El Campo de Gibraltar genera residuos por encima de la media

En el Campo de Gibraltar se producen 500-600 toneladas de basuras domiciliarias diarias. En temporada alta (verano y navidades) se llega hasta las 700 toneladas/día. La producción media es de 1,4 kg por habitante y día y lejos de disminuir tiende a crecer de 2 a un 4% todos los años.

Lo que resulta curioso y dramático, es que la media en el resto de España es de aproximadamente 1 Kg. de basura por habitante por día. Esto significa que la situación en el campo de Gibraltar es atroz; el consumo tiende a disminuir cuando aquí la predisposición es al aumento.

Con ello, se ve reflejado un grado de conciencia mínimo en referencia al consumo, y se demuestra que las campañas educativas (entre otras cosas) están fallando, lo que convendría revisar para adecuar a los hechos.

Cada vez se generan más envases y residuos de envases. De hecho sólo llegar del supermercado y llenamos una bolsa de basura, solo de los embalajes superficiales que tienen todos los productos.

Habría que atacar sobre todo a las grandes superficies para que no derrocharan tantas bolsas, cajas, etc...y a las fábricas para que prescindan de tanto envase que no sirve para nada, únicamente para tirarlo a la basura nada más llegar a casa. Y, sobre todo, que se cumplan las directrices que marcan las cuatro “R” en todas las directivas de residuos: Reducción, Reutilización, Recuperación y Reciclaje.

A parte del enorme consumo de energía, petróleo, etc... que se necesitan para producir tanta materia prima virgen y que se traduce irremediablemente en contaminación, nos encontramos después de que esta materia tiene una vida útil francamente corta. Habría que incentivar el consumo de vidrio para los alimentos y bebidas y no tantos envases de plástico, ya que la producción de plásticos es muy, muy contaminante y se necesita mucho petróleo.

El vidrio proviene de la misma naturaleza y se puede reciclar infinitas veces. El plástico es un material ajeno a la naturaleza, muy contaminante. La mayoría de los plásticos no se destruyen nunca, de forma que si los tiramos a algún sitio, pueden permanecer allí hasta 10.000 años. Tienen unas posibilidades finitas de reciclaje. La mayoría sólo una vez.

Un tema bastante preocupante en la comarca es el de las pilas. No existen sistemas de recogida de pilas usadas ni gestores autorizados que las retiren y las almacenen en depósitos que garanticen que estas no contaminen. Que yo sepa sólo el municipio de Los Barrios recoge las pilas usadas y tienen contenedores para éstas en los establecimientos públicos y privados. Por lo que mucho me temo que las pilas usadas van a parar a la basura.

Otro tema interesante sería proponer puntos limpios en todos los municipios donde los ciudadanos pudieran depositar de forma controlada aparte de las pilas el aceite usado, las pinturas, lacas, medicamentos caducados, neumáticos usados o cualquier residuo que no fuera susceptible de reciclarse y que pudiera resultar contaminante o peligroso en un vertedero.

Cada vez se producen más residuos eléctricos y electrónicos. Es interesante resaltar que se generan muchísimos residuos que antes no existían. Por ejemplo, las cantidades de Cd’s que se tiran a la basura son cada vez más grandes y llegará un momento que se tendrán que reciclar. No existe recogida y reciclaje de este tipo de residuos. Sin embargo, tienen muchos componentes valiosos y pueden ser reutilizados o transformados en otros materiales.

Tenemos que tomar conciencia de que producimos mucha basura, muchísima, que la naturaleza tiene unos recursos de materiales finitos que estamos esquilmando con tanto consumo y que cada vez que tiramos más cosas que pueden servir para otros uso, o sencillamente porque nos cansamos de las cosas cuando aún se pueden seguir usando.

Es la conciencia que habría que inculcar en los colegios, por ejemplo. También los Ayuntamientos podrían lanzar campañas en este sentido, por ejemplo, a través de almanaques que nos indicasen los puntos limpios o sencillamente con mapas del pueblo que nos señalen donde están los contenedores de recogida selectiva (papel-cartón, vidrio, ropa, etc...) e incentivando a la población a usarlos. Existen muy pocos contenedores de recogida selectiva, (algo que también podríamos criticar) y estos están por lo general muy alejados de los bloques de pisos.




Visitantes conectados: 380