solicitado que se retire el alpechín que aún queda en la balsa inferior para evitar que haya más cantidad que se filtre, y exigimos responsabilidades por esta actuación.

No se comprende como en una época que se anuncia como de continuas sequías se puede poner en peligro la calidad del agua subterránea, que debería ser considerada como un bien estratégico ante la situación que se avecina.

También se ha preguntado al Ayuntamiento de Atarfe que explique cómo encaja esta modificación del paisaje en su planeamiento territorial y qué fin pretende con esta actuación, que ha cambiado completamente el paisaje en el entorno de un yacimiento arqueológico declarado ya Bien de Interés Cultural.




Visitantes conectados: 290